OPINION › SIETE DIAS EN LA CIUDAD

La ignorancia que ofende

Cómo impactará en los candidatos del PRO en Santa Fe el brulote de Miguel Del Sel que aseguró que las chicas pobres se embarazan para cobrar la asignación universal. El último y frenético tramo proselitista de Binner con un cierre a toda orquesta al aire libre y en Rosario. A menos de una semana del 23 de octubre.

 Por Leo Ricciardino

Es probable que miles de santafesinos que el 24 de julio votaron por Miguel Del Sel como gobernador, hoy estén un poquito más críticos de aquella decisión que durante meses ocupó la cabeza de analistas políticos y desafió a los más lúcidos y serios consultores que no pudieron advertir previamente, la catarata de sufragios que cosecharía el humorista. Es difícil imaginar que mucha gente en esta provincia comparta la afirmación de que la Asignación Universal por Hijo que se trasladó a las embarazadas, esté multiplicando los embarazos adolescentes para contar con "esa platita" como dijo el cómico del PRO. El mismo que había hablado de la posibilidad de que los "negritos" de esta provincia se bañen con agua caliente.

El titular del Anses Diego Bossio hizo bien en recordar que no sólo de la mente del mayor chiste político de los últimos años puede salir tal desprecio por los sectores sociales más postergados, ni tanto paternalismo barato puede ser advertido en quienes se proponen como una alternativa política. El mismo senador radical Ernesto Sanz había dicho también en esta provincia que el dinero de las asignaciones universales se iría por la "canaleta del juego y del vicio".

Estas estupideces sin límites ofenden y mucho. Sobre todo a los destinatarios de las ayudas sociales. Ni siquiera los emisores de tales ofensas se preocupan por esconder el profundo desprecio que sienten por esos sectores. La evidente falta de formación de Del Sel hace que muchos crean que en realidad es un "hombre del pueblo", que surgió desde abajo y en base al esfuerzo se transformó en una persona exitosa. Como él tuvo la suerte de hacer ese recorrido, cree en el fondo que sólo con ese esfuerzo se puede transformar la realidad de cada uno. Cree, en definitiva, que la salida es individual y no colectiva. Cree en ese axioma absurdo de que al pueblo "hay que enseñarle a pescar y no darle el pescado", en un país donde se robaron las cañas y las redes y los ríos se secaron por la ausencia de los gobiernos. El Estado debe enseñar a pescar, tratar de proporcionar la caña y mientras tanto darle el pescado para comer. Fomentar cooperativas de pescadores y asociativismo, para seguir con la metáfora. Pero para eso hay que tener planes y, sobre todo, ganarle al hambre. Si no, no se puede pensar en otra cosa.

Muchas veces desde la izquierda se pregona que estas ayudas sociales son la base de un clientelismo que le impide a las clases más postergadas tomar conciencia de que si rechazaran estos subsidios podrían enfrentar al gobierno y transformar la situación en un escenario de revolución que termine por igualar a los hombres y no exista la necesidad de esas ayudas. Es el horizonte ideal, pero lamentablemente el mundo dio muestras de las dificultades de generar ese tipo de sociedades. La realidad marca que el Estado debe hacerse cargo de la situación dada y afrontar con sus recursos la mayor inclusión social posible. Y sobre todo indica que la concepción y aplicación de estas políticas son colectivas. Lo contrario sería esperar a que unos muy pocos tengan una chance entre miles para poder zafar de su opresiva realidad cotidiana. Mientras tanto, hay que poner un plato en la mesa todos los días y cuidar a los niños por nacer concebidos como futuros argentinos en un Estado solidario.

Según los datos brindados por Ansés, la Asignación Universal por Hijo redujo entre un 50 y un 70 por ciento los niveles de indigencia. "En el marco de un gobierno que pudo reducir en un 30 por ciento la brecha entre ricos y pobres", destacó Bossio. La Asignación por Embarazo para Protección Social consiste en una prestación monetaria, no retributiva, que se abona mensualmente a la mujer embarazada desde la semana 12 de gestación hasta el nacimiento o interrupción del embarazo.

Para hablar de la contraprestación en materia educativa de la Asignación Universal por Hijo, hay que decir que se produjo un incremento en la matrícula de los colegios secundarios de todo el país cercana al 20 por ciento. También se incrementaron un 56 por ciento los controles de salud y de vacunación. Seguro que el PRO y Del Sel propondrían que la gente se acercara voluntariamente a los centros de salud más cercanos, para poder cumplir con estas metas.

A una semana

Hermes Binner hará sus mejores esfuerzos para tratar de revertir una tendencia que marcaron las encuestas en las últimas horas. Es una tarea titánica, pero intentará ganar la provincia como candidato a presidente del Frente Amplio Progresista. El gobernador, según se anunció, protagonizará un verdadero raíd de actos en los últimos días incluyendo un cierre al aire libre en el Parque España de Rosario.

Es el candidato presidencial que mayor esfuerzo ha hecho por tratar de consolidar lo que considera la única alternativa viable al kirchnerismo. Binner y el socialismo, más sus aliados del FAP se han encargado de subrayar los matices para no entrar de lleno en la discusión de fondo que pasa por la concepción del rol del Estado. Advertidos de esta situación, los que no quieren ver crecer al candidato y al nucleamiento político se han encargado de tratar de acercarlo al gobierno en sus ideas fundamentales. Eso es lo que llevó al socialista a una sobreactuación de sus posiciones políticas de los últimos días.

Con todo, Binner sabe que trabaja también para el futuro. Cree que de la construcción de una alternativa frentista depende la apertura de un espacio político que pueda suceder al peronismo en el gobierno en algún momento. La malograda gestión de la Alianza tiró esos planes por la borda y el gobernador santafesino sabe que es necesario restaurar la confianza. Por eso avanzó aun sin los radicales, dejó que el partido centenario haga el gasto con sus alianzas proselitistas y prefirió recortar un perfil más claro ante un gobierno que emerge nítidamente en el centro de la escena política.

La suerte del 23 de octubre ya está echada, pero subsisten incógnitas que tienen que ver por un lado con el alcance que tendrá el propio Binner, si de verdad se constituye en el mejor segundo. Y por el otro, establecer la grilla de diputados nacionales por Santa Fe una vez despejados los primeros espacios para el Frente para la Victoria y para el Frente Amplio Progresista. En esa dirección, el brulote de Del Sel ¿ayudará o complicará la suerte del candidato del PRO Vicente Mastrocola? ¿Conseguirá Pablo Javkin su milagro de alcanzar los 40 mil votos que le hacen falta? ¿Hasta dónde podrán trepar las aspiraciones del radical Federico Pezz y las del empresario Carlos Castellani?. Como se ve, algo aún se juega en el tablero santafesino.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.