CIUDAD › DETENIDOS Y NUMEROSOS ALLANAMIENTOS EN LA CIUDAD POR MANIOBRAS FINANCIERAS

Contra el delito de cuello blanco

Mañana se imputará a los diez detenidos por asociación ilícita, defraudación, falsedad y lavado de activos. Previamente hubo un enorme operativo policial a pedido de la justicia.

Profesionales y empresarios rosarinos fueron detenidos ayer en el marco de una investigación por maniobras financieras, que empezó hace más de dos años en la Unidad Fiscal de Delitos Económicos y Complejos. Se trata de la causa más relevante sobre fraudes y estafas inmobiliarias en la región, por una suma de entre 40 y 50 millones de pesos, por la que ayer se realizaron 20 allanamientos. Los arrestados son el agente financiero, Jorge Oneto; el contador Marcelo Jaef; el escribano Eduardo Torres; el vendedor de autos Roberto Aymo; Leandro "Lelo" Pérez, relacionado con Victoria Xipolitakis; Maximiliano De Gaetano, gremialista del Sindicato de Monteros; Ramona Rodríguez, Jhonatan Zárate y los escribanos Juan Bautista Aliau y Luis María Kurtzeman. Según trascendió podría haber vinculaciones con la banda de Los Monos, por la compra de autos de alta gama. Aún quedan cinco prófugos. "Se trata de empezar a atacar al delito económico de cuello blanco", destacaron desde el Ministerio de Seguridad.

Doscientos cincuenta efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI), personal de AFIP, Procelac, el Banco Central y la UIF participaron ayer de una veintena de allanamientos ordenados por la jueza Mónica Lamperti, a pedido del fiscal Sebastián Narvaja, que mañana imputará a los diez acusados por asociación ilícita, defraudación, falsedad y lavado de activos, entre otros delitos. "La investigación comenzó por denuncias de propietarios a quienes les sacaron la casa por juicios fraudulentos, usurpación o falsificación de documentos. Se trata de maniobras complejas: fraudes cometidos con propiedades, destinados a quitarle el inmueble a sus titulares legítimos, y de la mano de eso se cometieron delitos de falsedad por parte de escribanos. También tenemos en investigación maniobras de lavado de activos, que apuntan a poder lograr que esas propiedades desapoderadas a sus dueños legítimos pasen de mano en mano con el fin de buscar apariencia de legitimidad de los bienes adquiridos", detalló Narvaja sobre la maniobra delictiva.

Si bien no hay montos de dinero en efectivo, se tasaron las propiedades involucradas en suman entre 40 y 50 millones de pesos. "Lo que tenemos acreditado hasta el momento es que escribanos y contadores funcionaron como facilitadores de las maniobras de lavado, en las que terminaron siendo beneficiadas personas con altos recursos económicos", dijo el fiscal.

Los allanamientos se realizaron en Córdoba al 1200, España 38, oficinas del diario La Capital, en un domicilio de San Luis y Alvear, cuatro departamentos de la Torre Acqualina, España y Brown, San Lorenzo al 1000, Montevideo al 1900, el country Carlos Pellegrini (calle Los Cipreses); San Luis al 2200, la clínica de Oroño y San Juan; Pasco al 1000; Guatemala al 2200, 3 de Febrero y Vespucio (Pueblo Esther), Pellegrini al 300; Avenida de la Libertad al 300 (cuatro allanamientos), Dorrego al 1400 y Viamonte al 5300.

Narvaja detalló que la investigación se desarrolló en conjunto con la UIF, Procelac (de lavado de dinero) y demás entidades mencionadas, durante dos años. También confirmó que hay causas relacionadas con el viejo sistema penal, en las que al menos el escribano Torres y el agenciero Aymo, tienen causas abiertas.

Entre los elementos secuestrados en los procedimientos que comenzaron a las 5 de la madrugada, aparece importante documentación que deberá ser procesada para analizar el requerimiento de otras personas, armamento (sobre todo pistolas calibre 9 milímetros), celulares y computadoras, aunque no se especificó a quién se le secuestró cada elemento. El fiscal regional Jorge Baclini, supervisó los allanamientos. "Se sale de la tarea diaria de delitos de calle y apuntamos a los más complejos. Se concreta algo que venimos trabajando hace tiempo", resumió.

El subsecretario de investigación criminal del Ministerio de Seguridad provincial, Rolando Galfrascoli, agregó: "Esto se trata de empezar a atacar al delito económico de cuello blanco. Las maniobras son millonarias". No descartó la comisión de delitos relacionados con la Justicia Federal, como trata o narcotráfico.

Compartir: 

Twitter
 

Los fiscales Baclini y Narvaja, en la conferencia de prensa que dieron ayer.
Imagen: Sebastián Granata
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.