PSICOLOGIA › SIGUIERON LAS INDAGATORIAS A GENOCIDAS POR LA MASACRE DE ONCE MILITANTES EN SANTA FE

Los fusilados del movimiento villero

La causa se conoce con el nombre de una de las víctimas, Nilda Elías, una de las líderes del Movimiento Villero Peronista que fue fusilada en el barrio Santa Rosa de Lima, en abril de 1977. Había 14 represores involucrados, dos murieron y 8 están detenidos.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El juez federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez completó esta semana la segunda tanda de indagatorias en una causa que investiga la masacre de once militantes políticos y el secuestro y torturas de otros cuatro, entre octubre de 1976 y abril de 1977. La investigación se activó hace diez días con los pedidos de capturas de catorce represores, aunque después se confirmó que dos de ellos ya habían fallecido y uno zafó por problemas de salud. Ocho de los buscados ya están presos, pero aún hay diligencias judiciales en trámite para lograr la detención de los otros tres, que son militares de alto rango y serán trasladados en las próximas horas a Santa Fe.

Rodríguez indagó a los ocho detenidos, que después fueron alojados en la comisaría 8ª, en el barrio de Guadalupe. Se trata de los comisarios Luis Alberto Bellini, Jorge Alberto Patricio Villalba, Juan Carlos Báez y Rodolfo Antonio Reible; el oficial Raúl Giménez, el suboficial Abel Antonio Romero, el sargento ayudante Carlos Héctor Albornoz y un ex agente cesanteado Rubén Angel Vázquez.

El noveno es el comisario Rubén Orlando Paz, que operaba en el Comando Radioeléctrico, pero zafó de la detención y la indagatoria por su estado de salud. Y los fallecidos, un ex oficial exonerado Néstor Ricardo Acuña y un ex agente Ricardo José Ghirardi.

Bellini llegó a ser jefe de la Unidad Regional I, cuando efectivos a su mando reprimieron a trabajadores bancarios que resistían la venta del Banco Provincial de Santa Fe, frente a la Legislatura, en marzo de 1996. La represión dejó un saldo de tres heridos con balas de plomo y fue uno de los condenaron en 2003.

A lo largo de la semana, el juez Rodríguez indagó a otros cinco imputados que cumplen prisión domiciliaria: el teniente coronel Jorge Roberto Diab (ex subjefe del Destacamento de Inteligencia Militar 1229 y los comisarios Ricardo Ferreyra (ex jefe de la seccional 4ª en 1977, pero que en la causa está imputado por un hecho anterior, en 1976, cuando era subjefe de la seccional 1ª), Juan Calixto Perizzotti (ex coordinador del Area 212), y Roberto José Martínez Dorr (ex oficial del Comando Radioeléctrico).

Mañana, el juez Rodríguez tenía previsto indagar al ex jefe del Area 212, coronel José María González, pero suspendió la audiencia porque éste sigue internado en el hospital Militar, en Buenos Aires.

Los comisarios Bellini, Reible y Paz, el suboficial Romero, el sargento Albornoz y el ex agente Vázquez están acusados de integrar un grupo de tareas del Comando Radioeléctrico que participó en el ataque a una casa en calle Rivadavia 7251, que terminó con el asesinato de tres militantes peronistas: Luis Alberto Fadil, su esposa Alicia Beatriz Ramírez y el compañero de ambos, Mario Oreste Galuppo, el 6 de octubre de 1976. El único sobreviviente fue un bebé de Galuppo. El fiscal Walter Rodríguez imputó a los seis policías como coautores del delito de "homicidio doblemente calificado" y "allanamiento ilegal", en concurso real.

Baez fue acusado por el "homicidio" de otra militante de la Juventud Peronista, Nilda Graciela Peters, el 22 de octubre de 1976. Nilda cayó en una vivienda ubicada en Alvear 5754, de un disparo en la cabeza.

En tanto, Giménez y Martínez Dorr están imputados por su participación en otros dos operativos: uno, el 3 de enero de 1977, en Pedro Ferré al 3300, en el que cayeron la pareja Nora Meurzet y Antonio Mendicute y otro, al día siguiente, 4 de enero de 1977, que terminó con la ejecución de Héctor Marcelo Acoroni ("Pica"), a pocas cuadras de la Universidad Nacional del Litoral. El fiscal sostuvo que hay pruebas y "un estado de sospecha suficiente" para imputar a Giménez y Martínez Dorr por el "homicidio doblemente calificado" de Meurzet, Mendicute y Acoroni.

La causa se conoce con el nombre de una de las víctimas, Nilda Elías, una de las líderes del Movimiento Villero Peronista que fue fusilada en el barrio Santa Rosa de Lima, en abril de 1977, delante de sus tres hijos y de su madre, Otilia Acuña. La investigación incluye los "homicidios calificados" de Elías, Luis Eduardo Goicochea, Nilda Peters, Luis Alberto Fadil, Alicia Ramírez, Mario Oreste Galuppo, Yolanda Rosa Ponti, Nora Meurzet, Antonio Mendicute, Héctor Marcelo Acoroni y Osvaldo Seggiaro y el secuestro y tormentos a Mario Rossler, Eduardo Almada, Cristina Castelví y Reinaldo ("Chino") Benítez, que era la pareja de Ponti.

Compartir: 

Twitter
 

El juez federal Reinaldo Rodríguez activó la causa esta semana.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared