UNIVERSIDAD › UNIVERSIDAD INVESTIGAN LOS CAMBIOS Y TRANSFORMACIONES TERRITORIALES DEL CORDóN METROPOLITANO

El tan ancho y cercano oeste rosarino

El estudio de la Facultad de Arquitectura de la UNR indica que los cambios demográficos y las nuevas modalidades de urbanización dispersas inciden de manera directa en la configuración de una nueva estructura y demandas de la zona.

 Por Silvana Di Stéfano*

Una investigación de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) estudia los cambios y transformaciones territoriales del cordón oeste metropolitano de la ciudad de Rosario en los últimos 10 años, dentro del proceso de suburbanización de Funes y Roldán. El estudio indica que los cambios demográficos y las nuevas modalidades de urbanización dispersas inciden de manera directa en la configuración de una nueva estructura físico﷓funcional que relaciona a Rosario con este cordón, incorporando nuevas demandas de viviendas y servicios terciarios. El proyecto pertenece a la arquitecta Alejandra Parussini del Centro Universitario de Investigaciones Urbanas y Regionales de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la UNR, quien explicó que "las aglomeraciones urbanas de la actualidad, como lo es la extensión metropolitana de la ciudad de Rosario, han integrado espacial y comunicacionalmente a las ciudades próximas mediante un proceso de transformación territorial caracterizado por la expansión urbana dispersa, impulsada por los cambios de la vida moderna, la movilidad y las pautas de consumo".

Según la investigadora, Funes y Roldán "se consolidan como centros residenciales y de servicios, en un escenario de crecimiento especulativo y aprovechando tanto la alta calidad ambiental persistente como la buena accesibilidad a Rosario, ofreciendo a la población rosarina un lugar de esparcimiento, de recreación y de descanso debido a sus condiciones naturales y su gran forestación". En este marco, la arquitecta indicó que estas particularidades convierten al cordón en "un territorio de cambios, el cual necesita de investigaciones tanto locales como de investigaciones más pertinentes, para su comprensión y para la formulación de posibles planes, lineamientos, o normativas urbanas".

Las expansiones urbanas de la ciudad de Rosario comenzaron a principios de los años 60 y se intensificaron en los años 90. La investigadora recordó que "estas localidades de la zona sur de la provincia de Santa Fe fueron fundadas por el Ferrocarril Central Argentino; Roldán, como parte de la Compañía de Tierras, y Funes, como resultado de negociaciones entre terratenientes locales y el paso del ferrocarril. Fueron partícipes del tendido ferroviario que conectaba Rosario con Córdoba, siendo originalmente pueblos de recreo o de segunda residencia de la región".

Actualmente, las ciudades siguen experimentando un proceso de suburbanización. Una de las premisas de la investigación fue abordar los factores por los cuales se produjo este proceso. Entre ellos, Parussini destaca "las sucesivas operaciones inmobiliarias, en donde se compraba la tierra a precios relativamente baratos y sin infraestructuras, o así también, a partir de la incorporación de las nuevas urbanizaciones de tipo cerrado, las cuales ofrecían un tipo particular de loteos con equipamientos e infraestructuras simultáneas, que de igual modo nos trae aparejado la insinuación del modelo de unidades vecinales".

Como consecuencia de esta situación, estas ciudades han ido extendiendo sus plantas urbanas y transformando así su fisonomía urbana original, "subdividiendo por un lado grandes parcelas forestadas para obtener mayor cantidad de lotes, y por el otro parcelando áreas rurales para constituir nuevos loteos, que fundamentalmente fueron efectuados para lograr mayor rentabilidad para la venta especulativa", precisó la investigadora.

Para Parussini, otro de los aspectos de la suburbanización fue el mejoramiento de la vinculación de Funes y Roldán con Rosario, mediante diferentes vías de comunicación, como avenidas, rutas y autopistas. "Muchos sectores medios y altos de la población rosarina se trasladaron a vivir allí en los últimos años, otorgándole a las localidades las características de verdaderas ciudades dormitorios dentro de la región, relacionándose por sus actividades laborales, principalmente con la ciudad de Rosario", agregó la investigadora.

En ese sentido, la investigación indica que la suburbanización en las ciudades se plantea como el patrón de desarrollo urbano de las metrópolis actuales, el cual ha modificado la idea de ciudad compacta tradicional y multifuncional, para materializarse en ciudad dispersa. "La dinámica urbana actual demandante presenta nuevas competencias y roles hacia las ciudades que la integran, en donde cada una emprende la tarea de poder subsistir e integrarse de manera acorde a la absorción de la gran metrópoli", explicó Parussini, para luego agregar: "Es por eso que las ciudades en cuestión manifiestan nuevas modalidades de extensión urbana, modificando su idea de ciudad y sus instrumentos de ordenación urbanística, para poder absorber las nuevas demandas metropolitanas". Por otra parte, la investigadora remarcó que este proceso de suburbanización "estuvo fomentado por diferentes modalidades de gestión municipal y nuevos instrumentos de ordenación urbana, destinados a orientar el futuro crecimiento territorial. Actualmente, para incorporar nuevas demandas de viviendas fue necesario no sólo albergar a los sectores altos y medios sino también tratar de integrar a los sectores de menor poder adquisitivo, incorporando nuevos loteos más económicos, mediante la venta a largo plazo en los nuevos barrios proyectados".

El crecimiento de estas ciudades presenta hoy un continuo ideal a transmitir y a asimilar por varias ciudades en vía de crecimiento y desarrollo poblacional. Sin embargo, la arquitecta advirtió que las nuevas urbanizaciones suburbanas "traen por un lado aparejado el incremento poblacional, con el consecuente aumento de la recaudación de la TGI; pero también afecta a una serie de problemáticas urbanas: las conectividades, la recolección de basura, la provisión de escuelas, los servicios infraestructurales básicos y la cuestión del medio ambiente, que no son tenidas en cuenta a la hora de proyectar nuevas urbanizaciones".

Para la investigadora, estos parámetros no son contemplados en la práctica urbanística de las localidades aledañas a Rosario, porque "no son exigidos expresamente y porque muchos inversionistas ven la oportunidad de hacer negocios en localidades donde hasta el momento se carece de políticas de suelo claras en ese sentido".

El resultado de esta investigación es de gran importancia local, conteniendo detalles urbanos﷓territoriales del cordón oeste metropolitano de Rosario, exponiendo de esta manera sus características, formas de crecimiento, aptitudes urbano﷓paisajísticas, capacidades gestionarias, actores involucrados, y sus posibles visiones de ciudad. "Esta información debería formar parte de los registros actuales de las transformaciones regionales, siendo éstas las fuentes más precisas para las futuras decisiones del ordenamiento territorial local y de su repercusión regional", aseguró la investigadora.

*Integrante de la Dirección de Comunicación de la Ciencia UNR

Compartir: 

Twitter
 

Alejandra Parussini integra el Centro Universitario de Investigaciones Urbanas y Regionales.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.