soy

Viernes, 5 de febrero de 2010

¡UFA!

No te registro

Es habitual escuchar que las lesbianas son “invisibles” aun cuando la publicidad abuse del erotismo lésbico para cualquier clase de producto que quiera promocionar, desde bombachas hasta bebidas. Gancia, por ejemplo, en su última campaña, mezcló entre varias parejas heterosexuales a dos amorosas chicas que se eligen entre sí. ¿Por qué entonces la invisibilidad? Fácil, las chicas, por mucho que aprieten, siempre parece que están jugando, histeriqueando, tentando a los muchachos que agradecen desde la barra. No son lesbianas, son amigas cariñosas y por eso nadie pone el grito en el cielo cuando ellas aparecen en afiches de vía pública, revistas o televisión. Sin embargo las mismas escenas están prohibidas para los varones. Si ellos se abrazan será sólo porque están festejando un triunfo del equipo de sus amores. Y si se besan de puro entusiasmo, bueno, serán prohibidos. Así pasó esta semana con una publicidad del sitio de citas manchush.com que no pudo anunciar en el Superbowl –megaevento deportivo de los Estados Unidos– porque la cadena CBS no les dio espacio para, al momento siguiente, lanzar una encuesta on line preguntando sobre si estaba bien o es de mal gusto ver a dos hombres besándose en público. Las protestas contra la CBS están en marcha, pero la anécdota deja en claro, al menos, diversas formas de la discriminación: la imagen de ellos fue censurada, a las chicas directamente ni se las registra.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: mancrush/gancia
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.