CIUDAD › CORTES SUMO PRUEBAS POR EL GASOIL SUBSIDIADO

Testigos del combustible barato

El ex concejal Alberto Cortés (Partido Socialista Auténtico) entregó ayer al Secretario de la Fiscalía de la Cámara Federal de Apelaciones dos testimonios que "corroboran y amplían" -según aseguró- las denuncias que formulara en octubre del año pasado por el indebido uso del gasoil subsidiado en la empresa del transporte urbano Las Delicias. El combustible es entregado por el Estado Nacional a menos de un tercio del valor de mercado a las empresas de transporte para mantener el valor del boleto.

En este sentido el propio Cortés recordó que "el juez federal Carlos Vera Barros sobreseyó a los responsables de la firma ignorando totalmente la evidencia presentada y la recogida por la Gendarmería que filmó los hechos denunciados". Esta resolución ha sido apelada por el fiscal Ricardo Vázquez y se elevó a la Cámara de Apelaciones, donde ayer se entregaron los las declaraciones por escrito.

Uno de ellos es el de Gonzalo Martín Micalef, de 25 años: "Trabajaba en la empresa Las Delicias de Pueyrredón al 5800 bis. Hace cuatro años que estaba de mecánico; cuando venían camiones u otros vehículos me hacían cargar gasoil. Los camiones pertenecían a los socios gerentes de la empresa, no a Las Delicias. También a los autos particulares de todos los socios en general y gente de afuera amiga de ellos también. Cargaban gasoil del mismo surtidor y de las mismas cisternas de donde a la noche se cargaban los colectivos. Todo esto lo anotaban en una carpeta que tenían en la oficina de autoseguro, atrás de todo, para después cobrarle a cada uno. Una vez estábamos revisando un camión. Aparentemente tenía agua el gasoil y Rubén Rodríguez dijo que lo tiren todo porque total lo pagaban cuarenta y dos centavos. Se podría haber separado el agua del gasoil porque no se mezclan, el agua queda abajo. Y en ese tanque que vaciaron entran casi ochocientos cincuenta litros. Estos camiones hacían fletes a Salta, Buenos Aires y Rosario. Esos son los de Rodríguez. Además los otros socios gerentes tienen otras empresas de camiones que también cargaban ahí y que hacían otros recorridos. También le vendían el gasoil a un señor llamado Fabio, que tiene una empresa de camiones en Timbúes. Lo iba a buscar en un camión cisterna y hacían cerrar el portón que da por Pueyrredón, por donde se ven los tanques en el piso", relató Micalef.

El otro relato pertenece María Celia Elías, de 51 años y vecina del playón de Las Delicias quien asegura que vio allí "un camión tanque blanco con un hombre arriba sosteniendo una manguera gruesa, que entraba al camión por la parte de arriba. Es decir, que estaban cargando el camión tanque. Porque, en cambio, cuando viene el camión de YPF que le trae combustible a la empresa, la manguera sale de abajo del camión, hacia el piso".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.