CIUDAD › LA TORMENTA PROVOCó UN MUERTO EN GORRITI Y PROVINCIAS UNIDAS

La furia del viento fue implacable

José Angel Ramírez, de 57 años, estaba en una camioneta Ford F100 junto a sus dos hijos, cuando un árbol cayó y lo aplastó. Por el temporal, hubo 40 árboles caídos y 140 denuncias por cortes de energía eléctrica. Cayeron 33 milímetros.

 Por Lorena Panzerini

José Angel Ramírez, de 57 años, falleció ayer en la zona oeste como consecuencia de la tormenta que se desató a las 13.17. La muerte se debió a que uno de los 40 árboles volteados por el temporal aplastó la camioneta en la que estaba. El hombre se encontraba sentado del lado del acompañante, dentro de una Ford F100 amarilla. Allí estaba con dos de sus hijos cuando un árbol añejo de la esquina de Provincias Unidas y Gorriti cayó de lleno sobre la cabina del rodado, causándole la muerte. Sobre el mediodía de ayer, comenzaron a soplar ráfagas de viento del sector sureste, que llegaron a 87 kilómetros por hora, según indicó a Rosario/12 el titular de Defensa Civil municipal, Raúl Rainone. Pocos minutos después, el cielo se tornó negro, tanto que la iluminación de la vía pública se encendió en la mayoría de las calles de la ciudad, y el agua caía a baldazos. Muchas arterias permanecieron anegadas durante algunas horas, como consecuencia de los más de 33 milímetros de agua caída en poco menos de una hora, y se registraron al menos 140 denuncias por cortes de energía, en media y baja tensión. En el río, donde habían ido muchas familias para pasar el domingo, Prefectura alertó sobre la llegada del temporal unas horas antes. Pese a la advertencia, algunos arriesgados cruzaron en Paraná hasta las islas y debieron esperar que pasara lo peor para volver.

La temperatura de ayer por la mañana había alcanzado unos 30 grados, hasta que finalmente el alerta por fuertes tormentas que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) venía anunciando desde el viernes llegó pasadas las 13, a Rosario. El viento comenzó a silbar, las nubes cubrieron el cielo como si estuviera anocheciendo en pleno mediodía, y pocos segundos después, las ráfagas comenzaron a volar las prendas que colgaban en más de una terraza. Muchos corrieron a guardar vehículos bajo techo -ante el temor de caída de granizo-, y entonces llegó la lluvia.

Fue en esos pocos minutos en los que la temperatura descendió al menos diez grados centígrados, cuando comenzaron a sacudirse los árboles de "muchas zonas de la ciudad, sin un punto específico". Ramírez, que según trascendió era dueño de una verdulería del barrio, estaba dentro de una vieja camioneta, con dos de sus hijos veinteañeros -uno de ellos al volante- cuando un árbol de gran porte cayó sobre el vehículo. "La parte más ancha del tronco provocó el aplastamiento del hombre", indicó el comisario Gustavo Godoy, de la seccional 17º, que asistió al lugar tras el hecho. En tanto los hijos de Ramírez lograron salir solos del rodado, y uno de ellos tenía politraumatismos. Más tarde, se generaron momentos de tensión en el lugar con familiares del fallecido (ver aparte).

Según indicó Rainone, antes de las 16, ya se había registrado más de 30 reclamos por árboles caídos a lo largo y a lo ancho de la ciudad, que unas horas después eran más de 40. "Hubo muchísimas denuncias", dijo una de las empleadas de atención telefónica de la dependencia municipal. Más tarde, el titular confirmaba la cantidad. "Hay denuncias por toda la ciudad. Los árboles caídos se registraron sobre cables, vehículos y calles; y en su mayoría en la zona norte, que es donde hay más arboleda", señaló. En plena tarde de domingo comenzaron a trabajar varias dotaciones de Defensa Civil y de Parques y Paseos del municipio, para despejar los sectores más complicados.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) trabajó para restablecer el servicio donde hubo cortes, como consecuencia de la caída de árboles sobre los cables. Diana Antruejo, vocera de la EPE, indicó que hasta las 19 de ayer se habían tomando más de 140 denuncias. "Los de media tensión son la prioridad, mientras que los de baja tensión son muchos, están muy dispersos y el trabajo en esos puntos es minucioso", indicó. Los primeros fueron repuestos ayer, y hoy seguirán reparando los de baja tensión.

En el río Paraná la situación estuvo controlada. Si bien muchas familias se habían volcado desde temprano a las playas de La Florida y la Rambla Catalunya, el prefecto Jorge Boladeres indicó a este diario que "desde las 10 se comenzó con una campaña de prevención en las guarderías náuticas y clubes de la costa", con la idea que la gente esté alerta del cambio de clima previsto. De todos modos, el prefecto comentó que muchas embarcaciones que ya habían cruzado a las islas, debieron esperar que pasara la peor parte del temporal para regresar. "Volvieron escudados por personal de Prefectura", dijo.

Según indicaba el SMN a las 17 de ayer, continuarían las lluvias durante la mañana de hoy, aunque Rainone aseguró que se estaría "a la espera de una posible rotación del viento".

Compartir: 

Twitter
 

Defensa Civil trabaja sobre el vehículo donde falleció Ramírez, en Gorriti y Provincias Unidas.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.