PSICOLOGIA › RICARDO SELDES, PRESIDENTE DE ENAPOL, ADELANTA LOS TEMAS DEL ENCUENTRO

Presente de real encabritado

El psicoanalista de orientación lacaniana se refiere al cuerpo en el análisis, pero también a la presencia del analista, al modo de Las Meninas, de Velázquez. Un Encuentro Americano de profesionales que comparten una orientación clínica.

 Por José Manuel Ramírez*

El viernes 22 y el sábado 23 se realizará en Buenos Aires el VI Enapol, Encuentro Americano de Psicoanálisis de la Orientación Lacaniana, bajo el título "Hablar con el cuerpo. La crisis de las normas y la agitación de lo real", y el XVIII Encuentro Internacional del Campo Freudiano. Ricardo Seldes, presidente del VI Enapol, miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, habló con Rosario/12 del Real encabritado de la época actual.

--¿Cuál es la significación del Encuentro?

--Tenemos la chance de producir eso, un encuentro entre colegas que trabajan en lugares tan lejanos de toda América y en situaciones tan diversas, algunas de máxima dificultad social. Es una comunidad que comparte una orientación clínica y epistémica que es la orientación lacaniana, una sola orientación que existe por el esfuerzo y el trabajo de Jacques﷓Alain Miller desde hace 30 años para asegurar la renovación de la práctica psicoanalítica, y al mismo tiempo sostener sus fundamentos.

-﷓Usted habló de "presentar el cuerpo" en la convocatoria. ¿Qué lugar se da al cuerpo en este momento histórico del psicoanálisis?

--Fue al iniciar esta exploración del misterio del cuerpo que habla. Explicar mi chiste es revelar de qué elementos está compuesto: es la comunidad que "pone el cuerpo" en esta investigación; es también ubicar el momento del encuentro entre el cuerpo del analizante y el del analista en las entrevistas preliminares y su transformación; es lo que Lacan llama la presencia del analista en los momentos silenciosos de la sesión; y agregaría que poner el cuerpo es implicar la referencia de Lacan de que es el cuerpo el que da consistencia al ser hablante, ese cuerpo que habla a veces de un modo silencioso, sin palabras en contra de cualquier efecto de comunicación. Es la dimensión freudiana de lo pulsional, la relación del cuerpo y el decir, de los cuerpos habitados por un real incomprensible.

-﷓La crisis de las normas es un hecho actual y podríamos decir mundial. ¿Qué efectos en el mundo y en el psicoanálisis produce esa crisis?

--Quizás los efectos más contundentes sea el encontrarnos con sujetos que buscan grupos de similares para encontrar una identidad. Es un fenómeno mundial. Son supuestas identificaciones que tomarían como esencial el modo de gozar imaginado como universal. Nuestra tarea como psicoanalistas no es interrogar a los que nos consultan en función de esa supuesta identificación sino a partir de la pulsión, la que pregunta acerca de lo imposible de cada uno. Es una respuesta necesaria en una época en la que se pasa del vale﷓todo, al intento de producción de significantes amos para sostener un refuerzo fundamentalista de la tradición. Digamos que el psicoanálisis propone una mutación del goce del síntoma pensado como acontecimiento de cuerpo, del singular.

--¿A qué se llama agitación de lo real, concepto que forma parte de la convocatoria en marcha hacia el próximo Congreso de 2014?

--Como ha recordado Leonardo Gorostiza, Presidente de la AMP, la inspiración del título es la referencia de Lacan en La Tercera cuando dice que lo real se encabritará (se desbocará) por acción de la ciencia y que la misión del psicoanalista -﷓de quien no depende lo real-﷓ será hacerle frente. Para eso, yo agrego, es preciso psicoanalistas que tengan una posición fuerte ante la angustia, lo que de ninguna manera quiere decir intentar eliminarla. Dosificarla me sigue pareciendo la mejor expresión.

--Si, como destaca J.﷓A. Miller, está el analista en el cuadro clínico (como en el cuadro Las Meninas), ¿qué relación del analista al cuerpo sintomatizado, dolorido del analizante?

--El analista está presente pero como el pintor se encuentra en "estado de ausencia". Lacan ha dialogado con Foucault sobre el tema en el seminario 13. El misterio de este cuadro, hay un misterio como el del cuerpo hablante, es que el pintor sólo puede verse en el instante en el que está en pausa. Si no fuera así, no lo veríamos, estaría oculto en la tela, detrás del espejo. Ha dado unos pasos para atrás para mirar a su modelo, y/o al espectador. Cuando retome la pintura volverá a desaparecer detrás de la tela y volverá a ser invisible para nosotros.

--¿Y qué decir de las transformaciones del cuerpo en la actualidad?

--El cuerpo es sumamente sensible a las leyes del mercado, las del consumo, que siempre tiene el lema de exigir lo nuevo. Los cuerpos no escapan a eso cuando lo que vemos es que hay catálogos en internet que permiten elegir cómo modificarlos, mejorarlos aunque a veces se produzca un efecto paradojal que requiere más y más intervenciones. Trabajaremos sobre esto.

--¿Qué expectativas tiene sobre Enapol?

--Muchas, ya contamos con más de 1500 inscriptos. La mayoría de ellos tendrá algún tipo de intervención o ha colaborado en el trabajo preparatorio para asegurar la calidad clínica e investigativa del ENAPOL. Y todavía aguardamos los resultados de las conversaciones que se producirán en esos días de trabajo intensivo.

*Psicoanalista. Responsable edición Página de Psicología Rosario12.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Seldes apuesta a renovar la práctica psicoanalítica, sosteniendo sus fundamentos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.