CIUDAD › EL SINDICATO ANUNCIó UN PARO AL NO CONSEGUIR EL PLUS DE 1000 PESOS

Los municipales marcan la cancha

La administración Fein no cerró el diálogo, pero quiere consensuar el martes con otros municipios. Entonces el gremio conducido por Antonio Ratner plantó una huelga de 48 horas al día siguiente, para condicionar esa mesa de intendentes.

 Por Luis Bastús

El tire y afloje que mantienen la Intendencia con el Sindicato Municipal de Rosario se develó ayer como una partida de ajedrez, con movimientos pensados con vistas a jugadas por venir. El gremio local anunció la realización de un paro de 48 horas para la semana próxima, al no conseguir el OK del Ejecutivo a su pedido del pago de un bono extra de 1.000 pesos. La huelga está prevista para miércoles y jueves, por las dudas, puesto que la intendenta Mónica Fein quiere discutir el requerimiento gremial con otros intendentes, como el de Santa Fe por ejemplo, que tampoco aflojó hasta ahora. Y esto ocurrirá el martes. Mientras tanto, el sindicato propondrá el lunes a la federación del sector que la convocatoria al paro se haga en todos los municipios y comunas de la provincia que aún no accedieron a desembolsar el bono pretendido. "No negamos la posibilidad de acceder a lo que piden, sólo que ese reclamo surgió desde la Festram, por eso queremos conversarlo también en conjunto con los intendentes", explicaron desde el Palacio de los Leones.

La negociación parecía mostrar una luz al final del túnel, antes de la reunión que ayer sostuvieron el titular del sindicato, Antonio Ratner, con el secretario general municipal, Jorge Elder, y la secretaria de Hacienda, Verónica Irízar. Hasta entonces, Ratner había valorado "un cambio de actitud" en el Ejecutivo, más accesible a la negativa del primer momento. Pero ayer volvieron del cuarto intermedio, se reunieron y Ratner convocó a asamblea de delegados. La decisión fue anunciar una huelga de 48 horas en todas las dependencias municipales, aunque manteniendo guardias mínimas en los lugares más sensibles.

"Hoy volvimos a reunirnos, dos horas y media, y vimos que no hay respuesta a lo que pedimos. Dicen que quieren reunirse con otros intendentes, entonces ya no discutimos sólo con la Municipalidad de Rosario, sino también con Santa Fe y con cincuenta ciudades. Punto. No hay una señal clara, entonces vamos al paro", blandió Ratner. El sindicalista adelantó que en el plenario que la Festram celebrará el lunes en la capital provincial él llevará la moción de que todos los sindicatos que aún no hayan logrado el bono también se plieguen a la medida de fuerza.

Ratner pidió a la gestión de Mónica Fein que imite "los reflejos rápidos que tuvo el gobernador Antonio Bonfatti de pagar un bono similar al personal provincial, después de acordar con los policías". Argumentó que "la inflación le ganó a la paritaria, sobre todo en diciembre cuando los aumentos fueron del 5%". Y analizó que el aumento del presupuesto elaborado por el Ejecutivo fue del 32 por ciento, y que la paritaria del año pasado para los municipales rosarinos fue del 26% (16 puntos en marzo, y 10 en julio). "Eso ya quedó atrás, y la paritaria que empezará en febrero será más compleja mientras no se modifique la base imponible del impuesto a las ganancias", cotejó. "Si no apretamos ahora, nos van a llevar a fin de mes, y después a paritaria, y van a dejar de lado los 1000 pesos", desconfió.

10 millones. Este plus salarial de única vez representaría para el Tesoro municipal un desembolso extra de 10 millones. Hay 186 comunas y 26 intendencias que terminaron por ceder al pedido gremial, como Rafaela, Venado Tuerto, pero otras que no, como Granadero Baigorria, Villa Gobernador Gálvez y Roldán, también de cuño kirchnerista. Tampoco lo hicieron José Corral en Santa Fe y Alberto Marinsaldi en Pérez, ambos del Frente Progresista.

Irízar y Elder no cerraron la puerta a tal pretensión, pero pidieron al sindicato que los espere hasta el martes. "Como el reclamo partió desde la Festram, queremos cuidar y respetar el espacio de consenso construido con los municipios y comunas de la provincia. Entonces, queremos dar una respuesta conjunta, aunque por la presión gremial ejercida hay algunas administraciones que ya accedieron a pagarlo", explicó la secretaria de Hacienda. "La voluntad es no llegar al conflicto, entiendan las dificultades que hay, que los municipios somos el eslabón más débil del sector público ante la inflación", agregó y destacó que el aumento otorgado por Rosario en 2013 fue de 2,5 puntos más que la paritaria general.

En la mesa de ayer Irízar planteó que en el período 2008 - 2013 los incrementos salariales del personal municipal acumularon 212 por ciento, mientras que la coparticipación -recurso fundamental de municipios- evolucionó en un 157%, y que el Instituto Provincial de Estadística y Censo midió en ese período una suba de precios del 180%. A Ratner y sus delegados la perspectiva no los persuadió, y salieron de la reunión resueltos a marcar la cancha para que el martes a la mañana los intendentes se reúnan en Santa Fe sabiendo que tendrán un paro en los dos días siguientes.

Elder confió en el valor de esperar la reunión del martes. "Todos queremos solucionar este conflicto con una estrategia común. No hay un no definitivo", aclaró.

Compartir: 

Twitter
 

Ratner quiere que Claudio Leoni (Festram) llame al paro general de los municipales.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.