CIUDAD › CóMO FUE LA PRIMERA FIESTA FLOGGER DE ROSARIO

La tribu consumista

 Por Paula Kearney

En un boliche de moda ubicado en La Fluvial, Rosario vivió el viernes -entre la tarde y las primeras horas de la noche- la primera Fiesta Flogger, o Super Flogger Party, que se enmarca en una recorrida que hacen los Floggers con más visitas en su fotolog por todo el país: Coqi, Gaza, Julieta y Rome, Niqo, Yaehlitap y Chupin.

El evento contó con la presencia de unos 750 niños, adolescentes y jóvenes, desde los 9 o 10 a los veinticortos años, además de los cuarentones y hasta sexagenarios padres que los acompañaron. Mientras sonaba música electrónica ﷓y unos pocos bailaban﷓ vieron un desfile de ropa, sacaron fotos de los floggers más populares del país e intentaron -apiñados como vacas en camión- subir al escenario a sacarse una foto grupal con sus ídolos.

Sobre esto último, como siempre, las más interesadas en las fotos fueron las chicas, embelesadas por Coqi y Gaza, a quienes calificaron "hermosos", les gritaron una y otra vez "te amo", aunque ni ellas supieran explicar por qué. Los chicos, en cambio, tras perder toda esperanza de conquista, se dedicaron a buscar las remeras y stickers que se regalaban.

Evidentemente, no se trata más que de "una nueva moda", comentó Coqi, y aseguró que no tienen ninguna base "ideológica". Los floggers son aquellos que tienen un fotolog, o flog, en el que "postean fotos como en cualquier álbum", explicó Gaza. Lo hacen con "el único objetivo de hacer amigos y conocer gente".

Es más. "Muchos piensan que para ser flogger hay que usar (pantalones) chupines y remeras con grandes escotes o colores fuertes y escuchar música tecno -continuó Coqi-, pero un flogger se puede vestir y peinar como quiera, y escuchar lo que quiera. Lo que pasa es que a la mayoría le gusta la música electrónica". Y la bailan con unos curiosos saltitos, imposibles de imitar para cualquiera que esté fuera de la práctica.

Ahora bien, si sólo se trata de una moda, ¿por qué se los cataloga como una tribu urbana? De acuerdo con la enciclopedia virtual Wikipedia, la definición estricta de tribu urbana sería "un grupo de gente que se comporta de acuerdo a las ideologías de una subcultura, que se origina y se desarrolla en el ambiente de una urbe o ciudad". Y agrega que "las subculturas se definen a menudo por su oposición a los valores de la cultura dominante a la que pertenecen, aunque esta definición no es universalmente aceptada, ya que no siempre se produce una oposición radical".

Este último es el caso de los floggers, que están lejos de oponerse a la cultura del consumo del siglo XXI: Coqi (15) y Gaza (22) tuvieron un repentino salto al éxito "después de aparecer en un programa de televisión", tras lo cual llegaron a tener más de 20 millones de visitas cada uno en sus respectivos flogs. De cualquier manera, no restan importancia a sus producciones fotográficas -algunas caseras y otras profesionales- que cautivan el interés de los más de 21 millones de miembros en la red mundial de Fotolog -líder mundial del servicio de Foto-blogging-, de los que más de 4 millones son de Argentina.

Pero ellos son fieles a sí mismos: dicen que no se sienten "representantes de nada" y que no son más que chicos "con suerte", que tuvieron "la posibilidad de tener determinada marca de ropa y salir en un programa de tele". Después, descubren el kid de la cuestión: "Pero hay millones de chicos como nosotros". Que se identifican con ellos.

Sin embargo, reconocen que la gira para la fiesta flogger es como un trabajo, ya que les pagan como artistas. Sólo que en lugar de mostrar algún talento o destreza, posan para las fotos y regalan stikers y remeras.

Por último, subrayaron: "Es tierno que vengan los chiquitos y te digan que te quieren, aunque en realidad no nos conocen más que por la tele o lo que posteamos en nuestros fotolog".

Compartir: 

Twitter
 

Flogger mediáticos posaron con fans y repartieron remeras.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.