CIUDAD › LA MUNICIPALIDAD REGISTRó UN INCREMENTO EN LA SEPARACIóN QUE HACEN LOS VECINOS DE LOS RESIDUOS.

Es la hora de poner cada cosa en su lugar

La norma aún no tiene multas o penalidades, pero para los funcionarios del área "ya se nota un cambio cultural". Según sea vidrio, cartón o basura orgánica, se puede depositar de manera diferente en recipientes identificados.

 Por Guillermo Zysman

De a poco, los rosarinos empezaron a separar sus residuos. Pese a que no existe obligatoriedad ni sanción económica de por medio, al menos por ahora, el municipio registró en diciembre pasado un crecimiento del 15 por ciento en comparación con el mes anterior en la separación en origen a través de las tres modalidades vigentes: las "islas" instaladas en la vía pública, los centros de recepción en instituciones y el servicio de recolección puerta a puerta. "Estamos en presencia de un cambio cultural muy importante", remarcó el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo para después destacar la respuesta de la ciudadanía "ya que prácticamente no se encuentra mezcla de otros residuos en los contenedores del Separe, lo que minimiza la cantidad de rechazos (aquellos residuos que no se categorizan como reciclables) por parte de las cooperativas que recuperan estos materiales". El funcionario aportó además un dato elocuente: se están recuperando semanalmente más de 40 mil envases plásticos de gaseosas. La subsecretaria de Medio Ambiente, Daniela Mastrángelo admitió que "lo recuperado representa apenas el dos por ciento de las 800 toneladas diarias de basura que produce la ciudad, pero igualmente es un avance importante el que hemos detectado tanto en lo cuantitativo, como en lo cualitativo".

Hace años que la municipalidad viene trabajando en la temática. La contenerización de los residuos fue tal vez la iniciativa más visible y más valorada por los vecinos. Un año atrás lanzó el programa Rosario Más Limpia, que conjuga la gestión del Estado local y el compromiso ciudadano en torno a la higiene urbana. Entre sus principales acciones, se promueve la separación en origen de los residuos, a través de distintas alternativas.

"Lo que ocurrió en diciembre, cuando detectamos un incremento en la separación de residuos del 15 por ciento nos generó una gran satisfacción ya que ninguna ciudad del país de la escala de Rosario ha conseguido algo similar", reflexionó Seghezzo quien dijo estar convencido que el cambio producido "no tiene marcha atrás. Por experiencia propio, y por verlo en muchos ciudadanos, quien se toma el tiempo de separar la basura en su casa, consciente del impacto positivo que ello trae aparejado para el medio ambiente y de manera solidaria con los recolectores informales, difícilmente después tire un papel en la calle".

Para realizar la separación el municipio puso a disposición de los vecinos tres opciones:

*Las islas de separación: Ya son 70 y consisten en la colocación de dos contenedores para residuos reciclables (uno gris para papeles y cartones limpios, y otro naranja para botellas plásticas y envases metálicos limpios) junto a uno común de residuos domiciliarios.

* Los Centros de Recepción: Son las instituciones que voluntariamente abrieron sus puertas para sumarse a la separación de residuos. En estos centros los vecinos pueden depositar papel, cartón, envases metálicos y botellas plásticas separados en sus hogares. La cantidad creció durante todo el año: mientras que enero eran 67, para julio ya sumaban 124 y actualmente son 200. Están distribuidos en los seis distritos de la ciudad, en escuelas, bibliotecas; facultades, empresas, comercios, vecinales y clubes.

* El servicio de recolección puerta por puerta: Funciona en dos amplias zonas de la ciudad y beneficia a unas 120 mil personas. Recientemente se implementó un sistema de recolección alternada destinado a 550 familias del barrio Lomas de Alberdi (lunes, miércoles, jueves y sábados

Para seguir avanzando en materia de separación de residuos, está previsto que en marzo se incorporen 70 nuevas islas de separación fomentando así el hábito de la separación entre los rosarinos. La proyección es que a través de las distintas estrategias del Separe, todos los vecinos acerquen sus materiales reciclables a través de la modalidad que le sea más accesible, estando planificado para el año 2012 la cobertura de la totalidad de la población, mientras que durante el año en curso se proyecta abarcar a casi la mitad de la población de Rosario.

La subsecretaria de Medio Ambiente también se mostró conforme a la hora de hacer un balance sobre la separación de residuos y la recuperación de residuos. "Hay algunos indicadores que hablan por sí solos, por ejemplo el aumento de centros de recepción en instituciones, donde inicialmente la municipalidad iba lugar por lugar ofreciendo el servicio y ahora son los propios vecinos quienes lo solicitan y lo utilizan con mucho criterio".

La funcionaria no descartó que a mediano plazo "en el marco de las ordenanzas vigentes como la de Basura Cero se apunte a la obligatoriedad de estas prácticas y que aparezcan las sanciones con lo complejo que resulta individualizar a los infractores".

Compartir: 

Twitter
 

Las "islas" en la vía pública es uno de los lugares donde se pueden separar los residuos.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.