soy

Viernes, 22 de enero de 2010

PD

x Haití

cartas a [email protected]

Haití: lo único que queda es la solidaridad

Regresé en la madrugada de hoy de Haití, todo lo que pueda contar es poco. El olor a cadáveres nubla la razón, los miles de cuerpos atrapados y llorando debajo de los escombros te hace sentir una migaja, las personas parecen mirar a otro mundo, sus ojos parecen relámpagos que huyen del horror. Las gentes son caminantes, que van y vienen sin rumbo, deambulantes que cargan dolor y miseria, deambulantes que cargan sueños en ruinas, las gentes caminan, caminan, caminan, es como si al caminar se liberaran de la tragedia.

Han construido improvisados campamentos en cada espacio que la tragedia haya dejado libre, en plazas parques, calles, solares vacíos, aun en las poquísimas estructuras que quedan levantadas, las gentes no entran, estar bajo algún techo genera temor, inseguridad, miedo, pues aun la tierra sigue danzando, reacomodando sus placas, cerrando su ciclo. Todavía ayer no llegaba asistencia médica a los campamentos, y en las calles las personas intentaban curar sus heridas y alargar la muerte mediante lo único que tenían a mano, la espera.

Decidí buscar a mis amigas, a Lise, a Colette, a Ann Marie, a Miriam, a Nikette, a Susy, a Magui, a Olga y a otras, y fui a visitar sus oficinas, algunas estaban convertidas en polvo, otras semidestruidas y nos las encontré a ninguna. Una persona me informó que Ann Marie murió, lloré, lloré, lloré y seguí. No sólo las personas, también las infraestructuras del Estado sucumbieron (Palacio Presidencial, Hospitales, Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Ministerio Publico, Ministerio del Interior, Obras Publicas, Fuerzas Armadas, Edificio de Impuestos Internos, en fin, el Estado no existe.

La ayuda es lenta, porque no hay con quien coordinar, el aeropuerto no tiene torre de control, no tienen espacio para que lleguen más aviones, no hay luz para trabajar en la noche. Naciones Unidas abrió un puente aéreo, pero no es suficiente.

Las organizaciones de sociedad civil de República Dominicana constituimos una comisión binacional para intentar crear una plataforma en Haití que pueda ser receptora de la ayuda, estamos haciendo intentos por infundirles un poco de fuerza a las amigas y amigos que no partieron, para que estructuremos una coordinación. En este momento la solidaridad es el único aliciente. Hay que moverse para conseguir dinero para comprar las cosas más urgentes. La Colectiva Mujer y Salud que está a cargo de la Comisión de Salud de la Coalición ha abierto esta cuenta.

Banco de Reservas
c/ Isabel la católica Nº 201
Zona Colonial
Santo Domigo República Dominicana
Swift code o ABA Nº 010-251497-6

Incluyo también un correo que hemos abierto para garantizar la atención permanente de las personas interesadas.
[email protected]

Sergia Galván

Aids for Aids internacional anuncia la necesidad urgente de medicinas para personas viviendo con VIH en Haití

La comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH SIDA hace suyo el pedido de ayuda de Aid for Aids y solicita contactar a esta fraterna organización con la cual compratimos acciones hace mucho tiempo para colaborar con las más de 120 mil personas viviendo con VIH o sida en Haití en este dramático momento.

Para efectivizar las colaboraciones:
Aids for Aids
Jesús Aguais, Executive director en Nueva York: www.aidforaids.org

COPRESIDA.
Dr. Gustavo Rojas
En Santo Domingo: www.copresida.gob.do

Patricia Pérez, Chair ICW Global

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.