PSICOLOGíA › LA ERA DE LAS MUJERES POST FEMINISTAS

La femineidad sin complejos

 Por Jacques Alain Miller *

La elección de Sarah Palin es un signo de los tiempos. En política, la enunciación femenina está llamada, en lo sucesivo, a dominar. Pero, ¡atención! No se trata ya de las mujeres que se abrían paso a codazos tomando de modelo a los hombres. Entramos en la era de las mujeres post feministas, que, sin vacilar, toman la piel de los hombres políticos. La transición fue perfectamente visible durante la campaña de Hillary: ella empezó jugándola de comandante en jefe, y eso no marchó. Entonces, envió un mensaje subliminal que decía algo así como: "¿Obama? No tiene nada en los pantalones".

Enseguida volvió a subir pero demasiado tarde. Sarah Palin toma el relevo pero, 15 años más joven, es feroz de otra manera, ella maneja el sarcasmo femenino con una naturalidad incomparable, castra abiertamente a sus adversarios machos, y con un franco júbilo, mientras que los desdichados no dicen esta boca es mía: ellos no saben atacar a una mujer que juega su femineidad para ridiculizarlos y reducirlos a la impotencia. Por el momento, una mujer que arroja la carta "castración" es imbatible.

En Francia, pudo verse a Ségolène llevar a cabo la operación "castración" sobre Fabius y Strauss Kahn pero luego, para dar una imagen de madona, descuidó a Sarkozy, quien supo pintarla como una molestia evaporada. En cuanto a las Martine Aubry o Michèle Alliot Marie, se trata del antiguo modelo.

¿Cuál es precisamente la diferencia entre las mujeres de estas dos épocas? Las primeras imitan a los hombres, respetan el falo, y hacen como si lo tuvieran. Las nuevas saben que no es más que un semblante, no lo toman en serio: es la femineidad sin complejos. Una Sarah Palin no hace alarde de ninguna falta, no tiene miedo de nada, pare niños mientras maneja un fusil, se presenta como una fuerza que avanza, "un pitbull con lápiz labial".

¿Obama ya ha perdido? Al no elegir a Hillary como compañera -a instancias de su esposa, de la que se dice que es también muy pitbull , ha abierto un camino a McCain, quien se precipitó en él.

Gracias a Palin, McCain volvió a la competencia. Sarah apasiona a América, aporta un nuevo Eros a la política. Si Obama gana, ella tiene las mejores oportunidades de ser su retadora en 4 años. Si es McCain, Hillary será su adversario número uno. En todos los casos, una nueva raza de mujeres políticas acrecienta su potencia.

* Psicoanalista. Traducción de Ana Ruth Najles. Secretaría de Internet del Directorio de la EOL: Responsable Carlos Vilaseca. Publicado en el N 1878 de "Le Point", antes de las últimas elecciones en Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.