CIUDAD › EL HERMANASTRO DEL PáJARO CANTERO Y EL HORIZONTE PENAL QUE ENFRENTA

Hay una causa de la que Monchi zafó

El fiscal Vescovo desistió de imputar a Ramón Machuca por presuntas amenazas contra el juez Vienna. "Viajó a Las Vegas, volvió y mataron a mi hermano, luego a Luis Medina. Hay que ver si aguanta las consecuencias", había dicho.

 Por Lorena Panzerini

El Ministerio Público de la Acusación desistió de imputar a Ramón "Monchi" Machuca --quien estuvo prófugo tres años en la megacausa contra la banda narcocriminal de Los Monos-- en una causa por amenazas contra el juez Juan Carlos Vienna, que instruyó la investigación contra su familia. Según dijo a Rosario/12 el fiscal Aníbal Vescovo, tras una pesquisa de seis meses determinó que "no se constituyó delito" y desestimó la investigación que se inició "de oficio" en enero pasado, cuando Monchi dio una entrevista desde la clandestinidad al periodista Martín Ciccioli, para Telenoche. "Le dedico la gorrita (con la inscripción de "El Mabu", por "el más buscado", que se puso para dar la entrevista televisiva) a todos los giles que arman causas, como el juez Vienna y la Brigada de Judiciales", fue una de las frases que intimidó al juez. Sin embargo, cuando se entrevistó con el fiscal, Vienna refirió que sintió amenazas hacia la investigación en sí. Así, Machuca --hermano de crianza de los Cantero-- deberá enfrentar cargos como hostigador de cinco crímenes y por ser líder de una asociación ilícita, pero zafó de la acusación por amenazas contra un magistrado.

La pesquisa posterior a la aparición de Monchi en la televisión se inició en la Unidad Fiscal con Imputados no Individualizados (NN), pero hace un mes pasó al fiscal Vescovo, ya que llegó una pericia de la Policía Federal que evidenció que la misma voz de la entrevista es la que se escucha en las intervenciones telefónicas de la causa 913/12, en las que Monchi negó haber sido grabado. "Confites de 9; dos, de 4 y medio; y dos de 40", es la frase que se envió a Buenos Aires para cotejar con la voz del entrevistado que, disfrazado con barba, gorra y anteojos negros, dijo ser Machuca. En esa intervención, el prófugo se refería a un pedido de proyectiles, pero él mismo reclamó "que se pruebe" que era su voz, cuando se le preguntó sobre las pruebas que lo involucran. Ahora, esa evidencia resultará útil en otras causas donde Los Monos están implicados, ya que el teléfono de Machuca figura en casi todos los expedientes.

Cuando la Policía Federal detuvo a Machuca en Buenos Aires, el 6 de junio pasado, los legajos judiciales sumaron fojas con las imputaciones en su contra: ser líder de una asociación ilícita, haber participado en el crimen de la adolescente Guadalupe Cantero, en mayo de 2013; en el de Diego Demarre, dueño del boliche en cuya puerta mataron al líder de Los Monos, su hermano, Claudio "Pájaro" Cantero; en los homicidios de Norma y Nahuel César, madre y hermano de Milton César, quienes fueron acribillados a balazos mientras viajaban en su camioneta junto a Marcelo Alomar, el 28 de mayo de 2013. La Justicia entiende que todas esas muertes fueron en venganza por el homicidio del Pájaro.

Esas acusaciones corresponden al sistema de conclusión de causas, porque se trata de hechos anteriores a febrero de 2014, cuando entró en vigencia el nuevo sistema procesal penal. Sin embargo, en enero pasado, el MPA -encargado de impulsar las nuevas investigaciones-abrió una causa de oficio, tras las declaraciones públicas de Machuca, quien apuntó al juez Vienna, la brigada de Judiciales que lo investigó, y a políticos.

"La droga en Rosario la maneja el poder político, el Poder Judicial y la policía. Acá no podés vender cien gramos sin un arreglo con un juez, como Vienna, con un político o un policía"; "Lo que sé bien es que (en el crimen del Pájaro) está metido el juez Vienna. El viajó a Las Vegas, vuelve y matan a mi hermano; va otra vez y pum, lo matan a Luis Medina. Matar, mata cualquiera, después hay que ver si aguanta las consecuencias," fueron algunas de las frases que lanzó Machuca en aquella entrevista y que motivaron la investigación.

También habló Vienna en esa oportunidad: "Si tiene algo para decir que se presente y lo diga en Tribunales". Y agregó que "es de temer" que el prófugo tenga información sobre sus movimientos, ya que el acusado mencionó sus viajes.

Sin embargo, dos días antes de la detención del apodado "Mabu", Vescovo entendió que en sus dichos no se configuró delito alguno. "Una pericia de voz dio cuenta de que quién habló en televisión era realmente Machuca y con el avance de la investigación se determinó que no había ninguna amenaza", dijo el fiscal a este diario. "Cuando entrevisté a Vienna se refirió a una amenaza que en términos jurídicos no configura un delito. Sintió que lo que estaba siendo amenazado era el procedimiento y no él como persona", expresó.

La causa contra Los Monos está en la etapa definitoria. Once de los sindicados miembros fueron condenados en juicio abreviado a penas de no más de tres años de prisión, incluso policías. Mientras que otros 25 fueron enviados a juicio oral y público. El más complicado, hasta la detención de Machuca, era Ariel "Guille" Cantero, a quien se le atribuye la materialidad del crimen de Demarre y la jefatura de la banda narcocriminal. Si "Monchi" es procesado en los próximos meses, también se sentará ante el tribunal oral que juzgará a sus cómplices.

Compartir: 

Twitter
 

Monchi Cantero estuvo tres años prófugo e hizo declaraciones televisivas desde la clandestinidad.
Imagen: Télam.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.