soy

Viernes, 27 de agosto de 2010

SOY POSITIVO

Su pregunta no molesta

Me siento feliz, se está cumpliendo uno de mis sueños que es recibir correo de lectores y poder contestarles. Me siento como una especie de AR en versión puto. Antes que nada quiero agradecer los alentadores mensajes de LT, NCR, L y PG. También agradezco su mensaje a SA, aunque no me parezca tan “copada” la última frase del texto que envió: “La noche estaba hermosa, y me fui caminando feliz, contento, orgulloso de lo copado que soy, que hasta cojo con flacos que tienen el sida”.

Pero sobre todo me voy a detener en algunas dudas que plantea PG:

“... Hay un único motivo por el que ‘con’ [preservativo] me parece importante, y es que la flora bacteriana del recto no es ‘compatible’ con la del pene, y puede provocar una infección genital al que penetra. Más aún, en alguna ocasión, en el forro quedó materia fecal. No muy alentador, por cierto. Fue en una relación anal con mi mujer. [...] Hace años que vengo dando vueltas con la posibilidad de estar con un varón, y lo que más me calienta es comportarme como pasivo y ser penetrado, qué digo, ¡ser cogido! ¡recontra cogido! Lo que me detiene es el miedo al dolor y/o a una lastimadura. Porque como no pienso tomarlo como opción sexual única, ¿cómo carajo le explico a mi mujer por qué me sangra el culo? Para coger por el culo con ella, compré uno de esos plugs dilatadores, pero no el inflable, sino uno común. Un día, que estaba solo, me lo apliqué a mí mismo. Entró con facilidad y el bombeo fue muy excitante. Pero no pasa de los 2,5 cm de diámetro. Así cualquiera”.

Querido P, es interesante tu planteo acerca de la materia fecal durante el sexo anal. Mi amiga y confidente L hizo una atinada observación: “Lo que no hay que usar, después de la caca de la señora, es su concha, porque ahí sí que la caca cuenta...”. Por mi parte te digo que el tema da para mucho, es frecuente encontrarse con algún culo sucio. Lavándose bien después, en general no hay riesgos. Dentro del gran espectro de morbosos, encontramos algunos denominados guarros o “pigs”, algunos de los cuales prefieren el sexo escatológico: usar o ser usados por otros como inodoro viviente. Pero también encontramos, en la práctica de sexo leather sm, algunos Amos muy severos que, si el esclavo está sucio al momento de la penetración, le aplican un castigo, en general spanking o latigazos. El consejo para evitar esto es un profundo lavado previo del ano, puede usarse una pera de enemas con agua tibia (nunca muy fría ni muy caliente) y sin jabón. En algunos sex shops del mundo se consiguen unos duchadores anales muy anatómicos...

En cuanto a tu miedo de que tu mujer descubra tu culo sangrando, las posibilidades son remotísimas. Si ella decidiera hacer una exploración minuciosa (lo cual no dejaría de ser un juego interesante) como máximo podría encontrar alguna lesión, pero es raro que un culo quede sangrando tanto tiempo. Vas bien empezando por el dildo pequeño, de a poco podés ir incrementando el tamaño y, para evitar lesiones, ¡usá lubricante! l

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared