OPINIóN › PANORAMA POLITICO

Parecido pero diferente

 Por Pablo Feldman

Lo que alguna vez fue la "transversalidad" aparece ahora presentado como "concertación" desde el gobierno, o "frente cívico" desde la oposición. Con el agregado, en estos tiempos que "el progresismo" se siente cómodo en uno u otro lado del mostrador.

Salvo en la Capital Federal y en alguna provincia de poca relevancia en el mapa electoral nacional, donde los candidatos de la derecha aparecen con chances, en el resto del país las opciones ganadoras se presentan con críticas hacia "los 90", con el modelo privatizador y convertibilidad incluida. Y son prácticamente los mismos hombres, un poco más viejos, y naturalmente algunas excepciones que no hace falta personalizar porque no ha pasado tanto tiempo.

Si algún lector se despertara de un coma después de 4 años, tranquilamente podría aceptar que Jorge Telerman es el candidato oficialista, o que Daniel Filmus hizo una alianza con Elisa Carrió. Que los socialistas se sumaron al gobierno, o todo lo contrario, que los socialistas se fueron del gobierno.

Lo que no resultaría tan sencillo es ver que Daniel Scioli se mudó de Capital Federal -donde era "número puesto"- a la provincia de Buenos Aires, de la cual es senadora Cristina Fernández, la misma que fue representante de Santa Cruz antes de que nuestro elector cayera en coma.

En Santa Fe, hay un reciclaje político impresionante, sobre todo de los productos reutemenemistas que durante la gestión del ex-piloto de fórmula uno vendieron todo lo que pudieron y lo que no pudieron se lo dejaron "en venta" a Jorge Obeid.

La semana pasada estuvo signada otra vez por Roxana Latorre. En esta oportunidad la senadora -cuyos proyectos sigue firmando también el Lole- le apuntó a Rafael Bielsa y le disparó con munición gruesa. Lo acusó de haber tenido "un cargo político y no técnico, como dice él" durante la dictadura del genocida Jorge Rafael Videla. Y advirtió que "voy a contestar cada vez que se me agreda", y parece haberle dado algún resultado porque ya nadie volvió a hablar de ella.

La semana anterior, Latorre había quedado bastante descolocada después de unas declaraciones de su antigüo jefe que no sólo "despegó" de la candidatura de su colega, sino que puso en duda el "apoyo" de Cristina que Latorre dice tener.

En ese sentido, el acto de Mendoza no fue lo que se esperaba, apenas una foto de CFK y Julio Cobos, con Kirchner en el centro. Pero para el santafesino que subió al avión presidencial, está "casi cerrado que va a ser Cristina".

Agustín Rossi fue uno de los cuatro viajeros además del gabinete y así como en la primavera pasada el Tango 01 fue el escenario para que Jorge Obeid pusiera en autos al Presidente sobre la idea de "Bielsa Gobernador", esta vez -casi nueve meses después- no hubo por parte de Kichner ni siquiera un gesto de acercamiento hacia quien fuera su Canciller y que en ese viaje a España se lo habían presentado como "el candidato". Por entonces, Bielsa se entusiasmó porque le prometieron que no habría internas. Inclusive llegó a decir que "el Presidente daría una señal clara". Eso nunca llegó y ahí está el hermano del DT de la selección tratando de conocer la mayor cantidad de localidades posibles de la provincia en la que le tocó nacer.

Si nuestro lector -el del coma profundo- se interesa por la interna del Frente para la Victoria, le costará creer que entre el canciller que alcanzó a ver y el ex-concejal Rossi casi no hay diferencias -según las encuestas- y que el "Chivo" fue el único que anteayer subió al avión.

Y seguramente se preguntará qué pasó con "la esperanza blanca", es decir: Carlos Alberto Reutemann que no será candidato a nada.

Si en cambio, se interesara por la interna del Frente Cívico, verá que ahora el principal aliado de Elisa Carrió en las filas socialistas es Rubén Giustiniani, quien se ocupó personalmente -antes del coma profundo del lector- de romper la alianza que Hermes Binner había tejido pacientemente y que se terminó de deshacer con la presentación del proyecto de "despenalización del aborto" por parte de Giustiniani, un tema que ya no parece distanciarlo de Lilita.

Pero para ser justos habría que decir que Carrió ordenó se apoye a Binner "sin pedir nada a cambio" aunque Carlos Comi "pide" que al menos no le "mejicaneen" los proyectos.

En esta coalición, aparecen enfrentados dos sectores que fueron más que "socios" antes del desmayo de nuestro lector: La UCR que gerencia todavía Juan Carlos Millet, y el PSP que tenía como habilitado a Eduardo Di Pollina. Uno va a ser candidato a vice de Alicia Tate, y el otro -en la lista contraria- en la nómina de diputados provinciales.

Por último, y para terminar de sorprenderse, el lector recuperado podrá ver que después de cuatro comicios y más de tres lustros, los santafesinos van a las urnas sin la promiscua Ley de Lemas. Algo que el candidato Jorge Obeid había prometido durante su campaña, y que cumplió al pie de la letra.

En Santa Fe las alternativas se distinguen por la trayectoria y credibilidad de los candidatos. No hay contrastes -como otrora- entorno a temas económicos, derechos humanos, justicia, y otros temas que años atrás dividían las propuestas. La "transversalidad" que no se plasmó en alianzas, puede aparecer de facto, el "cruce" de votantes que va a producirse en las internas abiertas permitirá analizar cual será el eje electoral en Santa Fe.

Sin que haya una brecha ideológica insalvable, es probable que la praxis sea la que defina. Más que lo que hay que hacer, será cómo se va a hacer, y allí el discurso pesa, pero mucho más los hechos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.