CIUDAD › HEBE DE BONAFINI ESTUVO EN ROSARIO Y HABLó DEL PLAN DE VIVIENDA DE LA MADRES Y DE POLíTICA

"Queremos que la gente trabaje y coma"

Siempre polémica y frontal, Hebe aseguró que Binner "es un socialista tipo europeo, no es el socialismo que necesitamos". Aseguró que construye al lado del kirchnerismo pero dijo que "hay cosas que no me gustan".

 Por José Maggi

La titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini estuvo esta semana en Rosario, para explicar en la sede del Movimiento Evita, el nuevo plan de viviendas que viene llevando adelante esa asociación en distintos puntos del país: Una tecnología sencilla que permite que hombres y mujeres construyan sus propios hogares. Sin embargo, detrás del proyecto se avisora una tarea de capacitación e inclusión que no termina con el techo propio. "En Rosario tenemos todo presentado, pero la intendencia está un poco parada con el tema", fue una de las frases elegidas para disparar su suspicacia sobre el final de esta historia para el barrio toba de Juan José Paso y avenida de la Travesía.

"Hace bastante tiempo las Madres nos preguntamos cómo queríamos que nos recordaran. Ya estaban los juicios en marcha, y decidimos que los sigan nuestros abogados. Y nos preocupó la situación de los chicos con la adicción al 'paco', y la desocupación: Así que nos planteamos que en lugar de seguir persiguiendo milicos, queríamos que los chicos coman. Así empezamos en un barrio llamado Ciudad Oculta, donde hablamos con la comisión del barrio. Lo primero que hicimos es construir unas casas que se habían quemado, con un sistema italiano que es sencillo y permite que trabajen hombres y mujeres", explica Bonafini.

-¿Cuáles son los costos?

-Es más barato que lo tradicional a pesar de que se entregan amobladas, con camas y hasta colchones y heladeras porque es muy construcción rápida. Básicamente es una plancha de telgopor al que se le teje con alambre de acero una red, con la medida de la pared. Una máquina le adhiere después el cemento. Son casas adaptadas a la necesidad de cada lugar: Una cosa es en el Chaco, y otras en el barrio toba de Rosario.

-¿Qué piensan hacer en esta ciudad?

-En Rosario falta que se mueva un poco la intendencia que está medio paralizada. Nosotros tenemos toda la documentación pero no firmamos nada. Ya vinimos varias veces y ellos fueron para allá pero no se firmó nada. La idea es construir viviendas para 500 familias que son las que habitan el barrio.

-¿La financiación puede complicar el proyecto?

-No, de ningún modo porque la financiación es del Estado, que paga por cada casa que se hace. Ahora, esto tiene que ser como lo planteamos las Madres: Con educación, con formación, capacitación, con la agremiación de la gente, todos en blanco con relaciones laborales claras.

-¿Va a hablar con Lifschitz por el tema?

-No de ningún modo, son ellos los que tiene que decidir: ya estan los planos, todo. La gente del barrio toba vino y nos contó sus necesidades, e hicimos todo lo que había que hacer.

-¿Cómo son las viviendas?

-Iguales a las que cualquiera de nosotros puede vivir. No hacemos viviendas sociales, hacemos viviendas como en las que queremos vivir todos. ¿Qué es esto de que los pobres tienen que comer mierda, los presos tienen que comer polenta y a los más pobres les hacen una casita así de chiquita? Por eso nuestro convenio es que construimos en lugares con cloacas, luz, por lo menos cordón cuneta y agua. Sino, no construimos.

-Usted llega a una provincia en donde debuta en la gestión provincial un gobierno socialista. ¿Qué impresión tiene del gobierno de Hermes Binner?

-Me parece que es un socialista tipo europeo, no es el socialismo que necesitamos. Los europeos se creen que son socialistas porque reparten dos pesos, pero el socialismo es otra cosa, es compartir otras cosas y mejorar muchas otras. Hoy la revolución para nosotros es construir, y el que no construye con este gobierno que tenemos pierde el tren, porque sino está todo mal. Yo no soy kirchnerista, pero las Madres estamos apostando a construir con nuestras manos este país por el que nuestros hijos dieron la vida. Ahora, lo más fácil es sentarse en un café y decir que está todo mal, hago una marcha y digo que está todo mal. Paren la mano: Hay un montón de cosas que están bien y otras mal. Hay tipos que están en el kircherismo que son unos grandes hijos de puta, o son fachos que no los quiero, pero es una decisión de este gobierno. No es mi decisión.

-¿Cómo analiza lo ocurrido en el conflicto entre el campo y el gobierno?

-Esos no son el campo, son los que siempre se quisieron adueñar del campo: Los Roca, los Martínez de Hoz. El campo es del que lo trabaja de las cinco de la mañana a la noche, el que lo siembra, lo cuida, con el que le da de comer a sus hijos. El campo no es de la gente que tiene empleados como esclavos para que sus hijos tengan cinco autos cada uno y vayan a estudiar a Europa. Eso no es el campo, el campo es otra cosa.

-Sin embargo en la pelea estuvo la Federación Agraria Argentina, con Eduardo Buzzi a la cabeza y dice representar a pequeños y medianos productores...

-Para mí son mis enemigos, los trato igual que a los milicos porque apoyaron a los milicos. Para las Madres son nuestros enemigos. Y con el enemigo no discuto y ni le doy agua.

-En los últimas semanas se reabrió la causa en la que se investiga el asesinato de José Ignacio Rucci. ¿Cuál es su opinión acerca de todo lo que se está moviendo en derredor de la misma?

-Yo de Rucci, ya hablé, y también es mi enemigo. Porque Cristina le dijo a su familia que había sido muy leal con Perón, no lo discuto, pero se olvidó de decirle que fue un traidor de sus propios compañeros trabajadores. Y a un traidor, igual que un enemigo: ni agua.

-Rosario va ser escenario en los próximos tiempos de los juicios por terrorismo de estado. ¿Cuál es su análisis acera de la marcha de los mismos?

-Todos los juicios los llevan los abogados de las Madres, pero nuestra preocupación está en que la gente trabaje, coma, tome un ritmo diferente que no viva del robo y del delito. Por eso nuestros proyectos de barrios donde la gente se construye sus viviendas. A ninguno le preguntamos de dónde viene ni que hizo: Simplemente si tiene ganas de capacitarse. Y lo aceptan y quieren mejorar, por eso es mentira que la gente no quiere trabajar.

Compartir: 

Twitter
 

Hebe gesticula con Eva detrás, en la sede de la Agrupación Evita.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.