CIUDAD › EL CONCEJO ADHIRIó A LA LEY PROVINCIAL DE DESCANSO DOMINICAL

Un día para recuperar los derechos

Con 21 votos a favor y 6 en contra, la adhesión se aplicará a partir del 1º de julio a comercios de más de 1200 metros cuadrados de superficie. La mayoría de los concejales repudió los despidos en Coto. Hubo marchas a favor y en contra.

 Por Claudio Socolsky

El Concejo Municipal aprobó ayer por 21 votos a 6 la adhesión de Rosario a la ley de descanso dominical. La ordenanza, que se aplicará únicamente a supermercados, hipermercados y megamercados que tienen 1200 metros cuadrados de superficie regirá, según un artículo agregado ayer, a partir del 1º de julio. La mayoría de los 27 ediles presentes en el recinto coincidieron en repudiar el envío de 50 telegramas de despidos a los trabajadores del supermercado Coto, y las amenazas de las asociaciones de supermercados, quienes advirtieron que habrá más despidos cuando entre en vigencia la norma. "No estamos legislando para provocar despidos", planteó el concejal Diego Giuliano (Rosario Federal). "Es mentira que en Venado Tuerto un supermercado redujo un 28 por ciento su personal por la adhesión a la ley", dijo el concejal Eduardo Toniolli (PJ), saliendo al cruce de las declaraciones realizadas por un directivo de la Asociación de Supermercados Unidos.

"Es un día muy importante para todos los trabajadores que vienen trabajando desde hace tantos años los domingos, es un derecho recuperado", dijo a Rosario/12 la Prosecretaria Gremial de la Asociación de Empleados de Comercio, Silvana Crocci. "Nos levantamos con la contracara de los 50 despidos de los compañeros, mañana (por hoy) tenemos audiencia en el Ministerio de Trabajo, pero no nos sorprende de Coto porque lo hizo hace dos años atrás, cuando todavía no era ley provincial ni promulgada por el gobernador", agregó.

En la previa de la sesión, la primera ordinaria del año, se vivieron momentos de tensión en los alrededores del Palacio Vasallo, cuando un grupo de patovicas y supuestos empleados del supermercado Coto se cruzaron con los afiliados del sindicato de Empleados de Comercio, impulsores de la iniciativa, pero la presencia de una importante cantidad de efectivos policiales evitó que se produjeran incidentes.

El titular de la bancada socialista, Horacio Ghirardi, fue el encargado de abrir un intenso debate que insumió casi cinco horas. El edil afirmó que la adhesión no tendrá consecuencias negativas. "La población readaptará su manera de comprar y se beneficiarán los pequeños comercios barriales", planteó, además de ser el primero en denunciar "los mecanismos extorsivos y las presiones" de los empresarios.

"Deberían preocuparse por nuevas estrategias comerciales", agregó Ghirardi, quien propuso eliminar el artículo referido al informe que debía enviar el Departamento Ejecutivo a los seis meses de aplicada la ordenanza para evaluar los efectos e impactos de la norma. De todos modos fueron incluidos dos artículos. Uno es el referido a la implementación a partir del 1º de julio. El otro, impulsado por el concejal radical Jorge Boasso, encomienda a la intendencia coordinar, por intermedio de las secretarías municipales correspondientes, que el Ministerio de Trabajo y el de Producción provinciales garanticen la efectiva aplicación de la ordenanza.

Los cinco concejales del bloque Pro y el radical frentista Martín Rosúa votaron en contra y advirtieron sobre "la catarata" de juicios, cautelares y amparos que vendrán. Según el edil Carlos Cardozo, el gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta Mónica Fein, quien adelantó que iba a respetar la decisión del Concejo, y el titular de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti, "no apoyan el descanso dominical".

Según el concejal Alejandro Roselló, el cuerpo puede regular el horario de apertura y cierre de un comercio: "No necesitamos adherir a ninguna ley". También manifestó su preocupación por los puestos de trabajo. "Nadie nos puede dar certezas de que no haya despidos, ojalá no haya ninguno", auguró. Rosúa, en tanto, insistió que la medida es perjudicial para los trabajadores, ya que dejarán de percibir entre 3880 y 4200 pesos de sus salarios.

La concejala radical María Eugenia Schmuck aseguró que el de ayer fue "un día histórico". La edila apuntó a los supermercados Carrefour, Coto, Jumbo y Libertad como las cadenas que "están presionando a los trabajadores, y que pretendieron presionar a este cuerpo para que no adhiera a la ley".

Compartir: 

Twitter
 

Tras la sesión, integrantes de la Asociación de Empleados de Comercio festejaron en la calle.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.