soy

Viernes, 3 de diciembre de 2010

El primero ya es sexto

El periódico travesti El Teje vuelve a salir a la calle para denunciar la violencia cotidiana contra personas trans y para apropiarse de todas las estrategias de resistencia que a diario se le oponen.

"Pamela cuenta que a Daniela, La Rubí, le dispararon un tiro el día 18 de abril, que según supo permaneció tirada durante una hora y media en la vereda, que la policía la interrogaba en el mismo lugar, antes de solicitar la asistencia médica. Según me enteré, dice Pamela: ‘La levantó un cliente en un Polo gris, le solicitó un servicio, ella aceptó, llegó el cliente, la llevó a su casa y cuando bajó le dijo: 'Rubia, esto es para vos'. Y seguido le disparó a la altura de la ingle. Los vecinos fueron quienes llamaron a la ambulancia porque la policía lo único que hizo durante el tiempo que estuvo tirada en el suelo fue verduguearla, humillarla". Daniela fue trasladada al hospital Paroissien de La Matanza, estuvo internada un mes. Durante ese tiempo le hicieron tres intervenciones quirúrgicas. Aparentemente en el hospital le entró un virus intrahospitalario que complicó su situación, provocándole una fuerte infección. Padeció todo ese mes y el día 8 de mayo falleció a las 9:30 de la mañana. Se hizo cargo su hermana y la mae Carla, que es su referente espiritual en la religión afro brasilera umbandista. Daniela no tuvo velorio porque la situación económica de sus compañeras no permitió contratar un servicio fúnebre. Ella se vino de jovencita en busca de un futuro mejor a Buenos Aires. Su única parienta era su hermana, que vive en la villa Santos Vega. De las cuestiones burocráticas y trámites se ocupó Carla y las demás compañeras travestis. "Diana Sacayán se disculpa en el número 6 de la revista El Teje –primer periódico travesti latinoamericano, que ayer volvió a salir- por insistir con historias parecidas a la que cuenta ahora, de la que sacamos este fragmento. Es una disculpa retórica que quedará al margen del compromiso de contar con todo detalle eso que no suele salir en los medios o se anotará en escuetas líneas sin ningún respeto por la identidad de las víctimas, sin indagar en las causas por la que estos crímenes, crímenes de odio contra personas trans, son tan abrumadores, tanto en número como en crueldad. Se trata de violencia de género, de una violencia naturalizada sobre quienes ni siquiera existen para el Estado: de hecho, como apunta la directora de El Teje, Marlene Wayar, ni en las partidas de nacimiento ni en las de defunción las personas trans son anotadas, narradas, historizadas. Será la palabra que anda de boca en boca la que conservará entonces la memoria colectiva, tal como lo viene haciendo hasta ahora, hasta desembocar en ejercicios de resistencia como esta revista, como ciertos libros, como tantos textos escritos a contramano de la letra de la burocracia, que mientras no haya ley seguirá ignorando estas trayectorias. Las voces, de todos modos, se hacen escuchar. Y en El Teje se leen fuertes y claras: a la nota de Sacayán sobre el asesinato de Rubí, en La Matanza, la acompaña otra de Lohana Berkins que indaga sobre la dificultad para llorar a las compañeras víctimas de violencia a través de la muerte de Andrea López y otra crónica, de Bruno Viera, sobre la resistencia de mujeres trans en La Plata frente al acoso de un grupo de motoqueros que consiguieron apropiarse de la calle. Pero no todas las noches. En este vaivén entre humor, dolor y resistencia, El Teje sale por sexta vez a la calle. Y vale la pena buscarla para escuchar y leer esas historias de las que muchos y muchas hablan, pero esta vez en primera persona y sin mediaciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared