soy

Viernes, 29 de octubre de 2010

NOTA AL PIE

Calaveras

 Por Raúl Trujillo

Despellejar, así se dice en México para cuando a base de chismorreos se acaba con la identidad del otro. Ahora literalmente los narcos lo hacen con sus víctimas en algo como retirar la identidad y dejar al otro en pura calavera y última verdad.

Desde la esquina, irónico y casi en la misma postura holgada y placentera que su dueño, burlón se asoma un esqueleto y en su calavera, la risa congelada de la muerte.

Esta primera década —tan terrorista— del nuevo milenio ha estado cargada por un imaginario sobre la muerte reflejado en la moda calaveresca que ya va para su séptima temporada, posiblemente en un declive en ventas por saturada y “demodé”.

Las elegantes y sofisticadas “pelonas” británicas marcaron el retorno de la estructura ósea como referente e inspiración que un siglo antes también sedujera a los impulsores del Art Nouveau y que tanto reconocemos en el mobiliario que recuerda a cóccix, caderas o fémures sin gesto, pero claramente orgánicos estilizados y resistentes. De lo inglés, el estilo dark o gótico McQueen acompañó al de Tim Burton, éste con más humor. Y en una jugada que el arte contemporáneo no acaba de digerir, la versión en diamantes de una calavera maya recubierta en jade llamada Para el amor de Dios, de Damien Hirst, se vendió como la obra de arte más costosa de la historia, financiada por los ahora célebres propietarios que conforman ese exclusivo holding financiero que renta al genio, salpicado por los escándalos de los diamantes de sangre de Africa. Tan mediática y controversial ha sido toda esta jugada que bien la podríamos ubicar en el listado de las más pop que lidera la globalizada calavera con orejas Mickey Mouse en esténcil que, veloces, los orientales replicarían kitsch en sus t-shirts pronta moda. Ya que versiones ancestrales orientales poco conocemos y tradicionalmente de ese lado del mundo... ¡con la muerte no se juega, je je je...! De este lado sí y se ironiza tal vez como icono de la única seguridad “en medio de tanta inseguridad”... ¡Algún día vamos a morir!

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.