CIUDAD

Con pocos heridos por pirotecnia, la violencia se sufrió en boliches

Dos jóvenes asesinados en boliches bailables durante la madrugada
del 24 marcaron los hechos más tristes de una Navidad que, sin
embargo, se caracterizó por ser mucho menos violenta que anteriores.

Dos jóvenes asesinados a la salida de boliches en la madrugada del 24 y un hombre y una mujer muertos en accidentes de tránsito fueron el saldo violento de las madrugadas del 24 y del 25 en Rosario. Sin embargo a pesar de las muertes, el ambiente de la ciudad fue señalado como tranquilo, una calificación en la que coincidieron funcionarios municipales y voceros policiales. Hubo cinco heridos por armas blancas y tres por impactos de armas de fuego con apenas cinco casos de lesionados por manipulación de pirotecnia, datos todos de menor envergadura trespecto a años pasados. El subsecretario de Gobierno, Fernando Asegurado, y el jefe de la GUM, Marcos Escajadillo, coincidieron en señalar que el operativo de seguridad, control y prevención diseñado por la Municipalidad -en coordinación con la policía- "funcionó muy bien". Los predios de la ex Rural y del hipódromo fueron los que reunieron la mayor cantidad de personas en fiestas de madrugada navideña. Mañana se hará una evaluación para ajustar detalles para el próximo fin de semana.

En la madrugada del 24, Pablo Roberto Carabajal, de 16 años, fue asesinado de una puñalada cuando estaba en el interior del boliche La Diosa de Salta al 3500. El chico recibió un corte de navaja en la garganta de otro adolescente de su misma edad, Diego S. que está detenido en la seccional 7ª y a disposición de la Justicia de Menores. La víctima fue sacado de La Diosa -en la madrugada de ayer no abrió- pero murió antes de llegar al HECA. La segunda víctima fue Hugo Cantero, un hombre de 28 años que recibió una puñalada en el pecho cuando estaba en la puerta del boliche Mogambo, ubicado en Avellaneda y Virasoro, del que había salido unos minutos antes. Intervienen en el caso la seccional 13ª y la Brigada de Homicidios.

El operativo armado con el objetivo de una Nochebuena y una Navidad tranquilas "funcionó bien" y con menor gente de la que se pensaba que estaría en las calles. Asegurado, la titular de Tránsito Hebe Marcogliese, el de Control Urbano Aldo Fabucci y el de la GUM Marcos Escajadillo estuvieron a cargo de los controles. "El movimiento de gente, menor al previsto, permitió direccionar mejor los recursos humanos" de la GUM, de Control Urbano, Tránsito y Defensa Civil, se dijo desde la Municipalidad, donde ya se convocó para mañana a una reunión de evaluación del operativo municipal para resolver si es necesario hacer modificaciones o ajustes para el fin de año.

Según Asegurado y Escajadillo, desde el SIES debieron hacerse 18 salidas, entre las 7 de la tarde del 24 y las 9 de ayer domingo, tres de ellas para atender a heridos por armas blancas a las que sumaron otras dos en el transcurso del día. En total unas treinta personas fueron asistidas en los hospitales de Rosario, afectadas por quemaduras provocadas por el mal uso de la pirotecnia, accidentes de tránsito -alrededor de 20- disparos y elementos cortantes.

Al hospital de Niños Víctor Vilela dos niños llegaron heridos de quemaduras por el mal uso de la pirotecnia y sólo uno quedó internado, mientras que tres jóvenes fueron asistidos por quemaduras en manos y piernas en el HECA y luego de la curación fueron dados de alta. "Se trata de uno de los números más bajos de los últimos años", según el subsecretario municipal, quien planteó que es un tema "que nos gustaría abordar desde el área metropolitana porque aunque en Rosario no está permitida la venta, la ciudad está rodeada por fábricas o grandes puestos en los que se comercializa" y mencionó la zona de Piñero, Granadero Baigorria y Alvear. "Los ingresos se dan en vehículos particulares, eso es lo que preocupa, porque hubo mucha pirotecnia en la zona norte, en el sur y en el oeste de la ciudad".

El sector del Parque Independencia donde funcionaban la Sociedad Rural y el hipódromo se convirtieron en los dos puntos de mayor concentración de jóvenes. "Hubo más gente allí que en la zona de La Florida pero todo estuvo tranquilo, sólo que en la ex Rural la fiesta continuó hasta más de las 7 del domingo y se labraron las multas correspondientes", dijo Marcos Escajadillo, que desde la GUM trabajó con diez camionetas y dos motos para recorrer los puntos de la ciudad de mayor movimiento. Los boliches debían cerrar a las 5 pero la movida arrancó tarde y en la ex Rural se pasaron largamente de ese tiempo fijado.

También los heridos de armas blancas fueron menos que en años anteriores y en todos los casos fueron derivados al HECA al igual que otros tres que recibieron impactos de armas de fuego. La intersección de Garibaldi y Pueyrredón fue el escenario de uno de los hechos. Allí Hugo Villas, de 32 años, recibió una herida de arma blanca en el tórax cuando un grupo de personas intentaron robarle su bicicleta. En otro intento de asalto, en Wilde y Mendoza, Walter González, de 23 años, fue apuñalado en el abdomen y en las muñecas. Mientras que a las 3.30 de ayer Francisco Figuerello de 27 años fue interceptado por una patota que lo agredió en Garibaldi y Francia. En ese momento recibió tres puñaladas, una en la pelvis, otra en el miembro superior derecho y en el hombro izquierdo. Los tres heridos por armas de fuego también fueron derivados al HECA. Se trata de Marcos Trobareli que recibió en su tórax el impacto de una bala perdida cuando transitaba por Corriente y Milán. En Pasaje Cuatro y Roullión se dio un episodio extraño en donde un hombre, sin motivo aparente le disparó a un chico de 13 años, Tomás Gómez, hiriéndolo en el abdomen.

Compartir: 

Twitter
 

Un adolescente fue asesinado de una puñalada en el boliche La Diosa, de Salta al 3500. El navajazo se lo propinó un chico de la misma edad, que fue detenido por la policía.
Imagen: Imagen de archivo
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.