CIUDAD › GENERAL MOTORS ADELANTó LA SUSPENSIóN DE ACTIVIDADES

Postales del futuro cercano

La automotriz cerró sus puertas ayer, y sumó dos días a la inactividad anunciada para la semana próxima. Los trabajadores cobrarán sus salarios. Smata denunció que fue una represalia por el paro que hicieron para impedir una cesantía.

 Por Claudio Socolsky

Sorpresivamente, la fábrica General Motors ubicada en Alvear decidió ayer sumar dos días a su anunciado parate. Un importante número de trabajadores del turno mañana se encontró con las puertas cerradas y las luces apagadas, lo que generó una gran incertidumbre; ya que la empresa, por cambios en su línea de producción, había anunciado hace un tiempo que suspendería las actividades durante la última semana de octubre. Desde Smata, apuntaron que la decisión empresaria es "un pase de factura"; porque llevaron adelante un paro el pasado martes pidiendo que reincorporen a un operario, lo que motivó la intervención del Ministerio de Trabajo provincial, que terminó dictando el miércoles la conciliación obligatoria. "Ellos no la quieren acatar ﷓señaló el delegado Mariano Fernández﷓ y esto les da diez días de respiro". En este sentido, la viceministra de Trabajo de la provincia, Alicia Ciciliani, dijo que ayer enviaron inspectores "para constatar que la empresa había producido el cese de actividades". Y agregó: "Después recibimos la comunicación de la firma sobre los motivos, de modo que debemos llevar la calma a sus trabajadores, que van a cobrar sus salarios".

La superproducción, los autos que no se pudieron vender por las crisis financiera internacional, la reubicación de unos 200 operarios por los cambios que se producirán en la planta el año próximo, y el paro realizado por el despido de un trabajador sumaron argumentos a la hora de brindar una explicación sobre la decisión de agregar dos días más la suspensión de actividades programada para la última semana de octubre.

A raíz del conflicto entre el sindicato y la empresa, la cartera de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en la tarde del miércoles. Minutos después, la empresa decidió enviar una comunicación a los trabajadores para anunciarles la suspensión de actividades; novedad que no les llegó a todos los operarios del turno mañana, que en un buen número se desayunaron con la noticia cuando arribaron a la planta.

De inmediato, los dirigentes de Smata fueron hasta la sede local del Ministerio para pedir "la urgente intervención de los inspectores". Allí, el secretario del gremio, Marcelo Barros, realizó una advertencia a los funcionarios, y denunció un "lockout patronal de General Motors". El dirigente gremial sospecha que la empresa está especulando con la crisis internacional, para "sacar alguna ventaja, como siempre lo han hecho, en los impuestos nacionales, provinciales y municipales".

Bernardo García, gerente de comunicación de General Motors le dijo a Rosario/12 que "las medidas de fuerza iniciadas por los representantes sindicales de Smata, con motivo de una decisión de la empresa de no renovar un contrato de plazo fijo a un empleado temporal que tenía seis meses de antigüedad; impactaron en la instrumentación del proyecto Viva, la inversión más importante de la compañía".

García explicó: "Precisamente, para recuperar los tiempos de implementación, decidimos suspender la producción dos días, que se suman a los cinco que vamos a parar esta semana. Los haberes de los empleados se pagarán en su totalidad, porque van a un banco de horas".

Según el vocero de la empresa, "desde hace dos meses, GM ha iniciado conversaciones con el gremio a fin de encontrar estas alternativas que permitan atenuar el impacto de una posible no renovación de los contratos a plazo fijo, ya que ante las condiciones de los mercados mundiales estamos ajustando los niveles de producción".

En tanto, Ciciliani indicó que "debido a la conciliación obligatoria, la planta comenzó a trabajar el miércoles en el turno de la noche, y hoy (por ayer) en el turno de la mañana, nos informaron que habían decidido adelantar las jornadas que ellos tenían previstas de parada por cinco días. Hicieron la presentación al expediente y notificaron al gremio".

La funcionaria confió en que las partes "técnicamente van a resolver sus problemas. El trabajador que fue motivo del conflicto, fue reincorporado en virtud de la medida adoptada y cobrará sus haberes. Nos ponemos a disposición de las partes para llegar a un acuerdo, porque sabemos que es uno de los sectores más impactados por la crisis internacional". Si bien en la automotriz se generó un conflicto por un operario, Ciciliani cree que van a tener que "articular por muchos operarios; sabemos que toda la cadena automotriz a nivel mundial que está afectada, y obviamente afecta a la planta santafesina".

Compartir: 

Twitter
 

Los empleados fueron a trabajar y encontraron cerrada la planta de Alvear.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.