CIUDAD

La policía antitabaco ya tiene dos bares en su lista de infractores

El Ministerio de Salud provincial denunció ante la justicia a los bares El Cairo y el ubicado en el hotel Riviera. Los empresarios dicen que no pueden obligar a sus clientes a no fumar.

A seis meses de haberse implementado, la ley provincial antitabaco tiene dispar acatamiento y, a la vez, los primeros dos bares infractores detectados por la autoridad de aplicación. El Ministerio de Salud, a través de la Subsecretaría Legal, denunció ante la jueza de Faltas Liliana Puccio al bar El Cairo y al que funciona dentro del Hotel Riviera por incumplimiento de la normativa que impide fumar en los espacios públicos cerrados -estatales o privados-. Como las sanciones no están contempladas en la norma sancionada por la Legislatura y recién se está debatiendo en el Concejo y en las cámaras legislativas de la provincia, la magistrada citó a los responsables de esos establecimientos y los "invitó" a hacer cumplir la Ley 12.432 entre sus clientes. Los propietarios de las confiterías aclararon que no están en condiciones de ejercer el poder de policía ante los parroquianos que se niegan a dejar el cigarrillo.

El subsecretario Legal del Ministerio de Salud de Santa Fe, Carlos Dulong, confirmó ayer que personal de esa repartición hizo la presentación ante la Justicia de Faltas provincial en Rosario tras corroborar que en los dos bares mencionados había clientes fumando en espacios cerrados, cuando la ley antitabaco lo prohíbe expresamente. Según comentó el funcionario, la información inicial fue recogida de una carta de lectores publicada por un diario de la ciudad.

La jueza Puccio citó a los dueños de los establecimientos para solicitarles que exijan a sus clientes el cumplimiento de la norma. El abogado de El Cairo, Adrián Díaz, comentó a Radio Dos que su representado fue a la audiencia "de buena fe para mostrar que existe buena predisposición pero a la vez dificultades para garantizar que la gente no fume en el bar". Al mismo tiempo, el encargado del local ubicado en Sarmiento y Santa Fe recalcó que "los empresarios no están en condiciones

de ejercer el poder de policía, que le corresponde al Estado". Fue por esa razón que la propia Cámara Gastronómica Hotelera de Rosario no descartó presentar un recurso de amparo para impedir la aplicación de la ley.

El abogado recordó que la ley sancionada a mediados del 2005 no contempla sanciones explícitas para los locales "infractores", razón por la cual El Cairo y el bar que funciona en el Hotel Riviera fueron amonestados pero no deberán pagar multa alguna.

En el Concejo Municipal aún no comenzó la discusión parlamentaria en torno al mensaje enviado días atrás al Palacio Vasallo por el intendente Miguel Lifschitz que promueve multas que van de los 50 a los 900 pesos para los fumadores y que llegan a los 3000 para los comercios incumplidores. En la Legislatura, diputados y senadores provinciales tampoco han avanzado en el tratamiento y sanción de una Ley complementaria que incluya sancionaes explícitas para los infractores.

Para Díaz, la denuncia formulada por el Ministerio de Salud sólo contra dos bares esconde además cierta "inequidad al momento de aplicar la ley. No tengo dudas que hay muchísimos bares en Rosario donde se fuma y no se respeta la prohibición de fumar y no son denunciados".

Compartir: 

Twitter
 

Los dueños de bares dicen que el poder de policía corresponde al Estado y no a ellos. "Tenemos dificultades para garantizar que la gente no fume en el bar", argumentan.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.