CIUDAD › DECLARó EL ACUSADO DE QUEMAR EL 45 POR CIENTO DEL CUERPO DE F. S.

Lesiones agravadas por el vínculo

En lo que puede representar otro grave caso de violencia de género en ciudad, el acusado quedó imputado de "amenazas coactivas consumadas en concurso real y en calidad de autor". Pero él se declaró inocente y deslizó que fue su ex pareja la que lo agredió.

 Por Sonia Tessa

El hombre acusado de quemar el 45 por ciento del cuerpo de F. S. el 17 de mayo de 2013 declaró el miércoles ante la fiscal Valeria Haurigot y quedó imputado por "lesiones graves agravadas por el vínculo y amenazas coactivas consumadas en concurso real y en calidad de autor". El acusado se declaró inocente, contó su propia versión de los hechos -diametralmente opuesta a la denuncia- durante más de dos horas y media, ofreció medidas de prueba y para ratificar que no ejerció violencia hacia su ex pareja -incluso deslizó que la situación era al revés- pidió que se tome testimonio a sus dos ex esposas, como así también a compañeros de trabajo y amigos. De hecho, una de las ex esposas del imputado denunció por amenazas a F.S. Entre las pruebas previstas, la fiscalía dispondrá la reconstrucción del momento de las quemaduras, y la fiscal empezó a disponer la logística para hacerlo después de la feria judicial.

El acusado dijo sentirse amenazado porque en los últimos días salió afuera de Tribunales a fumar y le gritaron asesino, según dijo ante la fiscal. También relató con detalles su versión de lo ocurrido los días previos y posteriores al 17 de mayo de 2013. Rosario/12 publicó la denuncia de F. S. (bajo el nombre de Fabiana) en su edición del domingo 15 de junio pasado.

"Le hice saber acerca de la denuncia que interpuso la señora F. S., los elementos que fundan la imputación y que obran como consecuencia de este tiempo de trabajo, a partir de que el Ministerio Público", dijo Haurigot. La representante del Ministerio Público contó que el acusado, "dio su versión de los hechos, ofreció prueba de descargo, y asimismo presentó un escrito con una declaración pormenorizada de lo mismo que declaró personalmente".

O. S. se declaró inocente. Su abogado defensor, Osvaldo Campiciano, subrayó que "obviamente rechazó todo lo que dice la denuncia y se han aportado todas las pruebas que demuestran que todo lo que dice esa mujer no se corresponde con la realidad de los hechos que realmente sucedieron". Para el abogado, más que investigar la inocencia de su defendido, se "tendrá que determinar cuál es el motivo que la llevó a denunciar semejante hecho se tendrá que determinar. Los hechos fueron completamente diferentes a lo que realmente cuenta ella".

Campiciano afirmó: "Tenemos varias aristas e infinidad de pruebas que demuestran todo lo contrario de la denuncia. Con el paso de las etapas de la investigación, en su momento, cuando se tenga que hacer el ofrecimiento de pruebas las iremos presentando. El grueso de pruebas no lo hemos ofrecido. Por ahora, presentamos los elementos para que la fiscal investigue. Ahora hay que esperar las etapas procesales pertinentes. Hay testimonios, actas notariales, otras periciales que se van a ofrecer".

F. S. denunció en febrero de este año que el 17 de mayo del año pasado había sido quemada por quien entonces era su pareja. Según su propio relato, había entrado un murciélago en la habitación, y ella se tiró alcohol en el cuerpo porque en una ocasión anterior, los médicos le dijeron que era una forma eficaz de repelerlos. En ese punto, el relato se bifurca. Ella cuenta que se estaban peleando, él la zamarreó y ella no recuerda cómo, le prendió fuego. La versión de él es que ella tenía el encendedor en la mano y se quemó sola, para después pedirle que no dijera nada. Según él, la familia de ella iba a pedir una internación psiquiátrica y por eso él calló sobre lo ocurrido.

En la causa iniciada el 12 de febrero declararon dos médicos: Osvaldo Freddi, del Centro del Quemado del Sanatorio Británico, adonde se trató a F. S. por las quemaduras y también el que la atiende actualmente. "La prueba es bien clara en cuanto a la materialidad delictiva, lo que no es claro es la mecánica del hecho", explicó la fiscal. Es decir que está claro que F. S. sufrió quemaduras, pero no cómo se produjeron. "Es un hecho difícil de probar, contamos con la herramienta de la ley de violencia de género que en estos casos es esencial porque permite que uno trabaje con menos prueba", dijo Haurigot en referencia a la ley 26.485 para prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres.

F. S. denunció además que la fiscal demoró cuatro meses en tomarle declaración al denunciado, que desde el miércoles está imputado. "El principio de congruencia se empezó a fijar desde el miércoles, ahí se empieza a armar la plataforma de un eventual y futuro juicio. Se construye con prueba que ahora es evidencia y va a ser prueba", explicó Haurigot en términos jurídicos. Es decir que a partir del miércoles, empezó a construirse un futuro juicio que determine la responsabilidad de los hechos. "Hay que producir la mayor cantidad posible de prueba. F. S. ha tenido desde le primer día la posibilidad de constituirse como querellante, nunca tuvo problemas para producir la prueba que quisiera, ha tenido acceso a la causa", puntualizó.

Compartir: 

Twitter
 

El acusado dijo sentirse amenazado porque hace días salió afuera de Tribunales a fumar y le gritaron asesino.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.