CIUDAD

Lavagna repasó los logros del plan económico del gobierno

"Creo firmemente que se inicia un proceso de expansión ininterrumpido", dijo el ministro en Rosario, luego de hacer un balance de gestión al frente del ministerio de Economía.

 Por Horacio Vargas

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, estuvo ayer en Rosario para repasar los logros del plan económico del gobierno nacional. En ese sentido, aseguró que el Producto Bruto Interno (PBI) -particularmente la producción industrial- se encuentra "en sus máximos históricos", con crecimientos de 31,5 y de 53,4 por ciento respectivamente en los últimos tres años y medio, se incrementaron las reservas en 26 mil millones de dólares, la desocupación bajó 14 puntos, hay superávit fiscal, exportaciones records y niveles de inversión en su máximo nivel en 15 años. "Pueden haberse creado las bases para una etapa diferente en la Argentina, para un punto de partida hacia un cambio sustentable", dijo el ministro que lleva tres años y medio al frente de Economía.

El titular del Palacio de Hacienda efectuó un balance de gestión ante decenas de empresarios de la región que llegaron hasta el restaurante de La Fluvial para escucharlo, a la hora del almuerzo, en el marco de un ciclo llamado "El 2010 y la inclusión social", organizado por la revista Rosario Express y la Fundación Apertura.

Lavagna destacó que la deuda de la Argentina "está hoy en niveles sustentables y compatibles con la capacidad de pago del país". Recordó que desde que comenzó su gestión se han "efectuado pagos netos a los organismos financieros internacionales por 14.475 millones de dólares, al tiempo que se incrementaron las reservas" monetarias.

El ministro mencionó además que "la producción de granos es (en la actualidad y) por primera vez, de 84 millones de toneladas", que "la construcción creció 108,4 por ciento en los últimos 42 meses" y que "las exportaciones superan los 38 mil millones de dólares, lo que constituye un récord histórico", con fuerte incidencia de las manufacturas de origen industrial y agropecuarias.

Tras señalar que actualmente los niveles de inversión son los más altos de los últimos 15 años, con un 21 por ciento del PBI, puntualizó que "el desafío es consolidar este esquema en materia de inversión y empleo" y, a la vez, "continuar restaurando los efectos sociales de políticas pasadas".

En lo que hace a la desocupación, resaltó que, desde la crisis económica del 2001 a la fecha, "se redujo en, por lo menos, 14 puntos porcentuales" los indicadores de desempleo. En ese sentido, apuntó que en el 2002 la tasa de desocupación era del 24 por ciento, en setiembre de este año bajó al 10,3 por ciento. "En el sector privado se crearon 6.200.000 puestos de trabajo, que tuvo un efecto enorme para bajar la pobreza y la indigencia", recordó. Aunque señaló que "falta muchísimo". Y entonces enumeró que existen 6 millones de pobres, 5 millones de indigentes y hay más de 1.800.000 jóvenes mayores de 14 años en situación extrema de vulnerabilidad social.

Por otra parte, Lavagna señaló que "muchos piden paquetazos, planes mágicos y salvadores, anunciados casi teatralmente, que según dicen cambian todo, y reglas rígidas que implican sacar las medidas y encerrarse en ellas, adoptando una forma de piloto automático, durante 11 años vivimos este mamarracho, esa no es nuestra forma de hacer política económica".

Lavagna consideró que "el futuro argentino hay que construirlo en torno a cuatro ejes centrales: educación, ciencia y tecnología; inversión y productividad; revalorización del ahorro nacional y la inversión extranjera como complemento del mismo, y distribución equitativa del ingreso".

"Durante los últimos 27 años la economía argentina perdió el rumbo estratégico, tambaleó ante recetas que empeoraron la distribución del ingreso, con salidas fáciles, charlatanerías que terminaron en profunda decepciones", remarcó.

"Después de la crisis del 2001, que dañó enormemente el cuerpo social argentino, puede haberse creado las bases para una etapa diferente en la Argentina, para un punto de partida hacia un cambio sustentable", agregó.

Pensando en el 2010, año del Bicentenario, Lavagna dijo: "Creo firmemente se inicia un proceso de expansión ininterrumpido, que absorberá el desempleo, bajará los índices de indigencia y elevará la calidad educativa, que es un tema central en el mediano plano, no es fácil, pero

es una oportunidad que no debemos dejar pasar, este desafío excede lo económico, la sociedad debe recuperar la autoestima, debe ser protagonista, rechazar los extremismos y los facilismos, evitar el conservadurismo rancio y el progresismo de salón, hay que pensar en un crecimiento económico continuo y sostenible en el tiempo en una economía capitalista".

El funcionario destacó que el programa económico que lleva adelante el Gobierno se basa en un "esquema consistente", sustentado en el "superávit fiscal, la reducción de la deuda, el ahorro nacional y tipos de cambio acordes a las productividades relativas".

También subrayó la importancia de mantener "reglas de juego claras, con respeto de la propiedad privada y de los contratos" y de la "articulación de la acción entre el sector estatal y los privados".

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Lavagna llegó acompañado del intendente Lifschitz. "Muchos piden paquetazos, planes mágicos y salvadores, anunciados casi teatralmente".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.