CIUDAD › DETUVIERON A LA FAMILIA DE UNA CHICA MUERTA

Un balazo muy difícil de explicar

La fiscal Mariana Prunotto ordenó ayer la detención de cinco familiares de la adolescente de 16 años que murió la noche del lunes, tras recibir un disparo de arma de fuego, mientras estaba en su casa de Schweitzer al 8300, en villa La Bombacha. Si bien al principio se habló de un hecho accidental, mientras la chica manipulaba un revólver calibre 22 en su habitación, con el correr de las horas, desde el Ministerio Público de la Acusación tomaron la decisión de los arrestos al analizar varias cuestiones: que la jovencita falleció en su casa, donde se encontraba toda la familia, que el arma utilizada no aparece y que no se aportó una versión del hecho por parte de los familiares. Los detenidos son el padre de Joana, la madrastra, dos hijos de ésta (uno es menor de edad) y la novia de uno de ellos. Los cuatro adultos llegarán este mediodía a audiencia imputativa, donde la jueza Marcela Canavecio analizará los elementos de prueba.

En poco más de 24 horas, la investigación por la muerte violenta de la adolescente Joana Aquino, ocurrida el lunes por la noche en su casa de Albert Schweitzer y Olmos, dio un giro inesperado. La fiscal de la Unidad de Homicidios pidió órdenes de allanamiento y detuvo a Ricardo A., Alicia O., Claudio S., Verónica P. y a un menor de edad, que quedó a cargo de la Justicia de Menores, en el sistema de conclusión de causas. Se trata del padre, la madrastra y sus dos hijos, y la pareja de uno de ellos. Ninguno tiene antecedentes penales. El legajo judicial figura como "homicidio" en la planilla de audiencias orales.

Desde la Fiscalía Regional se indicó que el arresto de estas cinco personas surgió a partir de las dudas que presentaba el caso desde un principio, enmarcado en una "muerte dudosa", y que al parecer tuvieron un giro importante con las primeras horas de la investigación.

Una de las cuestiones que deja dudas a los investigadores es que pese a los allanamientos realizados en la humilde vivienda de la familia, no pudo ser encontrada el arma calibre 22 con la que se produjo el disparo, que ingresó en forma descendente por la axila derecha de la jovencita.

Según se dijo en las primeras horas, los investigadores encontraron una pistola en la casa, a la calificaron como "matagatos", que al parecer pertenecería al padre de la adolescente, pero que no tiene relación con el disparo que terminó con su vida.

Al mismo tiempo, fuentes de la fiscalía señalaron que tampoco hay una versión familiar sobre lo sucedido, lo que generó más dudas.

El hecho que se investiga ocurrió en una precaria vivienda de Schweitzer y Olmos, en el noroeste de Rosario, el lunes por la noche. Joana, según trascendió, llegó a la casa y se encerró en su pieza. Poco después, su madrastra habría oído el disparo y cuando entraron a la habitación, la chica estaba desvanecida. Pese a que fue trasladada al Hospital de Niños Zona Norte, los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Más tarde, el médico forense indicó que la bala ingresó por la axila derecha de la nena, en forma descendente, es decir, de arriba hacia abajo.

Compartir: 

Twitter
 

La fiscal Prunotto.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.