CIUDAD › ROSARIO/12 HABLó CON FUENTES POLICIALES SOBRE LA GUERRA NARCO QUE DEJA MUERTOS EN ROSARIO.

"Los soldaditos quisieron pasar a generales"

Los hombres acribillados en sus autos de alta gama, los blancos elegidos, los territorios en disputa y el movimiento de grandes sumas de dinero que dan por tierra con la hipótesis de los "ajustes de cuentas" internos para negar la guerra narco.

 Por José Maggi

Los últimos asesinatos ocurridos en Rosario, tienen que ver directamente con la lucha entre dos bandas de narcos, que pretenden quedarse con la exclusividad del negocio. La afirmación fue hecha por una alta fuente responsable de la seguridad santafesina. Por un lado los investigadores apuntan a una reconocida familia del extremo sur rosarino, con al menos dos generaciones ligadas al negocio de sustancias ilegales. Y por el otro, a un empresario del rubro automotor, incluidos coches de alta gama del oeste rosarino, y que también diversificó inversiones en un boliche nocturno. Una alta fuente policial reveló que la banda del sur cobraba protección al empresario del oeste, y que cuando éste se vio obligado a abandonar por unos días la ciudad, pretendieron quedarse con todo el negocio. "Quisieron pasar de soldaditos a generales", graficó la misma fuente.

El primer episodio fue el sábado 8 de setiembre: El crimen de Martín Paz, alias el Fantasma tuvo lugar en 27 de Febrero y Entre Ríos. El asesinato a plena luz del día y con un cargador vaciado sobre el vehículo, habría sido el primer capítulo del desembarco del empresario, que se había retirado hacia Buenos Aires, cuando un allegado suyo cayó en desgracia por el comercio de autos robados. El operativo llevado adelante por la Gendarmería, y que terminó con la prisión de Esteban A., puso en alerta a su socio mayor que estuvo 40 días "guardado" en territorio bonaerense.

A su regreso en los primeros días de setiembre, la realidad local había cambiado: Con un crecimiento sostenido por un verdadero ejército que maneja el territorio, la banda del sur rosarino pretendió quedarse con todo el negocio, y su oponente le hizo sentir el precio de esa aspiración, tumbando una pieza fuerte de ese esquema.

La balacera sobre el concesionario de autos de Corrientes al 100, fue la reafirmación de que las cosas iban más que en serio, ya que el capital de esa compra-venta de vehículos, estaría ligado a Paz. En medio, quedó el titular del local que también estuvo nombrado, aunque no condenado, en algunas investigaciones por estupefacientes.

-¿Porqué lo eligieron a Paz? -pregunto este cronista a una alta fuente policial.

-Paz tenía varios amigos paraguayos, muchos contactos en ese país. Igual que Esteban A. En la pelea le tumbaron al hombre que les traía lo necesario de allá a sus rivales.

La respuesta no se hizo esperar, y corrió por la ciudad, la recompensa de un millón de pesos que la familia del sur puso como precio para la cabeza de un joven de Tablada, con algunos antecedente policiales en su legajo, por haber liquidado al Fantasma.

Llegó el sábado 15 y con las últimas horas del día, dos crímenes: El de un hombre de 52 años a bordo de un Fiat 147, que en un primer momento se presentó como un desenlace violento al robo de una cartera ocurrido en Provincias Unidas y San Lorenzo, y el del Gordo Santillán, acribillado a balazos en San Juan y Larrea, a bordo de un Peugeot 308 cabriolet. Las dos víctimas fueron señalados por los investigadores consultados como "gente de Esteban A". "Domingo 'Chuky' Vivas caminaba Empalme Graneros, y no fue una cartera lo que le sacaron, sino una bolsa", apuntó una alta fuente de la investigación y aclaró que "ese fue el vuelto", aseguró.

El 18 de setiembre el ministro de Seguridad Raúl Lamberto se animó a hablar de bandas de narcos operando en esta región: "Estamos ante una situación compleja porque hay bandas vinculadas al narcotráfico que operan en nuestra provincia. Estas bandas tienen amplio poder de conducción, manejo de dinero y son muy violentas. Estas bandas están rompiendo la convivencia armónica de los vecinos rosarinos". Fue la única mención pública, ya que hasta un jefe policial lo negó. El titular de la cartera de seguridad, no volvió sobre el tema. Consultado por este cronista, prefirió no aceptar una entrevista.

La confirmación de la pelea entre bandas generada en el ánimo de extender las fronteras del negocio, y en la pretensión de dejar de ser "soldaditos" para convertirse en "generales", por parte de la familia del sur podría leerse entre las noticias de los últimos días. El padre del Fantasma dijo que "Rosario era insegura", después de lo que le pasó a su hijo, y adelantó que está pensando en irse a vivir al norte de Santa Fe. Para una alta fuente policial, la cantidad de kilómetros que separa al norte santafesino de países vecinos resultaría más definitorio que la tranquilidad que hay en Tostado o Ceres.

La semana sangrienta, intenta ser presentada por estas horas como un problema hacia dentro de las mismas bandas, que dieron cuenta de sus hombres por deslices varios. Están sostenidas por la negación de la guerra de bandas. Con ese objetivo esta misma semana intentaron aquietar los ánimos, mostrando el secuestro de una avioneta que aterrizó en Clarke a 65 kilómetros de Rosario, con 250 kilos de marihuana. "Hubo solo un detenido y una camioneta Ford Ranger se dio a la fuga. ¿Dónde está la investigación de inteligencia?. Eso fue una entrega pactada para aquietar los ánimos. No es serio", confió la misma fuente consultada.

Compartir: 

Twitter
 

Los allanamientos encuentran distintas cantidades de drogas, pero el negocio grande sigue en pie.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.