CIUDAD › PROGRAMA MUNICIPAL SOBRE VENTA, TENENCIA Y PORTACIóN DE ARMAS

Nuevos mecanismos de control

La iniciativa del PPS pretende que el municipio lleve adelante inspecciones sobre la venta de armas de electrochoque y químicos contenidos en rociadores, realizando las acciones para impedir su comercialización en armerías que no se encuentren habilitadas.

El bloque de concejales del Partido Progreso Social (PPS), a través de una iniciativa de los ediles María Fernanda Gigliani, Héctor Cavallero y Lorena Giménez, propone la creación del Programa Municipal para el control de venta, tenencia y portación de armas. "De acuerdo a los registros del Renar los comercios habilitados para la venta de armas en Rosario son 14, aunque las picanas o aerosoles de gas pimienta se comercializan en muchos negocios, por lo que estamos ante una clara situación de ilegalidad", sostuvo la edila. Otro proyecto presentado por el bloque de concejales del PPS plantea una modificación de la Ordenanza que regula la habilitación de armerías. En ese sentido, deberá crearse un registro permanente y actualizado de los compradores mientras los vendedores deberán contar con certificados de antecedentes penales emitidos por el Registro Nacional de Reincidencia.

El programa busca involucrar al Ejecutivo Municipal colaborando con Provincia y Nación, en el control de la comercialización de armas y municiones en la ciudad. De acuerdo a la normativa, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, será la encargada de implementar el programa. Para esto, el municipio deberá realizar los convenios pertinentes con el Registro Nacional de Armas (RENAR), Policía Federal y Provincial para colaborar con el control de ventas, tenencia y portación de armas en la ciudad.

Las funciones de la Secretaria de Control y Convivencia Ciudadana son las siguientes:

a) Coordinación de trabajos entre los distintos organismos competentes.

b) Establecer mecanismos de control sobre la venta de armas de electrochoque y agresivos químicos contenidos en rociadores, espolvoreadores, gasificadores o análogos, realizando las acciones correspondientes de acuerdo a su competencia para impedir su venta en locales que no se encuentren expresamente habilitados a tal efecto.

c) Incorporar como tarea específica de la Guardia Urbana (GUM), controlar la venta de armas en la ciudad de acuerdo a la legislación vigente y colaborar con las demás fuerzas de seguridad en el control de la tenencia y portación de armas de uso civil.

d) Impulsar capacitaciones sobre disposiciones y reglamentaciones vigentes acerca de la tenencia de armas y municiones de uso civil, así como información a los vecinos que participen de foros de seguridad vecinal, mesas de seguridad ciudadana y/o cualquier otra instancia de participación ciudadana en materia de seguridad que se encuentre en ejecución o en el futuro.

e) Promover el control en comercios jugueterías o locales de similares características de todo tipo de réplicas o imitaciones de armas.

El 19 de marzo pasado Gigliani, junto a otros ediles, se reunió con el procurador general de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Jorge Baraguirre y los fiscales de Cámaras de Rosario, Guillermo Camporini y María Eugenia Iribarren. Tras el encuentro, la concejala consideró que "es urgente y necesaria la producción de normas locales que tiendan a fortalecer el control sobre la actividad de las armerías y contar con un registro permanente y actualizado de los compradores".

Justamente otro proyecto presentado por el PPS plantea una modificación de la Ordenanza N 8.761/2011, que regula los trámites de habilitación para las armerías. La ordenanza estipula que tanto las armas de electrochoque (comúnmente conocidos como picanas eléctricas) y las fabricadas a base de agresivos químicos (gas pimienta), se vendan únicamente en los comercios habilitados para tal fin en Rosario, y no en cualquier comercio como sucede hoy en la ciudad.

Además, se establece que la Municipalidad solo otorgará la habilitación condicional a aquéllos comercios cuyos titulares presenten certificados de antecedentes Penales emitido por el Registro Nacional de Reincidencia.

Una vez otorgada la habilitación definitiva, los comercios habilitados deberán llevar un libro de registro de compradores tanto de armas como de municiones en el que consten datos personales, cantidad, tipo y calibre de armas o municiones adquiridas, y fecha de la compra, entre otros requisitos, el cual tendrán que presentar cada tres meses en la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana. Los concejales del PPS también profundizan en el proyecto, las sanciones en caso de incumplimiento a la normativa.

"Es apropiado que sea la Secretaria de Control y Convivencia Ciudadana la encargada de promocionar con acciones concretas el control sobre la venta y adquisición de armas en la ciudad, sobre todo por el fácil acceso a ellas por parte de los delincuentes", destacó la edila.

Gigliani recordó que en julio de 2012 se recolectaron 178 armas, en cuatro días, durante el desarrollo del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego en la provincia.

Compartir: 

Twitter
 

La edil María Fernanda Gigliani, autora de la iniciativa.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.