CIUDAD › FAMILIA SOLIDARIA CUESTIONO A LA DIRECCION PROVINCIAL DE LA NIñEZ

La nena que volvió con su familia

Tras alojar casi un año a una nena maltratada, el matrimonio
tuvo que entregarla a sus tíos. Para la mujer se actuó "de
manera engañosa". Para la Dirección el proceso fue "normal".

 Por Lorena Panzerini

Tras alojar casi un año a una nena maltratada, de dos años, una familia solidaria cuestionó el accionar de la Dirección Provincial de la Niñez, a cargo del programa. Según denunció Betiana Guerrini, les sacaron a la niña "abruptamente", para entregarla a los tíos, que constituyen su familia ampliada. El viernes pasado, el matrimonio recibió la noticia de que el domingo tendrían que entregar a la niña a sus tíos; pero el temor de Betiana recae en que "nunca" supieron qué le había pasado a la chiquita que llegó a su casa con las piernas enyesadas, traumatismo de cráneo y "arrancamiento de cuero cabelludo". "Nadie hizo la denuncia penal por sus lesiones, y al no saber qué pasó en esa familia, la nena corre riesgo", planteó. En tanto, Cristian Allende, de la Dirección de Niñez, aseguró que el proceso fue "normal, según el mandato legal", y seguido por el equipo interdisciplinario de la dirección. El juez de Familia, Marcelo Molina, agregó que lo ideal es que el programa sea "lo más breve posible, para que no se genere vínculo". Por su parte, la Defensora Provincial de Niñez, Analía Colombo, habló de "numerosas fallas".

"Mamá está triste", expresó la nena con palabras mal pronunciadas conforme su edad, el domingo pasado, cuando Betiana y su marido la llevaron con su familia ampliada. Es que la mujer que durante un año contuvo a esa pequeña, no logró retener las lágrimas que la chiquita detectó enseguida, cuando ya estaba en brazos de su tía. "Se cae de maduro que extraña su vida", dijo Betiana antes de criticar que las autoridades del área "se durmieron con el caso".

Colombo señaló que "a pedido del Tribunal Colegiado de Familia Nº 5, la Defensoría a mi cargo se convirtió en el lugar de encuentro para que las partes empezaran a dialogar; pero es evidente que antes de esta gestión faltó diálogo y acercamiento".

Pese a que la mujer y su marido dijeron estar inscriptos en el Registro Unico de Guarda con fines Adoptivos (Ruaga) desde 2008, la provincia "no puso ningún reparo" sobre lo que hoy ponen como requisito excluyente para las parejas que pretenden ingresar al programa Familias Solidarias, para darle tránsito a un niño o niña que momentáneamente no puede permanecer en su núcleo familiar. "Nos dijeron que no había problema", dijo Betiana.

Allende señaló que recién en marzo de este año la Dirección comenzó a trabajar en el entrecruzamiento de datos con el Ruaga, para evitar que las parejas que desean adoptar sean las mismas que se anotan en el programa. Al mismo tiempo, indicó que en el caso puntual, "está avalada la evaluación que hicieron los profesionales, que son quienes analizan el momento en que es aconsejable la restitución al círculo más cercano familiar y comunitario", porque "así lo indica la ley".

Betiana recordó que una semana después de inscribirse al programa, la llamaron para contarle en qué situación estaba la nena. "Cómo nos íbamos a negar. Es imposible", dijo. En ese contexto, pasó casi un año. "El hecho de que hayan silenciado cuál iba a ser el destino de la nena, nos hacía pensar que en algún momento podríamos pedir la guarda. Lo más terrible es que no escucharon al pediatra Matías Martin, del hospital Centenario, que consideró que por su salud mental no era recomendable que la nena sea separada de nosotros", planteó. El profesional agregó que la Dirección "nunca se comunicó" con él; y que la nena "evolucionó" con la familia solidaria.

Ante ese "silencio", Betiana comenzó a indagar por qué "nadie hizo una denuncia penal. Eso les molestó, porque no se les puede cuestionar nada". Y agregó: "El viernes llevamos a la nena a la visita con los tíos y teníamos que buscarla a las tres horas, pero nos llamaron de la Dirección para decirnos que la decisión estaba tomada", relató la mujer que aseguró que la nena repetía "mamá no, tía sí", después de las visitas. "Grité y supliqué que me dejaran explicarle que no iba a dormir más en su casa". Ante ello, la restitución se acordó para el domingo pasado. "La ley dice que no podemos reclamar nada, pero lo mínimo que pedimos es que se investigue qué le pasó", remarcó.

Allende aclaró que la nena está con "tíos que antes no participaban" de su vida; y aclaró que "no está previsto por ahora que vuelva con la madre" biológica, quien tiene una prohibición de acercamiento.

La mujer aseguró que la Dirección actuó "de manera engañosa y perversa"; y dijo que tras hacer público su reclamo recibió llamados de otras familias solidarias. "No es el único caso, recién me llamó un padre solidario que hace tres años tiene a un nene en su casa, y no sabe qué va a pasar", señaló.

Compartir: 

Twitter
 

Para la Defensora de Niñez, Analía Colombo, hubo fallas".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared