CIUDAD › EXPERIENCIA PILOTO CON 1000 PLáSTICOS A 8 PESOS CADA UNO

Cómo funcionará la tarjeta recargable

El sistema -inédito en Latinoamérica permitirá cargar dinero en comercios y cabinas que cuenten con computadoras.

 Por Claudio Socolsky

Luego de anunciar que en los próximos días comenzará con el período de prueba de la tarjeta inteligente para el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), la secretaría de Servicios Públicos presentó ayer el funcionamiento de los dispositivos de recarga del nuevo sistema que reemplazará a la tarjeta magnética. En la sede del Ente de Transporte Rosario (ETR), el titular de la cartera de Servicios Públicos, Gustavo Leone y la presidenta del ente, Mónica Alvarado, explicaron que el sistema -inédito en Latinoamérica tiene previsto incorporar en el futuro otro tipo de prestaciones, como la recarga para abonar el viaje de un taxi o remís, el estacionamiento medido y micropagos en comercios adheridos. Para la primera quincena de julio, luego de que los técnicos españoles revisen el funcionamiento general del sistema se pondrán en la calle 1000 plásticos, a 8 pesos cada uno, que podrán recargarse en todas las sucursales del Banco Municipal y en los Centros de Distrito.

Junto al gerente de sistemas del ETR, Esteban Morales, los funcionarios mostraron a la prensa cómo funcionará uno de los dispositivos que se utilizarán para la recarga de dinero en la nueva tarjeta. Allí, explicaron que los puntos de recarga -comercios y cabinas que cuenten con una computadora podrán instalar, a través de un puerto USB, un pequeño equipo lector denominado Desfire EV1.

En tanto, aquellos lugares que no tengan una PC podrán realizar la recarga a través de un pos inalámbrico que Servicios Públicos entregará en comodato, un aparato similar al que se utiliza para las tarjetas de débito; en este caso el pos lee el código de barras del plástico sin necesidad de contacto.

Con sólo acercarlo, en la pantalla del comercio aparecerán los datos de la persona y el monto acreditado, entre otras informaciones disponibles en el chip interior de la tarjeta. "Tenemos un pedido de 400 pos que están en camino para una primera etapa de 150 mil tarjetas", precisó Leone, que estimó en 1200 los comercios que finalmente adherirán al nuevo sistema.

Según explicaron los funcionarios, no está establecido un límite de recarga, solamente se establecerá un rango para facilitar el proceso en los puestos de ventas. "En esta primera etapa arrancaremos con una asignación de rango similar a la que está prevista en el esquema de tarifas vigente, pero a futuro, siempre lógicamente después de que el Concejo Municipal lo modifique, se podrá cargar lo que uno quiera, y en base a eso se realizará la bonificación", precisó Leone.

Todas las unidades de las tres empresas del TUP ya cuentan con las máquinas canceladoras para pasar la tarjeta inteligente y la monedera para el boleto ocasional, que coexistirán por un tiempo junto a las viejas de tarjetas magnéticas; aunque la idea de los funcionarios de Servicios Públicos es que cuanto antes se consolide el proceso de la tarjeta sin contacto los costos serán menores.

Alvarado destacó que más allá del beneficio del nuevo sistema para los usuarios, desde el punto de vista de la autoridad de la autoridad de aplicación, tiene varias ventajas. Una de las más importantes que se podrá conocer dónde se producen cada uno de los viajes, ya que las cancelaciones van a estar georeferenciadas porque tienen incluido un GPS al interior del propio equipamiento. "Esto nos permitirá contar con censo de carga perfectamente identificado, a los efectos de la planificación y del monitoreo del sistema es sumamente interesante", explicó la funcionaria.

En los puntos de ventas que cuenten con una PC también dispondrán de un software para personalizar las tarjetas que contarán con un código de barras. "Esto también será una ventaja para el usuario porque si la tarjeta se pierde o rompe, en el centro de atención al usuario podrán establecer con un lector asociar la tarjeta con los datos de la personas y le transferirán el saldo de dinero a la nueva sin perderlo", agregó Alvarado.

La directora del ETR subrayó que para que no se produzcan situaciones que puedan permitir la vulnerabilidad del sistema, adoptaron una tecnología que "no se encuentra clonada actualmente en el mercado, con módulos de seguridad asociados que nos aseguran que no exista ningún tipo de clonación en este tipo de tarjetas".

Por otra parte, Leone destacó que fueron las empresas del TUP -que conformaron un Consejo de Administración para implementar el sistema las que compraron el equipamiento de a bordo, cuyo costo es de 5 mil dólares por unidad, y los sistemas para poder desarrollar.

Compartir: 

Twitter
 

Con una tarjeta similar a ésta, se podrá en el futuro abonar el viaje de un taxi o remís.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.