OPINION

Binner es capaz de todo

 Por Gerardo Rico *

Mientras la Argentina se debate en una dura lucha contra el sistema financiero especulativo y los fondos buitre, el ex gobernador Hermes Binner elige el bando adversario, demostrando que es el candidato de las corporaciones y que la Patria le importa muy poco.

Mientras los argentinos derrochaban felicidad por haber llegado a la máxima instancia del Mundial de Fútbol, Binner se encontraba jugando su propio torneo y, una vez más, lo hacía -y lo hace- de espaldas al Pueblo. Nada le interesa por fuera de una precandidatura que, lo sabe, corre riesgo de quedar trunca a manos de sus antiguos socios de la Alianza Blindada. Juega el certamen de los cipayos, y su camiseta lleva los colores de los fondos buitre.

Binner ya no sorprende, pero indigna. Cuando se conoció el fallo de la Corte Suprema yanqui favoreciendo la posición de los fondos buitre, opinó: "Este resultado es el logro de tanta improvisación y tantos cambios". No es nuevo. Ya el 22 de noviembre de 2012, sobre el fallo del juez buitre Thomas Griesa, se despachó: "Luego de la posición firme de Griesa, debemos hacer otra propuesta de pago, responder a las demandas. Si Argentina no lo hace, realmente no avanzaremos a integrarnos al mundo".

Muchos piensan que son errores propios de la edad. No creo. Binner está viejo, pero no tiene la paz de los abuelos, tiene la maldad de los renegados.

En 2013, cuando Ghana, por pedido de los fondos buitre, embargó la Fragata Libertad, Binner opinó como un traidor a la Patria: "El partido de gobierno en Ghana está dentro de la Internacional Socialista. Le enviamos una carta al partido pidiendo por la Fragata. Ellos nos respondieron que viven en una República y que tienen un país donde la justicia es independiente".

Si aspira a conducir los destinos de la Patria no puede justificar desde el partidismo la sumisión de una republiqueta que se deja apretar por las más abyectas de las corporaciones financieras, y encima comparar esa denigrante dependencia denostando a nuestro país, diciendo que debería seguir su ejemplo.

Enfrentó al gobierno en la asonada de la Mesa de Enlace agrodestituyente, pidió la baja de las retenciones, criticó la Asignación Universal por Hijo, el paso de los fondos previsionales a la Anses y casi todas las políticas públicas de Néstor y Cristina Kirchner. Ahora cuestiona la "impericia" de un equipo gubernamental que está pagando los descomunales negociados que generó la duda que Binner y sus aliados engordaron entre 1999 y 2001. No debería opinar por vergüenza.

Binner, con la camiseta buitre, quiere ver a la Argentina derrotada. Quiere cumplir con los que sus socios le piden. Es la Malinche de su tiempo, la traición vestida de "progresismo" y de "calidad institucional". Binner es capaz de todo, menos de amar a su Patria.

* Miembro de la Mesa de Conducción Nacional del Movimiento Evita y jefe del bloque del mismo nombre en la Cámara baja de la Provincia de Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.