CIUDAD › LA MUNICIPALIDAD PROPONDRá ENTRE 15 Y 20 LOCALES POR CADENA

Un nuevo tope para heladerías

Tras el conflicto desatado por el desembarco de la cordobesa Grido, y el pedido de regulación de los empresarios locales, el Ejecutivo le propondrá una nueva solución a la comisión mixta formada para estudiar soluciones para el mercado.

 Por Guillermo Zysman

Pasado mañana cuando vuelvan a reunirse en la municipalidad, el Ejecutivo propondrá a concejales y empresarios de la industria del helado regular la instalación de heladerías con un máximo que no supere los 20 locales por marca. La intención del Ejecutivo es llegar a la semana próxima con cierto consenso en la comisión mixta conformada a fines de julio cuando el Concejo suspendió por dos meses la habilitación de heladerías ante la polémica generada por el desembarco de la cadena Grido. La firma cordobesa ya abrió 14 bocas y tenía proyectado llegar a 70 con precios inferiores al mercado local. Una alternativa que había barajado el municipio vinculada con fijar topes por zonas de la ciudad, fue desestimada tras consultar dictámenes jurídicos y económicos.

A fin de mes vencerá el plazo fijado por unanimidad por los ediles que suspendió la habilitación de nuevas heladerías en Rosario. Fue la respuesta política de los concejales ante la objeción de los empresarios locales del rubro nucleados en la Cámara Industrial del Helado Artesanal (Cicha) por la expansión de Grido en la ciudad.

Inicialmente el Departamento Ejecutivo contempló como alternativa la "zoonificación" de las habilitaciones, fijando como criterio la relación entre oferta y demanda por distrito, argumentando que en el centro había sobre oferta y en los barrios más bien escasean las heladerías. Pero esa opción fue desestimada tras analizarse los dictámenes de las facultades de Ciencias Económicas y Derecho de la UNR.

En ese marco, según pudo saber Rosario/12, la municipalidad resolvió

proponer a ediles y empresarios un esquema regulatorio con topes de locales por firma. "Todavía no está definido pero el número final pero rondará entre los 15 y 20, no más de eso por empresa sin importar su procedencia o zona donde se quiere instalar", confió una fuente oficial.

"La idea -continuó el funcionario consultado- es encontrar una fórmula de equilibrio entre el planteo de los empresarios locales que hace años vienen trabajando en el rubro empleando personal con productos de calidad, el derecho de los consumidores a elegir libremente y escoger una opción más económica y el pedido de una empresa de abrir locales en la ciudad para ejercer un oficio en regla".

El oficialismo pretende conseguir el aval de la mayoría de los bloques en el Concejo, similar al arribado a fines de julio cuando se suspendieron las habilitaciones. Este viernes cuando vuelva a reunirse la comisión mixta se oficializará la propuesta en busca de consenso.

El presidente de la Cicha, Alberto Osman confirmó a este diario que intercambiaron información con concejales y funcionarios de la municipalidad y se mostró "optimista" de conseguir una regulación en sintonía con los planteos esgrimidos desde la Cámara.

"Nosotros propusimos un tope de 15 locales por firma cuando en realidad nuestros estudios técnicos nos daban que para garantizar igualdad de condiciones en la competencia no debía superarse los once, pero ya había una realidad que no podía regularse de manera retroactiva", apuntó.

Osman reiteró su defensa a la industria local "que hace años genera puestos de trabajo y productos de calidad reconocidos".

Pasado mañana cuando vuelvan a reunirse en la municipalidad, el Ejecutivo propondrá a concejales y empresarios de la industria del helado regular la instalación de heladerías con un máximo que no supere los 20 locales por marca. La intención del Ejecutivo es llegar a la semana próxima con cierto consenso en la comisión mixta conformada a fines de julio cuando el Concejo suspendió por dos meses la habilitación de heladerías ante la polémica generada por el desembarco de la cadena Grido. La firma cordobesa ya abrió 14 bocas y tenía proyectado llegar a 70 con precios inferiores al mercado local. Una alternativa que había barajado el municipio vinculada con fijar topes por zonas de la ciudad, fue desestimada tras consultar dictámenes jurídicos y económicos.

A fin de mes vencerá el plazo fijado por unanimidad por los ediles que suspendió la habilitación de nuevas heladerías en Rosario. Fue la respuesta política de los concejales ante la objeción de los empresarios locales del rubro nucleados en la Cámara Industrial del Helado Artesanal (Cicha) por la expansión de Grido en la ciudad.

Inicialmente el Departamento Ejecutivo contempló como alternativa la "zoonificación" de las habilitaciones, fijando como criterio la relación entre oferta y demanda por distrito, argumentando que en el centro había sobre oferta y en los barrios más bien escasean las heladerías. Pero esa opción fue desestimada tras analizarse los dictámenes de las facultades de Ciencias Económicas y Derecho de la UNR.

En ese marco, según pudo saber Rosario/12, la municipalidad resolvió proponer a ediles y empresarios un esquema regulatorio con topes de locales por firma. "Todavía no está definido pero el número final pero rondará entre los 15 y 20, no más de eso por empresa sin importar su procedencia o zona donde se quiere instalar", confió una fuente oficial.

"La idea -continuó el funcionario consultado- es encontrar una fórmula de equilibrio entre el planteo de los empresarios locales que hace años vienen trabajando en el rubro empleando personal con productos de calidad, el derecho de los consumidores a elegir libremente y escoger una opción más económica y el pedido de una empresa de abrir locales en la ciudad para ejercer un oficio en regla".

El oficialismo pretende conseguir el aval de la mayoría de los bloques en el Concejo, similar al arribado a fines de julio cuando se suspendieron las habilitaciones. Este viernes cuando vuelva a reunirse la comisión mixta se oficializará la propuesta en busca de consenso.

El presidente de la Cicha, Alberto Osman confirmó a este diario que intercambiaron información con concejales y funcionarios de la municipalidad y se mostró "optimista" de conseguir una regulación en sintonía con los planteos esgrimidos desde la Cámara.

"Nosotros propusimos un tope de 15 locales por firma cuando en realidad nuestros estudios técnicos nos daban que para garantizar igualdad de condiciones en la competencia no debía superarse los once, pero ya había una realidad que no podía regularse de manera retroactiva", apuntó.

Osman reiteró su defensa a la industria local "que hace años genera puestos de trabajo y productos de calidad reconocidos".

Compartir: 

Twitter
 

Grido tenía planeado instalar 70 heladerías en toda la ciudad, pero no podrá hacerlo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.