CIUDAD › VECINOS DEL BARRIO NUEVA ESPAñA RECLAMAN OBRAS DE INFRAESTRUCTURA

Evitar que se haga una olla

El temor es que las viviendas que se levantan para el anexo del barrio de la comunidad quom conviertan la zona de Sorrento y la vía, que es baja y encajonada, en inundable. Realizaron el pedido a la Municipalidad, pero no les respondieron.

 Por Leo Ricciardino

"Yo nací acá, pasamos ocho inundaciones. La peor fue la del `86, con más de dos metros de agua. Pero en diciembre pasado llegamos a los 60 centímetros adentro de nuestras casas". Rubén Suárez es un policía a punto de retirarse. Con algo de melancolía y un poco de resignación cuenta la historia del barrio Nueva España, un triángulo de cuatro cuadras por tres en Sorrento y la vía. Igual que Daniel Silva y Adriana Celis temen que esa zona ya de por sí baja "se convierta en una olla" con las nuevas viviendas que se levantan en el marco del proyecto de anexo del barrio Toba. Enseguida aclaran ante Rosario/12 que "no tenemos ningún problema ni con las nuevas casas, ni con la comunidad quom, ni con nada. Nuestra única preocupación son las obras de infraestructura en una zona pequeña, baja y encajonada donde van a venir a vivir 500 personas", explica Silva.

El 14 de noviembre de 2012 el Concejo Municipal aprobó la planificación y declaró de interés social la construcción del anexo del barrio toba, un desprendimiento de las casas que se construyen en la zona de Juan José Paso y Travesía. Tras el escándalo del caso Shocklender, las Madres de Plaza de Mayo dejaron el proyecto que ahora conduce el Servicio Público de la Vivienda de la Municipalidad de Rosario, con financiamiento nacional.

En los terrenos destinados a la construcción de 128 viviendas en una primera etapa, antiguamente había una laguna. "Acá desembocaba el agua que venía de los campos de la zona de Ibarlucea. Nosotros de pibe veníamos a pescar acá", recuerda Suárez y explica que cuando esos terrenos se rellenaron funcionó durante mucho tiempo la canchita de fútbol del barrio. Además de sustraerse un espacio de esparcimiento para los chicos, los vecinos observan en una crítica a la planificación que "el nuevo barrio va a quedar encajonado contra el terraplén de la vía y no tendrá más que dos salidas hacia Sorrento", agrega Silva. Esos son los terrenos que ya fueron levantados más de 1,20 metros, lo que provoca un desnivel con las casas del barrio Nueva España.

"El desagüe pluvial del barrio que está en la zona de las calles Donizetti y Artilleros, está tapado y obturado ya que del otro lado del caño y del terraplén de las vías están las viviendas sobre la avenida de la Travesía", explica Adriana Celis. Estas preocupaciones llevaron a los vecinos a reuniones con funcionarios de hidráulica del municipio y una empresa privada comenzó a colocar caños pluviales en las calles paralelas a Sorrento. "Pero la obra no se puede realizar en su totalidad porque no está aprobado el pavimento definitivo para nuestro barrio que hace 20 años cuenta con el sistema cloacal pero aún tenemos zanjas a cielo abierto", apunta Adriana.

La cuestión es que la empresa Pecam SA. ya levantó los terrenos donde se van a emplazar las nuevas casas y comunicaron que harán el desagüe pluvial de la nueva barriada hacia Nueva España. "Esto va a ser una olla perfecta entre la nueva construcción y la avenida Sorrento, será imposible sacar el agua de aquí ante una tormenta fuerte", apunta Daniel.

En su momento los vecinos de Nueva España presentaron un amparo ante la justicia con más de 140 firmas, para que "se regulen estas cuestiones de infraestructura y se prevean las obras a realizar", cuenta Adriana pero aclara que "enseguida el juzgado en lo Civil y Comercial número 8 se declaró incompetente. Como los fondos vienen de la nación, pretenden que llevemos las cosas hasta los estrados federales", explicó.

Ya mantuvieron reuniones con los funcionarios de Hidráulica del municipio, con la directora del Distrito Norte Carina Ortega; pero "nadie nos ha dado una respuesta satisfactoria", dicen los vecinos y confían en que "algunos concejales se hagan eco de este problema. Porque acá nos van a perjudicar a nosotros y también a la gente que vendrá a habitar estas nuevas casas. Lo único que pedimos es que las cosas se hagan bien", pidieron los vecinos.

Compartir: 

Twitter
 

Unas 500 personas se mudarán a casas construidas por el municipio en Sorrento y la vía.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.