OPINIóN › PANORAMA POLITICO

Los candidatos del gobierno

 Por Pablo Feldman

La rápida respuesta del Gobernador tras el desastre de las inundaciones, le permite a Jorge Obeid continuar sus recorridas por el territorio provincial recibiendo reproches y reclamos que se enmarcan en el terreno de la lógica después de lo acontecido. A diferencia de su antecesor Carlos Reutemann -a quien la inundación de 2003 lo sacó de carrera- Obeid se hizo cargo del asunto, afrontó los costos políticos y dispuso la participación activa del Estado, afectando fondos que seguramente hubiera sido mejor disponerlos antes de las lluvias para la realización de obras de infraestructura que se pondrán en marcha ahora, sin demoras. Esto ocurrió en pleno conflicto educativo, y tal fue el impacto que cuando llegó la solución pasó prácticamente desapercibida.

Tras cartón, y reiterando sus denuncias "estacionales" la camarista Laura Cosidoy apuntó fuerte sobre la policía, especialmente sobre "Drogas Peligrosas", y una vez más Obeid reaccionó con los reflejos de "Nicolino" pasó a disponibilidad al Comisario Monzón -denunciado por la jueza- y anteayer borró de un plumazo a los 35 policías que integraban la unidad. En el interín los sucesos en el IRAR, y la virtual intervención del Instituto de Rehabilitación de Menores como medida inmediata. Tres episodios que revelan que el Gobierno no está esperando llegar a diciembre, sino que da muestra de ejercicio del poder.

Si bien se trató de situaciones conflictivas -que obviamente hubiera sido preferible que no se presentaran- la resolución o en todo caso el rumbo que se ha elegido no recibió cuestionamientos severos. Sin embargo, y en plena campaña, la dirigencia del PJ, especialmente los candidatos, y de ellos el "favorito" de Obeid, Rafael Bielsa, se mantuvieron a distancia.

Fue durante estos días, como nunca, que se vio que Obeid no tiene un candidato, y que la opción Bielsa fue la que menos le complicaba el panorama, pero nunca lo apasionó.

Más aún, el peculiar criterio societario de los candidatos oficialistas ha llevado a que casi nadie salga al cruce de Roxana Lartorre que se lanzó antes de ayer bajo la admonicion de Cristina Fernandez k, sin que nadie le enmiende la plana.

Otro tanto puede decirse las desafortunadas declaraciones de Hermes Binner -que comparó a Roberto Rosúa "con el Maradona actual"- y a las que respondieron desde el obeidismo, que claro está no es lo mismo que el bielsismo. Mas aún, el discurso de Mario Lacava -una de las principales espadas del Gobernador- parece más el del candidato que el que callan Bielsa o Agustin Rossi.

Pero para consuelo de Obeid no parece ser algo personal. Lo mismo sucede entorno al gobierno nacional, con un notorio achatamiento del perfil de Rossi, y una clara voluntad de "despegarse" del ex-canciller de algunas de las políticas que lleva adelante la Casa Rosada, para no hablar de los escándalos que la han sacudido en los últimos días.

¿Esto será así durante toda la campaña?

Las "viudas" de Reutemann le siguen reprochando a Obeid la derogación de la Ley de Lemas -primera promesa electoral del entonces candidato- y hasta serán capaces de cargarle una eventual derrota el 2 de setiembre, apelando a ese absurdo argumento.

El criterio "utilitario" aplicado a la política -como fue intentar incluir a Obeid como primer diputado provincial- suelen aparecer de la "inspiración" de los ya célebres operadores entre los que se destaca Juan Carlos Mazzón. Da lo mismo Santa Fe que Mendoza, "la Sole" -que raro que no la tentaron- que un militante de toda la vida. Y acompañar una gestión o tirar al Gobernador por la ventana. Hay que ver lo que conviene. Y es sabido que no siempre lo que conviene está bien.

Y eso sirve para todos, incluido el propio Obeid, que promediando su segundo mandato, con mayor reconocimiento que el primero, y superando en imagen positiva a Carlos Reutemann, no parece convencido de que lo mejor que le podría pasar a Santa Fe sea que Rafael Bielsa lo suceda en la Casa Gris.

Eso no quiere decir que de lo que hay, sea lo que prefiere. Significa que después de tres lustros de "sociedad política exitosa" -tal como el Gobernador definió su vinculo con Reutemann- haya tenido que aceptar esa oferta que no provino del peronismo santafesino sino de una "utp" (unión transitoria política) para "importar a quien dos años atrás fue candidato en Capital Federal, y terminó tercero.

Sea cual fuere el resultado de setiembre, Obeid -que es ferviente creyente- debe estar pensando aquello de que "en el pecado está la penitencia".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.