CIUDAD › PIDEN QUE ARIEL MáXIMO CANTERO SEA INDAGADO COMO JEFE DE LOS MONOS

El padre era el que mandaba

Los fiscales Fernández Bussy y Carlos Covani piden que el imputado como miembro
de una asociación ilícita pase a ser considerado "organizador o jefe". Se
basan en escuchas en las que recibía explicaciones y en su lugar familiar.

Los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Carlos Covani solicitaron a la Justicia que Ariel Máximo Cantero amplíe su declaración indagatoria como jefe u organizador y no como miembro de la banda Los Monos, según algunas declaraciones que figuran en el expediente. "Lo que se analizó fueron algunas declaraciones que existían en el expediente, que hacían referencia a Ariel Máximo Cantero y se le atribuía un rol de co comandancia de la asociación ilícita, es decir, un rol de igualdad con sus hijos y en algún momento de organizador", precisó Covani. "La pena en expectativa mínima es de tres años en la imputación actual y cinco en la imputación que nosotros estamos solicitando ahora", dijo el funcionario judicial y aclaró que "esta calificación tiene una pena mayor que la de participe de la asociación ilícita, que era la atribución originaria".

Fernández Bussy y Covani siguen la investigación por asociación ilícita contra el grupo de procesados en la banda de Los Monos que no entró al acuerdo abreviado firmado en abril pasado. En ese rol solicitaron al juzgado de Instrucción que eleve la imputación de Ariel Cantero.

En el escrito, que ingresó en la mañana de ayer al juzgado de la jueza Alejandra Rodenas, los funcionarios fundamentan su petición en base a cuatro testimonios de testigos, que señalan que manejaba búnkers y que era uno de los cuatro líderes del grupo, junto a sus tres hijos, uno de ellos -Claudio "el Pájaro"- asesinado. Además, consideran que en las escuchas se advierte que no hay relación de subordinación. Por el contrario, se lo ponía en conocimiento como quien le rinde cuentas.

El fiscal Covani evaluó que "sumado al rol familiar, nos hace pensar que no era un mero partícipe de la banda sino que existía una situación de jerarquía del padre hacia el hijo. Incluso, hay algún relato dentro de la causa que habla de que el padre había delegado en sus hijos la jefatura que él ostentaba anteriormente".

La diferencia en la calificación impacta en la pena en expectativa; para miembro es de 3 a 10 años de prisión y para jefes tiene un mínimo de 5 y un máximo de 15. Hace un mes, "El Viejo Ariel" fue señalado por ser miembro de una banda dedicada a delitos varaios, lo que abarca desde homicidios hasta extorsiones. En su defensa, él señaló no tener autos ni bienes, sólo caballos y chanchos. Dijo, además, que hace 10 años que se alejó de la parte de su familia que estuvo involucrada en la causa.

Cantero padre, de 50 años, estuvo prófugo dos años. Fue detenido por la Policía rosarina el viernes 22 de mayo cuando iba por Centeno y Felipe Moré en un carro tirado por un caballo. Desde ese momento, permanece alojado en la cárcel de Coronda, a la espera de que la Justicia resuelva su situación procesal.

Compartir: 

Twitter
 

Ariel Máximo Cantero fue detenido el viernes 22 de mayo, en Centeno y Felipe Moré.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.