CIUDAD › FEIN DECIDIó NO AVIVAR LA POLéMICA CON EL PRESIDENTE DEL CONCEJO

"No voy a discutir por los medios"

Miguel Zamarini dijo el fin de semana que la intendenta tiene "desconfianza manifiesta por intolerancia política", en referencia al respaldo que le quitó para la presidenta en diciembre. "Falta mucho para el 2015, hay que trabajar por la ciudad", cerró Fein.

"No voy a discutir con el presidente del Concejo ningún tema por los medios, es una persona que conozco hace 40 años, con quien dialogo permanentemente, creo que falta mucho para el 2015 donde quizás el debate político se tenga que dar, hoy tenemos que trabajar por la ciudad". De esta manera, la intendenta Mónica Fein pefirió ayer zanjar el debate mediático con el concejal Miguel Zamarini (PS), quien había señalado que la intendenta "tiene desconfianza manifiesta por intolerancia política". De todas maneras, Fein señaló que las declaraciones del titular del Palacio Vasallo fueron "desafortunadas". La intendenta fue más allá al plantear una cuestión de género: "A veces cuando gobernamos las mujeres hay una tendencia en ponernos en el lugar de intolerantes cuando no pensamos igual", consideró la intendenta. Por su parte, Zamarini reiteró que no tiene diálogo con la intendenta desde antes del 10 de diciembre, aunque aclaró que "no quedó varado ningún tema del Concejo" debido a estos desencuentros. En este marco, el concejal Martín Rosúa (UCR) pidió "profundizar de manera urgente el diálogo dentro del Frente Progresista" (ver aparte).

La intendenta Fein fue abordada ayer por los cronistas que cubrían su recorrida por el Polideportivo Balnerio del Saladillo. Cuando le preguntaron si se sintió dolida o sorpendida por las declaraciones de Zamarini publicadas el pasado domingo en La Capital, la intendenta respondió: "La verdad que no son las más gratas. Que alguien con quien uno tiene una larga trayectoria en común haga valoraciones, creo que son desafortunadas".

Seguidamente, la mandataria dijo que no iba a contestar ninguna cuestión que la condujera a un debate público, y que prefería llevar la discusión en el marco del Frente Progresista. "Trabajaremos para solucionar los problemas de la ciudad que es lo que nos pide la gente", indicó Fein, quien luego se refirió a una reunión que realizó el interbloque del Frente Progresista a fines de diciembre.

"Miguel (por Zamarini) no pudo venir y lo lamento, pero todo el resto estuvo. Espero que en febrero, en una nueva reunión, se sume", invitó la intendenta, para luego sugerir que detrás de las declaraciones de Zamarini puede advierte una cuestión de género. "A veces cuando gobernamos las mujeres hay una tendencia en ponernos en el lugar de intolerantes cuando no pensamos igual. Eso no es bueno, los que no pensamos igual simplemente pensamos diferente. Y en el diálogo siempre podemos buscar acuerdos y consensos", planteó la intendenta.

Fein destacó que con el Concejo Municipal tiene la obligación de trabajar en forma conjunta. "No voy a propiciar ningún debate que sea confrontarlo. Zamarini es el presidente del Concejo y por lo tanto voy a trabajar de manera permanente", anticipó la intendenta para bajarle los decibeles a la polémica con el titular del cuerpo. Más allá de los cruces, la jefa del Palacio de los Leones subrayó que "no hay ruptura de relación, el Frente Progresista está funcionando".

Zamarini, en tanto, reiteró ayer que no tiene diálogo con Fein "desde antes del 10 de diciembre, y cuando no se dialoga no se tolera determinadas situaciones". En declaraciones a LT8, el presidente del Concejo Municipal se refirió a su relación con el Ejecutivo. "Cuando se plantea ese nivel de desconfianza, uno o se somete a esa opinión o expresa lo contrario, teniendo en cuenta que esto se resuelve en el Concejo, donde el presidente es votado por sus pares", precisó.

"Estamos hablando de un espacio mucho más amplio que el socialismo, que es el Frente Progresista. Se habla de un entendimiento para gobernar, y somos tres los integrantes del Frente sobre un total de 8 que hacemos esta misma lectura: falta de diálogo y necesidad de acordar con todas las fuerzas y no sólo con el PRO", agregó Zamarini.

No obstante, el titular del cuerpo dijo que a pesar de estas diferencias "no quedó varado ningún tema del Concejo; al contrario, se ayudó a la Intendencia a auxiliar el transporte, se votó el presupuesto. Se habla de deslealtad cuando no hay sumisión. La falta de diálogo se resuelve dialogando". Además, Zamarini afirmó que jamás pensó "ser candidato a intendente, aunque todo queda abierto por delante. No es una posición personal, sino una actitud política de un grupo de concejales que creemos que a través del diálogo y el consenso se pueden resolver los problemas".

Compartir: 

Twitter
 

La intendenta presentó ayer la opciones de la futura estación para el tren Rosario-Retiro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.