CIUDAD › POR LA FUGA EN JEFATURA

Policías presos

Rubén Z. y Luciana H, los dos policías de la División Judiciales que custodiaban a Juan Domingo Ramírez cuando se fugó hace más de una semana de la Jefatura de Rosario quedaron detenidos ayer y hoy declararán ante la jueza de Instrucción, Irma Bilotta, bajo los cargos de "cohecho en concurso real y facilitamiento doloso de la evasión". El fugitivo, miembro de la banda Los Monos, sigue fuera de alcance luego de que se quitara las esposas y golpeara al sargento Z. para salir corriendo, cruzar el patio y ganar la calle.

El fiscal Enrique Paz consideró que había "sospecha suficiente" como para indagar a los custodios sobre la curiosa fuga. Por eso pidió que el caso pase del fuero correccional al de instrucción, que investiga delitos más graves. "Hubo elementos probatorios e indicios que llevan a la convicción de que no se trata de un hecho como el que narran los que en principio aparecían como víctimas", dijo una fuente del caso.

El abogado Carlos Racamato, en defensa del sargento acusado --y pasado a disponibilidad la semana pasada-- resumió que ayer "se pidió la detención y la jueza así lo dispuso, por lo que mañana (por hoy) será indagado. Estoy indignado con esta situación, porque él es víctima, fue golpeado, no facilitó la fuga", aseguró sobre su cliente. "El evadido le rompió la nariz --agregó-- y le quedó un ojo morado. Tiene un corte en la cara constatado por los médicos de tribunales y hasta quedó inconsciente. La chica es más inocente todavía, porque ella estaba en el baño y cuando vio tirado a su compañero intentó despertarlo y dio aviso de lo que sucedía", planteó el letrado, que llevará preparado el escrito con el pedido de libertad para su cliente.

En tanto, Alberto Tortajada, defensor de la oficial de guardia también detenida, confirmó la situación de su clienta y fue cauto en referirse a la causa, por lo que sólo ratificó que la mujer se presentó espontáneamente, y pidió esperar hasta hoy para hacer apreciaciones, una vez que la policía haga su descargo.

El 15 de enero Ramírez se fugó horas después de haber sido capturado en zona sur. Sospechan que es un sicario de Los Monos, señalado de matar a un joven el año pasado frente a un kiosco de drogas. Hay indicios que abonan desconfianza sobre los policías a partir de la declaración de un testigo, a quien la esposa de Ramírez le habría solicitado un préstamo de dinero, horas después de la detención de su marido. Poco antes de las 7 de la mañana, el hombre se soltó las esposas y escapó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.