CIUDAD › LANZAMIENTO OFICIAL DE LA CANDIDATURA DE MóNICA FEIN A LA INTENDENCIA DE ROSARIO

Para demostrar que "sí, la mujer puede"

La candidata repasó los logros de las gestiones de Lifschitz y Binner al frente de la Municipalidad y sus críticas tuvieron un destinatario, Cavallero, a quien
sin mencionarlo, le enrostró su paso por el menemismo en los '90.

 Por Guillermo Zysman.

"En Rosario, el futuro tiene nombre de mujer", pronosticó ayer Miguel Lifschitz al presentar a Mónica Fein como su candidata a sucederlo en la intendencia. "Esta ciudad no vuelve atrás, el cambio continúa", arengó la legisladora en su lanzamiento formal hacia el Palacio de los Leones ante más de tres mil personas en el gimnasio del club Provincial. Apuntalada por Lifschitz, Hermes Binner, Antonio Bonfatti, Raúl Lamberto y Manuel Sciutto en el escenario, Fein se mostró como la única candidata del socialismo, aunque lejos de la unidad partidaria: en el acto no hubo un sólo referente del sector de Rubén Giustiniani, pese a que Miguel Zamarini bajó su candidatura bajo esa lógica. Más aún: la diputada no mencionó siquiera al espacio que lidera el senador y se limitó a repasar los logros de las gestiones de Lifschitz y Binner al frente de la Municipalidad. Sus críticas tuvieron un destinatario: Héctor Cavallero, su potencial rival en las generales de julio, a quien sin mencionarlo, le enrostró su paso por el menemismo en los '90.

El gimnasio de Provincial tuvo una composición heterogénea: la casi totalidad de los gabinetes provincial y municipal, legisladores, militantes históricos del socialismo, de los partidos que sellaron un acuerdo con el binnerismo en la interna del Frente Progresista, dirigencia barrial y hasta la Federación Tierra y Vivienda que a nivel nacional lidera Luis D'Elia. Su principal bandera llevaba dos rostros emblemáticos: el de Eva Perón y el Che Guevara.

Fein fue la primera en ingresar al estadio. Una lluvia de papelitos la acompañó mientras sonaba Vilma Palma y las pantallas reproducían el video institucional de Rosario. La siguieron los otros oradores quienes cedieron protagonismo ante el lanzamiento de la diputada nacional.

Manuel Sciutto, primer candidato a concejal del oficialismo municipal destacó la necesidad de votar una lista en sintonía con el Ejecutivo. Un un mensaje para restarle votos a la boleta que encabeza Zamarini.

Como aspirante a la gobernación, Antonio Bonfatti hizo un esfuerzo por focalizar su discurso en lo municipal aunque lo mechó con estadísticas provinciales. "Esta es una nueva ciudad que no quiere ni volver al pasado ni empezar de cero", planteó mimetizado con su propio slogan.

El discurso más encendido de la noche fue el de Lifschitz. Aclaró que no iba a hablar del pasado, de sus ocho años como intendente, repaso que reservó para esta mañana cuando inaugure por última vez las sesiones del Concejo. "Hoy vengo a hablarles de nuestra propuesta para el futuro", apuntó tras lo cual se deshizo en elogios hacia Fein. "Tiene experiencia, trayectoria política, formación, militancia, capacidad de diálogo, sensibilidad social y gestión", enumeró.

Sobre el final cargó de ideología sus palabras. "Nosotros no somos progresistas ahora porque está de moda, lo fuimos siempre, incluso en los '90 cuando muchos acompañaban el desguace del Estado y hoy se dicen progresistas", disparó para después pronosticar la llegada de una mujer al despacho principal del Palacio de los Leones.

Binner recordó el desempaño de Fein en el Instituto del Alimento y en la creación del Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) en sus gestiones municipales. Luego llamó a votar por los candidatos que lo acompañaban en el escenario cuyas fotos estarán en la boleta única. "La mía no estará, pero si mi hombro para apoyar", dijo a modo de despedida. Fein comenzó su alocución con una encendida defensa de género. "Que ésta candidatura sirva para decirle a nuestros hijos, sí la mujer puede", planteó tras lo cual propuso un viaje imaginario por la ciudad -como lo había hecho su rival interno Jorge Boasso- para repasar las transformaciones urbanas en salud, servicios públicos, vivienda, cultura y promoción social. Sobre el final lanzó: "La fuerza del cambio continúa, esta ciudad nos pertenece y no vuelve atrás. Sigamos juntos". Una ovación y miles de papelitos la despidieron.

Compartir: 

Twitter
 

Apuntalada por Lifschitz y Binner, Fein se mostró como la única candidata del socialismo.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.