CIUDAD › EN MEDIO DE LA POLEMICA, SALIERON LOS INDICES

Eramos tan pobres

Para el Indec, la pobreza bajó 5 puntos en Rosario desde la última medición, y ahora se ubica en 13,3 por ciento. Por su parte, el 4,9 por ciento de la población es indigente.

 Por Guillermo Zysman

En medio de la polémica desatada entre el Gobierno nacional y la Iglesia en torno a las cifras de la pobreza en el país, el Indec informó ayer que el número de pobres en el Gran Rosario disminuyó casi cinco puntos, ubicándose en el 13,6 por ciento de la población. De acuerdo a los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos correspondientes al semestre compuesto por el último trimestre de 2007 y el primero del año en curso, en la ciudad y su región metropolitana el 4,9 por ciento de las personas son indigentes. Los guarismos locales, que se ubican por debajo de la media nacional, son sensiblemente menores a los registrados hace cinco años: en el 2003 la pobreza en Rosario era del 54,6 por ciento. Mientras tanto, un referente de Cáritas local admitió que en la ciudad "al menos desde marzo" aumentó la demanda de asistencia alimentaria en los barrios periféricos.

El Indec difundió ayer parte de las conclusiones de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) en relación a su incidencia con la pobreza y la indigencia, correspondientes al lapso octubre 2007-marzo 2008. Si bien el calendario de difusión estaba previsto de antemano, los números fueron dados a conocer un día después del pronunciamiento del titular de Pastoral Social de la Iglesia, Jorge Casaretto quien cuestionó las cifras oficiales y no dudó en aseverar que el número de familias que viven por debajo de la línea había aumentado en los últimos meses.

De acuerdo al cuestionado organismo, en el Gran Rosario la cantidad de personas pobres bajó del 18,3 por ciento registrado en el primer semestre de 2007 al 13,6 constatado en el período octubre-marzo antes mencionado. En igual período, la cantidad de indigentes descendió del 5,5 por ciento al 4,9 por ciento tomando en cuenta los valores de la canasta básica ampliada medidos por el Indec.

Estas cifras se ubican por debajo de la media nacional (20,6 por ciento de pobreza y 5,9 de indigencia) y también de los números relevados en el Gran Santa Fe (18 por ciento de pobres y 5,9 de indigentes). Los datos del semestre de referencia cobran mayor valor si se los compara con los números de 2003 cuando en la ciudad la pobreza se ubicaba en 54,6 por ciento y la indigencia en casi 30 por ciento.

Pese a ello, desde Cáritas Rosario uno de sus referentes se pronunció ayer en los mismos términos que el obispo Casaretto. El cura Osvaldo Bufarini, quien se desempeña actualmente en la parroquia Nuestra Señora de Fátima dando contención a vecinos de la zona sur (barrios La Tablada y Villa Manuelita) dijo a LT8 que "al menos desde marzo se nota un aumento de la cantidad de personas que vienen en busca de asistencia alimentaria. No son desocupados totales sino personas que hacen changas, que en algunos casos reciben los 150 pesos del plan Jefes de Hogar y que ahora, a raíz de la suba de precios no les alcanza. Lo que pasa es que por estos días hacen falta 1.500 pesos para que una familia tipo pueda llegar a fin de mes sin tantos sobresaltos".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.