CIUDAD › DETIENEN A "PESCADITO" S., PRóFUGO POR EL TRIPLE CRIMEN DE VILLA MORENO

Cayó en el hospital, por una herida

El joven de 22 años, acusado de participar en la balacera que causó la muerte de tres militantes sociales el 1º de enero, llegó al Heca con un disparo ayer a la madrugada. La Justicia espera que se recupere para tomarle declaración.

 Por Lorena Panzerini

Brian "Pescadito" S., de 22 años, quedó detenido ayer en el marco de la causa por el triple crimen de villa Moreno. Aunque era buscado por la policía, cayó tras ser herido en el marco de un suceso violento, durante la madrugada. Antes de las 5 de la mañana, llegó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA), con un disparo en el abdomen, por lo que la Justicia espera que se recupere para tomarle declaración por los asesinatos de Jeremías Trasante, Adrián "Patom" Rodríguez y Claudio "Mono" Suárez, perpetrados el 1º de enero pasado. Aunque el principal acusado del hecho es Sergio "el Quemado" Rodríguez, los familiares y compañeros de militancia de los chicos muertos aseguran que "Pescadito" es cómplice del imputado, al igual que otros dos jóvenes que continúan prófugos. Por otra parte, una fuente judicial adelantó que la Cámara de Apelaciones en lo Penal rechazó ayer la recusación que la defensa del "Quemado" había hecho contra el actual juez de turno, Luis María Caterina, quien hasta hoy estará a cargo de la investigación por el triple crimen. La defensa no había sido notificada ayer. Esta noche, habrá una vigilia en las puertas de los Tribunales Provinciales, al cumplirse el primer mes de la masacre.

Tras 29 días de permanecer prófugo, ayer cayó un segundo acusado por la masacre de villa Moreno: "Pescadito" está en manos de la Justicia, aunque permanece internado en la sala general del HECA, con custodia policial. El director del efector, Néstor Marchetti, indicó que permanece "estable", tras ser intervenido quirúrgicamente, ya que la bala le causó perforación de vejiga y de intestino delgado.

El abogado de los familiares de las víctimas, Norberto Olivares, criticó que a un mes de la causa el chico "se paseaba en moto" por la ciudad. Al mismo tiempo, los miembros del movimiento 26 de Junio, donde militaban los jóvenes asesinados, calificaron de "vergonzosa" la circunstancia en que la Justicia logró detener al prófugo. "No fue una detención, sino un hecho circunstancial porque este chico fue herido y quedó internado, por lo que después fue identificado como sospechoso de los asesinatos de villa Moreno. No se logró a través de pesquisa ni el accionar policial", se quejó Olivares. Además, adelantó que el Juzgado está analizando las comunicaciones telefónicas de los celulares que habían sido intervenidos para dar con los sospechosos y avanzar en las causas de los homicidios.

Más tarde, la policía indicó que además, se secuestró un Renault 19, que habría sido utilizado la madrugada del triple crimen. El auto estaba en un taller mecánico de calle Legarza 6267, donde Brian lo habría dejado para reparar.

Olivares indicó que "hay más de un testimonio que habla de varias personas que llegaron al lugar en un vehículo blanco. Este chico --por el detenido ayer-- está vinculado, por ese motivo". De todos modos, pidió que la Justicia vaya más allá: "La misma disputa que llevó al triple crimen sigue su dinámica, porque aunque resta ver de qué manera y en qué circunstancia este chico fue herido, da para pensar que está todo vinculado. Necesitamos acciones más precisas. Es muy llamativo que los prófugos no puedan ser detectados".

El hecho que derivó en la detención de Brian S. tiene que ver con que recibió un balazo en el abdomen, en medio de un hecho violento poco claro, cuando el joven se encontraba en Biedma y Francia. Allí acudió personal de la comisaría 18º, que lo trasladó al Heca. Una vez en el hospital, la confirmación de sus datos permitió detectar que sobre él pesaba un pedido de captura de la Justicia Federal y otro de la provincial, cuya orden fue librada por el primer juez del caso, Juan José Pazos. Así, quedó internado bajo custodia policial y en estado delicado.

Si bien el nombre de "Pescadito" no había sonado en torno a la causa, está sospechado de ser una de las personas que ejecutaron la masacre de Villa Moreno, como cómplice de Rodríguez. "Pescadito y Tele (Delgado) --aún prófugo-- son quienes socorrieron a la novia de Maximiliano Rodríguez (el hijo del Quemado)", cuando minutos antes del triple crimen, el chico fue baleado mientras circulaba en un BMW con la joven. "Pescadito es justamente el que trasladó el auto hasta el Heca", donde Maxi quedó internado. Poco después llegó al efector el "Quemado" alertado por el ataque que había sufrido su hijo. Para Olivares, "de ahí se fueron todos juntos y armaron todo", dijo por la masacre desatada en la canchita del club Oroño, de Presidente Quintana y Dorrego, alrededor de las 3.30, que terminó con la vida de los tres militantes.

Compartir: 

Twitter
 

Familiares y amigos de los asesinados cuestionaron que el prófugo haya caído "de casualidad".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.