CIUDAD

Lilita ratificó apoyo a Binner y eligió a sus hombres de confianza

Su aval a la candidatura a gobernador de Binner "es a cambio de nada". Dejó en claro quiénes son las personas de su confianza en Santa Fe: los ediles Roldán y Comi, Javkin y la diputada García.

 Por Alicia Simeoni

Elisa Carrió estuvo ayer en Rosario donde ratificó ante el presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, y el intendente Miguel Lifschitz, que apoyará la candidatura a gobernador del ex intendente Hermes Binner y que para eso "no pedirá nada a cambio". Carrió se encargó de dejar en claro quiénes son las personas de su confianza en Santa Fe que integrarán la Mesa Carrió Presidente y señaló entre ellas a los concejales Carlos Comi y Nire Roldán, al ex edil Pablo Javkin y a la diputada Susana García. La división de aguas con la conducción del ARI santafesino que encabeza Alberto Muñoz fue tajante y en varias oportunidades señaló que no le preocupan los cargos y ubicaciones que en las futuras elecciones pueda obtener el partido provincial como integrante del Frente Progresista Cívico y Social. Carrió no tuvo casi contacto con las autoridades del ARI santafesino a cuyos integrantes les pidió que entiendan que necesita gente de "confianza" para trabajar y caminar por su candidatura presidencial. Sin vueltas dijo que "lamentaba" que algunos no creyeran en ella y que digan que "nos hemos corrido a la derecha". Con absoluta tranquilidad Muñoz dijo que consideraba positivo el paso de Carrió por Rosario ya que ahora tienen una misma sintonía en cuanto a lo que hay que hacer en la provincia para "que se terminen los 24 años de lo peor del justicialismo en la provincia". Se refería por supuesto al apoyo a la candidatura a gobernador de Binner que hizo pública Carrió y que el partido provincial decidió hace tiempo.

En el Palacio. Carrió llegó al Palacio de Los Leones con una hora de atraso, a las 11.20, que atribuyó al mal servicio de Aerolíneas Argentinas. Muy tostada y elegante, con vestido de gasa de fondo blanco y con detalles predominantes en naranja, verde y rojo, tuvo respuestas para todo y se encargó en cada una de ellas de marcar y delimitar a quiénes quiere cerca -Comi, Roldán, Javkin y García- y a quiénes dejará que se las arreglen solos en las próximas elecciones, esto es la dirección del partido de Santa Fe.

No hubo una sola oportunidad, tanto al ingresar a la Municipalidad como luego al salir, que Carrió no se encargara de dejar bien en claro que "se trata de cosas distintas", por un lado el partido a nivel provincial que, como señaló, tomó la decisión de integrar el Frente Progresista y apoyar la candidatura de Binner a la gobernación. "Soy una militante que apoyó su candidatura... mi respaldo a Binner es a cambio de nada y me parece que es prudente que sea así porque otro compromiso podría perjudicarlo", dijo.

La mención del "a cambio de nada" se refería no sólo a su candidatura presidencial sino a que no será ella la que reclame para la conducción del ARI santafesino espacios en las próximas listas y en la alianza con el socialismo. "No me preocupa", dijo tajante.

Carrió ingresó a la reunión con el intendente Lifschitz, Giustiniani -a quien nombró en varias oportunidades como la persona con la que desde hace meses conversa para llegar a acuerdos programáticos-, el diputado nacional Eduardo Di Pollina, el secretario de Gobierno, Juan Carlos Zabalza y el legislador provincial Sergio Liberatti, con la gente que ella mencionó un rato antes como su más cercana y la que motorizará la campaña Carrió 2007. Cuando se le preguntó a Lilita por qué no estaban las autoridades partidarias con ella en la Municipalidad dejó en claro que la Mesa Carrió Presidente iba a estar integrada por Comi, García, Javkin y Roldán "ya que son las personas de mi confianza, las que han sabido renunciar..."

--¿La diputada Alicia Gutiérrez o el presidente del partido Alberto Muñoz no son de su confianza? -se le preguntó.

--Ellos ya tienen una negociación en marcha y yo la respeto pero están en el marco del Frente y yo vine en calidad de candidata a presidente de la Nación por una coalición cívica.

En la Bancaria. Carrió hizo su ingreso a la sala de la Asociación Bancaria de Rosario sin cruzar saludos, mucho menos abrazos, con dirigentes del ARI santafesino y aún con los diputados provinciales de la fuerza, Gutiérrez, Verónica Benas, Aldo Strada, que se ubicaron como parte del público. En el escenario estuvo acompañada por aquellos a quienes ya había nominado como las personas de su confianza.

En el encuentro con la militancia, Carrió ponderó la estrategia del ARI nacional para no caer en "trampas" del oficialismo y de la oposición, habló del candidato "del régimen que era (Roberto) Lavagna" y de su "desgaste" y aseguró que ella será presidenta de los argentinos y que si no es así está "dispuesta a pagar los costos que sea". Aclaró también que deja de ser la líder del ARI para ser la de una coalición y mencionó que la integrarán entre otros Patricia Bullrich, sectores cristianos e hizo hincapié en la interreligiosidad e interculturalidad que se sostienen en el contrato moral, el contrato republicano y la distribución del ingreso.

Fustigó en su intervención a quienes dicen que "nos hemos corrido a la derecha" y aquellos para quienes "yo no soy suficiente garantía de que lo que digo lo voy a llevar a cabo... Lo lamento mucho", expresó cuando fue aplaudida por muchos y recibió el silencio de otros.

Volvió sobre la cuestión santafesina para decir que respeta la decisión de la conducción del ARI aunque no haya compartido la táctica con la que se llegó hasta el Frente. "Les pido que entiendan que en la cuestión nacional debo estar rodeada por gente de mi confianza -insistió- y así podremos caminar en paralelo...".

El presidente del ARI a nivel provincial sacó un balance "positivo" de la visita de Carrió. Recordó que la mesa provincial después de un debate sobre lo que había que hacer en la provincia y la manera de abordar la próxima etapa definió ser más tolerante "con los similares y en ese sentido estamos muy contentos de que a nivel nacional, provincial y local tengamos una misma lectura acerca de cómo colaborar para que se terminen 24 años de lo peor del justicialismo en la provincia".

Compartir: 

Twitter
 

Giustiniani y Lifschitz, entre otros, recibieron a Carrió y su gente de Rosario. Lilita no tuvo casi contacto con las autoridades del ARI santafesino.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.