soy

Viernes, 23 de marzo de 2012

MUNDO INTERIOR > MISIONES: ACTIVISTAS EN PELIGRO

La garganta del diablo

 Por Paula Jiménez

Hay una misión que en Misiones no es tan fácil: el activismo. Según confirma la presidenta de la agrupación Glttbi de la región, Laura Bronzino, la mala fama que la provincia se ha sabido ganar en materia de derechos humanos, no es un cuento. Tal vez esta información era algo que la misma Laura pretendía dejar de lado en su desenvolvimiento cotidiano, pero los mensajitos aparecidos en su celular poco después del acto por el Día de la Mujer le pusieron la piel de gallina. “Parece que no estás entendiendo las cosas, gordita –decía el sms recibido el 12 de marzo a las 12.58–. Así que vas a entender por las malas.” Veinticinco minutos más tarde el teléfono volvía a sonar: “Gorda, dejate de joder con la defensa de los trolos o te vamos a boletear”. Era claro. Había que hacer una reunión con el resto de las personas de la agrupación, pergeñar alguna estrategia, seguir luchando —ahora un poco más— por lo de siempre. Laura llamó a sus compañerxs y dio con todxs excepto con uno que no respondía a los llamados, ni daba señales de vida: Leandro Lombardi. Días después, cuando apareció, explicó lo que le había pasado. “Leandro iba cruzando la calle —cuenta Laura— y casi lo atropelló un auto; entonces se acercó a un policía para pedir ayuda y éste le dijo que no era su niñero. Discutieron, el policía lo arrestó y una vez en el calabozo lo desnudaron, lo denigraron, lo tuvieron incomunicado y le falsificaron una declaración jurada.” A Lombardi, que es el secretario privado de una diputada provincial, “se le nota su orientación sexual, algo que en esta provincia a la policía le molesta bastante. Cosas muy funestas están pasando. Compañeros han sido arrestados a la salida de los boliches sólo por ser gays”, dice Laura. Se percibe gran amargura en su voz al mencionar este y otros casos aún más trágicos, como el de Maximiliano Zuñiga, un joven artista plástico detenido en una disco de Oberá, que fue encarcelado y violado por un preso con el consentimiento de los propios policías. Zuñiga, tras reiteradas amenazas y tiros en la puerta de su casa, decidió irse de Misiones. “Aquí los derechos humanos se violan permanentemente. Por ejemplo, dentro de la provincia hay sólo un infectólogo y está en Posadas, para visitarlo ni siquiera se solventan los traslados de los infectados de HIV. Los derechos Glttbi están totalmente avasallados. Las chicas trans son golpeadas cotidianamente, no se les brinda seguridad ni protección, las llevan detenidas por artículos del Código Contravencional. Y, como si fuera poco, somos la única provincia del país donde no tenemos figura de querellantes, es decir, no podemos, como familiares o víctimas, tener participación en los juicios que se nos hacen.” Pero, evidentemente, no son ni el desamparo ni la sensación de peligro valla suficientemente alta para no ser saltada por la agrupación Glttbi, que frente a un panorama homofóbico e invisibilizador insiste en transformar el estado de las cosas. Es que su presencia se vuelve aún más manifiesta dadas las características del entorno y se gana enemigos en la proporción en que va y conquista un espacio cada vez mayor dentro de la sociedad misionera. Actualmente se reúnen en el Centro Cultural Che Kambá, los sábados a las 21, donde se organiza un ciclo de cine-debate y también se dictan talleres de violencia en la pareja y para padres. Previamente se encontraban en las escalinatas de un anfiteatro, pero allí, por cuestiones de visibilidad, la gente no se acercaba. Desde que los encuentros se hacen en un espacio cerrado, concurren entre 20 y 25 personas. “Hay gente que nos acepta y otra que no”, cuenta Laura. “La dificultad máxima que tenemos es la falta de dinero para recorrer el resto de la provincia donde no tenemos sedes. La idea de este año es juntar lo suficiente para realizar viajes a Iguazú, Eldorado y Oberá.” Parece ser que en la provincia de la tierra colorada suenan por todos lados los pedidos de ayuda y los hechos de violencia caen uno sobre otro, como las gotas de una catarata. Nada de maravillas.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.