CIUDAD › EL MUNICIPIO NORMALIZARá EN 60 DíAS LA RECOLECCIóN DE LA BASURA.

Sin las inversiones necesarias

El problema son los camiones de la empresa estatal Sumar que no fueron mantenidos como corresponde y empezaron a deteriorarse. Ahora hay varios inutilizados y eso demora el servicio en muchas zonas. En dos meses llegarán nuevos equipos para la recolección.

 Por Claudio Socolsky

Ante nuevos inconvenientes en el servicio de recolección que opera la empresa estatal Sumar, desde la Municipalidad adelantaron que en los próximos días llamarán a licitación para la adquisición de equipamiento que mejorarán la prestación. Si bien los detalles serán anunciados en los próximos días por la intendenta Mónica Fein, una de las obligaciones de quien resulte ganador de la licitación es entregar parte de los equipos en un plazo máximo de 60 días. A la hora de explicar las fallas en el servicio, el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, precisó que el mes pasado varios camiones estuvieron parados porque necesitaban repuestos importados, aunque adelantó que ya están avanzadas las gestiones para adquirirlos. Para el sindicato de Recolectores; la empresa estatal, que con tres mil contenedores cubre el centro, macrocentro, en Fonavis, y varias de las avenidas y accesos principales de la ciudad, lleva varios años con la misma flota de camiones. En este sentido, el titular del gremio, Marcelo Andrada, pidió que "se realicen las inversiones necesarias".

A fines de diciembre, si se realizaba un recorrido por algunas calles de la ciudad, podía observarse cómo se acumulaba la basura alrededor de los contenedores y se multiplicaban las quejas de los vecinos. El municipio argumentó que el problema surgió por una combinación, bastante letal para el sistema, de varios feriados, unos cuantos camiones rotos, y la mayor cantidad de residuos, de por sí habitual en el último mes del año, La semana pasada, la postal se repitió, como así también las quejas de los vecinos. "El problema, básicamente, es que los camiones que tenemos tienen ya alguna antigüedad. En los últimos dos años fue muy complejo resolver la incorporación de repuestos porque gran parte de esos camiones son importados, sobre todo el componente eléctrico, y hubo que generar una sustitución de importaciones con proveedores locales. Todo lo que se pudo hacer en este tiempo se hizo, pero hay repuestos que son importados y no hay manera de encontrarlos acá", explicó Leone.

Según el funcionario; las condiciones, aunque lejos de ser las ideales, mejoraron porque "bajó la carga por enero y pudimos poner a funcionar ocho de los trece camiones del total del circuito. También pudimos incorporar algunas cuestiones de equipamiento, menores, pero que nos permitieron ir sosteniendo el taller".

La mayor parte de los repuestos para los camiones recolectores, aseguró Leone, se fabrican en el país a excepción de los que se utilizan en el sistema eléctrico y computarizado. "En diciembre, cuatro camiones tuvieron problemas en esos sistemas, y no hay manera de reponerlos si no es con el kit completo. Traerlo implica un proceso de importación que hasta ahora no lo teníamos resuelto, recién ahora nos están habilitando a traer algunas cosas", indicó el funcionario.

Por otra parte, Leone precisó que una reparación de este tipo "está en el orden de los 80 mil dólares, pero aparte del costo, un camión fuera del circuito tiene 30 días de reparación para poder ponerlo a funcionar". A futuro, agregó el titular de la cartera de Gobierno, el objetivo es llegar a tener un stock de repuestos que está tramitando en la Aduana para resolver el funcionamiento de la flota actual, además de la compra de camiones y contenedores a través de un llamado a licitación que la intendenta anunciará en los próximos días.

Consultado sobre la posibilidad de implementar algún plan de contingencia a través de la colaboración de Lime y Limpar, las empresas privadas que operan el sistema, Leone eplicó que no cuentan con la tecnología apropiada: "Son camiones de sistema de carga lateral, sólo están en Buenos Aires, están con las empresas en su operación, con lo cual no alquilan ni prestan camiones". De todos modos, cuando se desbordaron los contenedores en diciembre, se arribó a un acuerdo con Limpar que les permitió resolver los entornos de los contenedores.

Críticas del sindicato

Para Andrada, "se tienen que hacer las reparaciones y los camiones tienen que estar como corresponde, porque los principales perjudicados son los ciudadanos de Rosario que están con la basura en la puerta de sus casas". El dirigente gremial afirmó que "la inversión real que tiene que hacer la Municipalidad a la empresa Sumar no la hace. Esos camiones, hace ocho años que se están usando a la noche, a la mañana, y a la tarde, no paran nunca, pero lo más sencillo es echarle la culpa a los trabajadores".

Andrada precisó que la empresa estatal cuenta con trece camiones para operar seis rutas por turno, y que si no invierten el dinero para repararlos nunca se llega a hacer el trabajo. "Sobran un par de camiones para repararlos, pero no lo hacen, y cuando se les caen quedan colgadas las rutas, hay sectores que se hacen día por medio", dijo el gremialista. "Tampoco están lavando los contenedores", agregó.

El titular del gremio de los recolectores salió al cruce de los funcionarios municipales por la demora en la entrega de los repuestos para reparar los camiones: "El problema son las cajas compactadoras. Pero los fabricantes están asociados con una empresa radicada en Oncativo, provincia de Córdoba, no deberían tener problemas con los repuestos. En Buenos Aires, el 95 por ciento están con carga lateral, que no digan que no hay repuestos".

Compartir: 

Twitter
 

Así se ven los contenedores de varias zonas de la ciudad. El calor aumenta los olores.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.