CIUDAD › ASOCIACIóN ILíCITA Y TRáFICO DE INFLUENCIAS

El policía Lescano quedó imputado

 Por Lorena Panzerini

Abraham Lescano, el suboficial de la Brigada de Investigaciones detenido el viernes pasado, acusado de pasar información a la banda Los Monos negó la acusación y se abstuvo de declarar. En pleno mediodía de ayer, el agente de 27 años fue trasladado al juzgado de Juan Carlos Vienna, donde a pesar de negar cualquier implicancia con la banda liderada por los Cantero, quedó imputado de "conformar la asociación ilícita y (por) tráfico de influencias". Lescano quedó sospechado en la investigación por escuchas telefónicas en las que aparentemente se evidencia que le pasaba datos a los miembros de la banda sobre allanamientos a realizarse. Su abogado, Carlos Racamato, consideró que la imputación es "muy genérica y mal formulada, porque no se le dice cómo, cuándo ni dónde participó" del ilícito; por lo que adelantó que planteará la nulidad del acto y pedirá la excarcelación del uniformado preso.

El agente lleva siete años de servicio en la policía de Santa Fe, y según indicó su defensor, no tiene antecedentes delictivos. El viernes pasado fue citado la Jefatura de Policía, donde le sacaron el arma reglamentaria y la credencial policial. Allí mismo quedó arrestado a disposición del juez.

Al uniformado se lo acusa de connivencia, ante la presunta conexión con miembros de la banda Los Monos. A raíz de un allanamiento realizado el 3 de julio pasado en una propiedad ubicada en Khantuta al 1700, en barrio La Granada, personal de la División Judiciales encontró un boleto compraventa que involucraba a Lescano con los Cantero.

La propiedad en cuestión fue vendida a Celestina Contreras, la madre de los investigados -quien se encuentra con prisión domiciliaria estricta, junto a dos hermanas del fallecido Claudio "Pájaro" Cantero-, quien actualmente se la alquila a una pareja. Además, fuentes de la causa indicaron que en el lugar había boletas de servicios a nombre del policía de Investigaciones, con lo cual se confirmó que la vivienda perteneció antes al agente, a quien aparentemente le entregaron otra propiedad de mayor valor.

Tras ese procedimiento, el juzgado intervino el teléfono del policía. Varias escuchas determinaron que tenía una vinculación con la banda investigada por Vienna, mediante comunicaciones en las que pasaba información, con datos concretos sobre procedimientos policiales a realizarse.

"No le dicen a quién le pasó información, ni con qué teléfono. Algún día detendrán a alguno porque saludó a los integrantes de la banda investigada", ironizó el abogado del policía.

Por otro lado, una mujer de 52 años fue detenida el sábado en el marco de los allanamientos ordenados por Vienna, ya que estaría vinculada con Los Monos. En su vivienda de calle Ceibo al 1400, en la zona sur, la División Judiciales halló cuatro kilos de cocaína y tres armas de importante calibre. Haydée C. quedó arrestada a cargo de la Justicia Federal. En otro procedimiento de ese día, quedó detenido Claudio S., por presunta implicancia con la familia Bassi, de Villa Gobernador Gálvez. Al muchacho se lo sindicó como "soldadito" de Luis "Pollo" Bassi.

La investigación sobre la muerte de Paz tomó impulso tras la muerte del Pájaro Cantero, a fines de mayo pasado. Desde entonces, el juez Vienna realizó varios allanamientos en propiedades de la familia Cantero y allegados. Hasta el momento, hay detenidos seis policías.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.