soy

Viernes, 18 de junio de 2010

EPA

Dale gas

Travesti para GNC Estamos en la búsqueda de una travesti para una vacante en estación de GNC en la ciudad de Rosario. La búsqueda está orientada a personas con ganas de trabajar, buena presencia, dinámica y dispuesta al crecimiento dentro de la empresa. Esperamos que nos envíes tu currículum lo antes posible, ya que la selección será en tres semanas. No dejes pasar esta oportunidad. Enviar currículum a [email protected]

El aviso apareció en la segunda semana de este mes —lo que quiere decir que está vigente— en la página grippo.com que también tiene sitios propios en Facebook y Twitter. Ahí se puede encontrar todo tipo de clasificados, desde venta de automóviles hasta pedidos y ofertas de trabajo. ¿Por qué éste en particular llama la atención? Obviamente por el interés en la identidad de género de las posibles candidatas. Pero es al escribir esta última frase donde se despliegan las razones de la sorpresa en un arco amplio que, por ejemplo, Marlene Wayar —directora de la revista El Teje— define así: “Tal vez sea un fiasco, tal vez sea un deseo hecho realidad o alguna manera de obtener más rédito en el empleo de alguien que haga que la estación de servicio sea publicada o atractiva para los concurrentes habituales, o una forma de acceder a sexo gratis por parte de un empleador al que las travestis le atraen”. Entre el deseo cumplido y el fiasco, entre la incredulidad porque alguien busque una travesti para un trabajo convencional y la posibilidad siempre latente de que las personas trans sean abusadas sencillamente por ser quienes son, como si desafiar la regla binaria del género implique estar siempre disponible para los deseos de otros; en ese vaivén se cuela esta búsqueda de trabajo que por lo menos permite la asociación con la convocatoria a mujeres jóvenes para trabajar en estaciones de servicio hace unos años, eso sí, en ropas bien ceñidas como si fueran cebos para conductores machos y héteros. Aun así vale la pena difundir el aviso y poner los votos del lado del deseo cumplido de encontrar alguna cosa que no sea una oferta para trabajar en “departamento privado”, el eufemismo con que se nombra a los prostíbulos, cuando una travesti se asoma a los clasificados.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.