DEPORTES › ÑULS PASO A OCTAVOS DE FINAL DE LA LIBERTADORES

Y ahora que pase el que sigue

El empate entre brasileños y chilenos catapultó a los rojinegros a la segunda posición del Grupo 3. Ahora resta conocer qué rival viene el jueves al Coloso: si Vélez o el Internacional de Porto Alegre.

 Por Alejo Diz

2 ÑULS: Villar (6); Gavilán (5), Aguirre (5), Ré (5); Belluschi (6), Zapata (8), Husaín (6), Peralta (5); Cejas (6); Ortega (5), Steinert (7). DT: Nery Pumpido.

0 THE STRONGEST:Caballero (5); Mena (4), Coelho (4), Jáuregui (4), Rocabado (4); Gutiérrez (4), Wilder Arévalo (4), Cristaldo (5), Zackary (4); Líder Paz (4); Cabrera (5). DT: Sergio Luna.

Goles: PT: 7m Zapata (Ñ). ST: 6m Steinert (Ñ).

Cambios: PT: 24m Zenteno por Gutiérrez (S). ST: 24m Rodas por Cejas (Ñ), 25m Cardozo por Zackary (S), 28m Cuellar por Cabrera (S), 32m Colace por Zapata y Lucero por Peralta (Ñ).

Arbitro: Carlos Torres (Paraguay)

Cancha: Coloso del Parque.

La obligación de Ñuls fue cubierta con llamativa facilidad. Antes de los diez minutos la lepra ya vencía a The Strongest. Desde entonces la atención estuvo puesta en lo que sucedía en Brasil. Allí sí hubo emoción. Porque Unión Española estuvo a un gol de vencer y eliminar así a los rojinegros. Y fue necesario el pitazo final en Goiania para que el Coloso explotara. El empate entre brasileños y chilenos catapultó a los rojinegros a la segunda posición del Grupo 3. La noche regaló el pase a los octavos con un gol excelso de Ariel Zapata y una definición con gambeta al arquero por parte de Steinert. Si la lepra hubiese necesitado más goles para pasar de ronda los gritos no hubiesen faltado. Porque los bolivianos no ofrecieron categoría y jamás pudieron entrar en sintonía con un encuentro internacional.

Fue un partido de grandes satisfacciones pero de mínimas emociones. Es que entre Ñuls y The Strongest no hay similitudes deportivas. No por el tipo de juego que proponen cada uno, sino por la jerarquía que distancian a una y otra formación.

Ñuls, obligado a ganar, salió con determinación y ejerció una presión que dio resultados rápidamente. Aunque Nery Pumpido jamás pudo haber imaginado que el resultado del presing iba a despertar cualidades desconocidas en Ariel Zapata. Es que el Pepi, al recibir un pase de Peralta, le pegó de derecha, a colocar, desde afuera del área y clavó la pelota sobre el palo derecho de Caballero.

La diferencia desinfló el ímpetu de los rojinegros y el juego pasó a disputarse en el mediocampo, donde los bolivianos acostumbran a perder ante las piernas de los volantes leprosos. Huérfanos de talento, la visita ni siquiera tenía en sus filas un jugador que pudiera sostener la pelota por algún rato y echar el ojo para lanzar algún bochazo profundo. En consecuencia, los primeros 45 minutos aburrieron. Y como en Brasil no había goles, la tensión la contagiaban las transmisiones radiales.

Para el complemento Ñuls fue agresivo. Fue a buscar la definición del encuentro. Y como sucediera en la primera parte, cuando fue punzante marcó. En este caso el gol llegó tras una asistencia de Ortega a Steinert. El delantero quedó frente al arquero, le amagó, lo eludió con gambeta larga sobre su derecha y la empujó con el arco sin custodia.

The Strongest intentó una tímida reacción. Y lo hizo con la potencia de Cabrera para llevarse la marca a la rastra. Fue así como el nueve visitante se impuso por arriba con un cabezazo que se estrelló en el ángulo derecho de Villar y luego exigió al uno leproso con un enganche ante Aguirre que el arquero disuadió al lanzarse sobre la pelota.

Con el marcador definido, Ortega buscó su gol. Pero falló por egoísta y siempre perdió en sus arresto individuales. La última media hora de juego estuvo de más. Con la visita resignada, Ñuls jugaba con la atención puesta en Brasil. Y como la lepra retrasó el inicio del partido, en Goiania el final llegó diez minutos antes que en el Coloso.

En el tramo final Pumpido quemó los cambios pensando en el partido del sábado ante San Lorenzo y los hinchas aguardaron, impacientes, por el resultado entre Goiás y Unión Española. Y los chilenos no pudieron con los brasileños. Los trasandinos fueron por el gol hasta el último minuto. Pero cuando en Brasil la pelota dejó de rodar, el Coloso estalló. Se disiparon los temores y el equipo jugó los últimos minutos con sus hinchas celebrando la clasificación. Ñuls quedó entre los 16 mejores equipos del continente. Ahora resta conocer qué rival viene el jueves al Coloso: si Vélez o el Internacional de Porto Alegre. Esta noche se definirá.

Compartir: 

Twitter
 

El Pepi Zapata festeja su golazo. Clavó la pelota sobre el palo derecho de Caballero.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.