CIUDAD › EL CONCEJO TRATARA MAÑANA EL PEDIDO DE LFSCHITZ

Con facultad para aumentar

El intendente quiere que el Ente del Transporte Público elabore un estudio actualizado de costos que le permita determinar con precisión la nueva estructura tarifaria que regirá en la ciudad.

El intendente Miguel Lifschitz envió ayer al Concejo un mensaje solicitando a los ediles que le cedan la facultad de aumentar la tarifa del transporte urbano de pasajeros. Al mismo tiempo, Lifschitz propuso que en un plazo no mayor a 30 días, el Ente del Transporte elabore un estudio actualizado de costos que le permita determinar con precisión la nueva estructura tarifaria, que se ubicará entre $1,10 y $1,20 y entrará en vigencia antes de marzo. El jefe comunal defendió la cesión de facultades, argumentando que la legislación vigente -establece que los concejales fijan la tarifa del TUP- es "antigua". Mañana, para habilitar el tratamiento de la iniciativa en el recinto, el socialismo necesitará el apoyo del ARI o el bloque que lidera Jorge Boasso. El titular de la bancada arista, Nire Roldán, adelantó que no avalará el proyecto oficial. Boasso dijo no tener aún postura tomada. Sin el voto del edil radical, el mensaje no obtendrá despacho de la Comisión de Servicios Públicos y la sesión extraordinaria deberá pasar a cuarto intermedio.

Pasado el mediodía de ayer ingresó al Palacio Vasallo el mensaje del intendente. "Considerando la necesidad de mantener el equilibrio entre los costos y los ingresos del sistema urbano de pasajeros dispónese que el Ente del Transporte Rosario elabore un estudio actualizado de costos en un plazo no mayor de 30 días facultándose al Departamento Ejecutivo a fijar nuevas tarifas que garanticen la sustentabilidad del proceso de renovación de unidades y de mejora del servicio", señala el texto.

Lifschitz explicó que su intención era que "el Ente elabore en un plazo de no más de 30 o 40 días un informe pormenorizado y a partir de allí tomar alguna decisión. Desde luego que corrección va a haber pero no tenemos estimado ni valor ni el momento para hacerlo. De todas formas no sería inmediato. Podría ser en marzo o tal vez un poco antes".

El intendente defendió el pedido de cesión de facultades formulado al Concejo. "Soy partidario de que esto sea una facultad del Ejecutivo ya que por una ley muy antigua (la Ley Orgánica de Municipalidades) le corresponde al Concejo fijar tarifas de carruajes, tranvías, etcétera. Evidentemente estamos hablando de una legislación muy antigua, pero sigue vigente. Pero creo que el receso del Concejo y el período de transición amerita que podamos tener esa facultad en forma transitoria".

Consultado por Rosario/12, el presidente del Concejo, Miguel Zamarini, explicó que el procedimiento a seguir mañana "va a ser el mismo que se utilizó para el tratamiento del tema taxis. Se reunirá la comisión encargada (en este caso Servicios Públicos) y en caso de obtener despacho favorable, después de la sesión de prórroga se realizará la extraordinaria donde se tratará exclusivamente el mensaje del intendente que se aprobará con mayoría simple. Si no se consigue despacho, se pasa a cuarto intermedio hasta que se consigan los votos para habilitar el tratamiento". En la Comisión de Servicios Públicos, se requieren cuatro firmas sobre siete integrantes. El socialismo tiene tres votos propios, dos el PJ, uno el ARI y el restante es Boasso. Ayer, en declaraciones a Radio Dos, Nire Roldán anticipó que no apoyará la cesión de facultades al intendente por su oposición a trasladarle a los usuarios un nuevo incremento tarifario sin que antes haya mejorado el servicio. Roldán condicionó un eventual futuro apoyo al incremento tarifario a las precisiones que aporte el Ejecutivo sobre el nuevo sistema de transporte ya adjudicado.

Ante la segura oposición del justicialismo, el voto de Boasso será clave. Con su firma en la comisión, se habilitará el tratamiento en el recinto y allí, aún absteniéndose el bloque radical, el socialismo tendría asegurada la aprobación del mensaje merced a la utilización del doble voto de Zamarini. "Aún no definimos una postura con (su compañero de bancada, Néstor) Trigueros, vamos a fijarla con fundamento después de estudiar el tema y votaremos con convicción", dijo el edil.

Para despejar algunas dudas, Boasso fue claro: "Yo no me lavo la manos, no recuerdo haberme abstenido en temas importantes en los años que llevo en el Concejo. No estoy de acuerdo con los argumentos que dio el PJ para justificar su oposición", planteó.

Compartir: 

Twitter
 

La actual legislación establece que los ediles fijan la tarifa del transporte urbano. Sin embargo, el intendente Lifschitz calificó la norma como "antigua".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.