CIUDAD › ENTREVISTA EXCLUSIVA A LA JUEZA ROSARINA RAQUEL COSGAYA TRAS DEJAR LA CAUSA CAMINO

"Jamás pensé vivir una situación así"

La semana pasada se excusó de actuar en causas relacionadas con el ex jefe de la barrabrava de Ñuls, luego de que informantes de la policía dijeron que Pimpi la "haría boleta". "Podía ser un mensaje para mostrarme que yo también soy vulnerable", razonó.

 Por Alicia Simeoni

"Aquí hay un problema institucional y político y más allá de lo que me pueda pasar a mí, esta situación denota que no se le pone el cascabel al gato". La afirmación la formuló la jueza Raquel Cosgaya, quien la semana pasada se excusó de actuar en las causas vinculadas a la situación institucional de Ñuls -irrupción en la sede del club en enero de 2009 y recientemente la protagonizada en cercanías de barrio Las Flores donde resultó muerto el joven Walter Cáceres , y donde están acumuladas las relacionadas con el ex líder de la barra brava Roberto "Pimpi" Camino. La magistrada señaló en diálogo exclusivo con Rosario/12 que la comunicación que tuvo con el jefe de policía de la URII, Oscar Barei y de otros jefes policiales "en cuanto a que sabían por informantes que Camino había dicho que me iba a hacer boleta', deberá ser evaluada por la Corte Suprema de Justicia de la provincia y por el ministro de Justicia en cuanto a dónde estamos parados". Cosgaya bajó el nivel de importancia del robo ocurrido en su domicilio particular el 29 de diciembre pasado, le atribuyó el carácter de "hecho común" y si bien agradeció la custodia que se le brinda, aseguró que la policía debería estar viendo qué hace, dónde va y hacia dónde viene Camino.

Para que usted llegara a excusarse de actuar en la causa que investiga a Camino, ¿fue determinante que Barei, y otros jefes policiales le dijeran que sabían, a través de informantes, que él aseguraba que la "iba a hacer boleta"?

Mi decisión partió desde la seriedad de la función jurisdiccional que ejerzo. Puede parecer mentiroso, no encuentro la palabra adecuada, pero tengo que preservar la imparcialidad frente a un caso y aquí ante el mismo imputado en una causa anterior, Camino. (Cosgaya tuvo el expediente por intimidación pública cuando la barrabrava irrumpió en Ñuls en enero de 2009. Camino fue detenido por decisión suya el año pasado, procesado y remitida la causa al juzgado de Sentencia de Luis Giraudo donde fue condenado a tres años de prisión condicional). Luego, cuando el juez Giraudo le otorgó la libertad, en el programa "Fútbol sin trampa" que se emite por Canal 5, él expresó que yo, junto al ex ministro de Seguridad, Daniel Cuenca y al abogado de Ñuls, Néstor Vico Jimena, éramos responsables de contribuir a que lo desplazaran de su lugar. Y yo como operadora de la justicia había hecho lo mío. Camino siempre consideró que tenía que rodar una cabeza y que esa cabeza era la suya. También me consideró arbitraria porque sostuvo que lo hice detener sin elementos suficientes, es decir que de su parte hay un prejuicio serio hacia mi persona. Eso por un lado, mientras que por el otro, se sumó el hecho de que personal policial me comunicó que él había dicho que "me haría boleta". Entonces, si bien no fue una amenaza directa, o una intimidación, motivó que tenga que estar con custodia en mi casa. Siempre separé mi función de lo que es el ámbito familiar y, obviamente, tuve que explicar por qué esa parafernalia. Hace 17 años que soy jueza, jamás viví una situación así ni pensaba vivirla. Todo eso en mí también crea cierta animosidad que me hace no ser imparcial y eso es lo que expongo, el motivo por el cual me excuso, me aparto de la causa. Más allá de que siempre hay presiones de las partes cuando hay causas que revisten mucho interés, nunca tuve inconvenientes en superar dichas circunstancias, pero ahora es como que ya se produjo una invasión de lo funcional a lo privado y a tener que tomar recaudos en todo y decir, por ejemplo, a mis hijos 'no vayas acá o allá'. Hablando en criollo me joroba.

El robo. Cosgaya le bajó el tono y la significación al robo del que fue víctima junto a su familia y en su domicilio particular el 29 de diciembre pasado. "Aquí no tuvo nada que ver Camino", afirma y continúa: "Vivo en Ocampo y Alem, en la seccional 4ª y en 15 días hubo una serie de hechos delictivos, en algunos casos con armas y en otros no. Cuando ingresaron a mi casa nosotros estábamos, pero cuando comenzamos a los gritos los intrusos se dieron a la fuga. Alcanzaron a llevarse sólo una computadora en lo que fue un hecho común. Cuando vino la policía me dijo que tuviera cuidado porque también podía ser un mensaje de la gente de Camino para mostrarme que yo también soy vulnerable. Todos somos vulnerables, no hacía falta un mensaje de ese tipo. El jefe de la UR II, Oscar Barei, y otros jefes policiales me transmitieron que a través de informantes sabían que él había dicho que me 'haría boleta'. Yo no hago denuncia porque Camino no me amenazó directamente, sino que tomo conocimiento por un informante policial. Supongo que la policía habrá hecho sus investigaciones, propias de la función que le corresponde".

¿Usted conoce el resultado de esas investigaciones, porque ante la mirada de todo el mundo parece que Camino es el dueño, al menos de una parte de la ciudad?

Este es un problema institucional y a nivel político. Más allá de lo que me pueda pasar a mí, esta situación denota que no se le pone nunca el cascabel al gato. Creo que habría que hacer ajustes en lo político, es todo lo que puedo decir. Yo me dedico a esta función jurisdiccional y otra interpretación que haga sería como si la hiciera Doña Rosa, aunque sé que mis resoluciones pueden generar hechos políticos y en eso se incluye esto también. Toda la situación deberá ser evaluada por la Corte y el ministro de Justicia en cuanto a dónde estamos parados.

¿Qué es para usted ponerle el cascabel al gato?

No sé si es "Pimpi" o el resto de la barrabrava, pero lo cierto es que la balacera que hubo el otro día a la entrada de la ciudad donde murió un joven, muestra que la violencia ya no tiene parámetros.

¿No cree que hubiese sido importante seguir con la investigación de la causa? ¿Qué pasaría si todos los jueces fueran excusándose uno a uno?

Mire yo tengo custodia en mi domicilio desde diciembre y lo agradezco en lo personal y en lo funcional, pero acá lo que hay que hacer es controlar qué está haciendo Camino, adónde va, hacia dónde viene. De hecho este hombre y la gente que está con él cometió a lo largo del tiempo muchas tropelías y tampoco hay denuncias sobre eso. En general cualquier persona del mismo barrio está al tanto de lo que estas personas suelen hacer y usted ve la planilla prontuarial y no tiene tantas causas. No hay denuncias, para mí porque se tiene que convivir en un lugar cercano o porque se tiene temor por distintas razones. En lo cotidiano de nuestra labor y cuando uno ha tenido causas muy fuertes con las partes encontradas, suelen ser normales algunas bravuconadas o comentarios que a uno le llegan y no se les lleva el apunte porque es eso, es el comentario. En esta oportunidad a mí no me lo dice Don Pepe, me lo dice la fuerza policial, entonces tengo que darle crédito.

Pero en el caso de un integrante del Poder Judicial y desde lo que implica la misma función. ¿Cree que es buena una excusación como ésta, más allá de que sea un derecho que tienen los magistrados?

Hay gente que ante cosas mucho menores se excusan. No es mi caso. Por mí pueden analizar que en 17 años me excusé dos veces y tuve causas importantes, entre comillas, y jamás me aparté de ellas. Ahora lo hice porque más que intimidada, lo que siento es que han transgredido un límite institucional donde han invadido mi privacidad y me han hecho cambiar mi modo de vida. Por sobre toda las cosas quien tiene la culpa de que me aparte es Camino que tiene el prejuicio de que yo sea arbitraria y toda esa historia. Y si Camino viene imputado después de estar en libertad, es un sujeto de derecho que merece todas las garantías que brinda la Constitución nacional y los Pactos Internacionales. Y por sobre todas las cosas merece de mi parte un tratamiento imparcial que no puedo tener.

¿Por lo que le dijo el jefe de Policía?

Por la situación en la que me coloca lo que dijo el jefe de policía. Yo no voy a realizar una denuncia por lo que se me dijo, pero si ellos -en referencia a los integrantes de la fuerza policial tienen el conocimiento pueden actuar de oficio. ¿Estarán haciéndolo? No es mi problema. Mi problema es investigar cuando tengo una causa.

Compartir: 

Twitter
 

Cosgaya dijo que "puede parecer mentiroso pero tengo que preservar la imparcialidad frente a un caso".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.