CIUDAD › FAMILIARES DE MUERTOS EN HECHOS VIOLENTOS SE MOVILIZARON A TRIBUNALES

En busca del compromiso ciudadano

Se convocaron para hacer visible el reclamo porque "detrás de cada víctima, muere toda una familia". Destacaron la necesidad de respuestas políticas urgentes. Prometieron seguir marchando. Estaban Alberto Perassi y el pastor Trasante.

 Por Lorena Panzerini

"Detrás de cada víctima, muere toda una familia", fue una de las frases que se escucharon ayer en las escalinatas de los Tribunales, donde la Mesa de Compromiso Ciudadano, que nuclea a familiares de un centenar de víctimas de muertes violentas, pidió responsabilidad política y social. Dos vueltas alrededor del Palacio de Justicia, con el grito de "presente", después de cada uno de los nombres de los fallecidos, coronaron la movilización que se repite el primer miércoles de cada mes, a las 12. Según indicaron los organizadores, hasta ayer se contaban 163 víctimas de homicidios en lo que va del año, realidad que a pesar del feriado municipal sacó a la calle a decenas de personas de Rosario y ciudades aledañas. "Cada mes el compromiso es que traigamos a alguien nuevo a marchar; porque todos debemos comprometernos", instaron. El viernes, habrá una movilización similar en el cordón industrial y hoy se realizará una asamblea de gremios para decidir pasos a seguir (ver aparte).

La movida que convocó a familiares de víctimas de hechos de inseguridad y gatillo fácil, entre otras, fue para hacer visible la realidad de la ciudad y la provincia. "Queríamos que los familiares se conozcan, conozcan sus derechos y que la ciudadanía se entere de nuestra lucha diaria. Los objetivos son claros: la interpelación a la justicia, con la exigencia de que los juicios no sean abreviados, que haya condenas efectivas, no a los arrestos domiciliarios y la agilidad en el sistema penal, que maneja tiempos muy distintos a los nuestros; por otro lado, reclamamos seguridad para los que siguen vivos", dijo Gabriela, hermana de Gerardo Giménez, el comerciante asesinado en octubre de 2014 en Granadero Baigorria.

Entre los manifestantes estuvieron Alberto, el padre de Paula Perassi; Eduardo Trasante, padre de los asesinados Jeremías y Jairo, cuyos rostros ejemplifican la lucha por justicia en dos causas emblemáticas como son la desaparición de la joven sanlorencina y el triple crimen de villa Moreno. Además, hubo familiares de Facu y Emi, de las víctimas de calle Salta, la madre de Jonatan Herrera, muerto por balas policiales; y otros que apoyaron el reclamo colectivo. "Este termómetro social es claro: no se están resolviendo los casos", protestaron.

Silvana, hermana de Gerardo Gini, asesinado en julio pasado, en Fray Luis Beltran, cuando intentaron robarle la moto y le dieron un tiro en el pecho, dijo a este diario que la causa -radicada en San Lorenzo- "está parada". Y aseguró: "No tienen pruebas, no digo que no estén buscándolas, pero es necesario un cambio de leyes, de conciencia, en la política y la justicia. La gente tiene que salir a la calle, toda la ciudad de paro, escrache a las elecciones y basta de muertes", reclamó.

Familiares de Mauricio Brandan, asesinado el 26 de septiembre pasado, en su local, recordaron que "le quitaron la vida por un celular y 300 pesos. El reclamo es de un compromiso político y también ciudadano, porque si no nos toca de cerca no nos comprometemos. Cuando a un político le maten un hijo se van a poner a hacer algo. Hay que cambiar las leyes: basta de salidas laborales y transitorias. Hay que cumplir", dijeron.

En la causa de Brendan no hay detenidos, y su hermano Cristian no pudo contener la bronca. "Sabemos que los fiscales no tienen herramientas ni recursos y que los jueces no tienen corazón y sólo piensan en el dinero que tienen en su bolsillo. La fiscal (Marisol Fabbro) pidió ocho días más de detención, pero no le hicieron lugar. Mi hermano no le hacía mal a nadie, espero que esto no le pase nunca más a nadie, aunque sabemos que eso queda solo en palabras", dijo entre lágrimas. "Esto es terrible y será insuperable. Mi mamá no puede levantarse de la cama desde que pasó esto", lamentó.

La convocatoria fue acompañada también por el gremio de los peones de taxis, con Horacio Boix a la cabeza, quien indicó que hoy, a las 18 se realizará una asamblea en la sede de la UOM, para decidir pasos a seguir con respecto a los trabajadores afectados por la inseguridad, e invitó a quienes deseen participar. "Vamos a elaborar un plan de lucha por la vida", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Marcharon familiares de personas que sufrieron hechos de violencia y no tienen respuestas.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.