soy

Viernes, 13 de diciembre de 2013

SER Y ESTAR > BAILARíN / COREóGRAFO / PREPARADOR FíSICO / PERSONAL TRAINER / MASAJISTA / EMPLEADO ADMINISTRATIVO.

Gastón Roberto Ghiara

Esta es mi primera casa, que heredé de mi abuelo. Casi todo lo que es de madera lo hizo él a mano. Es el único espacio donde puedo estar tranquilo, donde descanso.

 Por Sebastián Freire

1 Arco y flechas
Desde chico siempre me interesó la arquería, porque te exige concentración y dejar los quilombos afuera. También requiere, aunque no parezca, un trabajo físico: estirar, elongar. Desde hace un año que me estoy dando el gusto de practicar.

2 Bongo, claves y zapatillas de baile
Representan mi parte artística, la música y el baile. Desde chico siempre me gustó aunque no era una actividad “normal” (yo vengo de un ambiente de gente de oficina oficina oficina). Empecé a estudiar baile a los 17 años, hace 9. Las zapas de baile me las pude comprar el año pasado. La música es algo que uso yo para liberarme. Se me nota mucho el estado anímico cuando bailo. En la vida la piloteo más, pero cuando bailo no puedo ocultar lo que siento.

3 Bokken y Katana
Todo tiene que ver con las artes marciales, que empecé a aprender en el 2002. Yo veía muchas películas de Steven Segal y me dije que quería hacer eso, porque era muy petiso y gordito, al que cargaban siempre, puteaban y golpeaban. Después me di cuenta de que las artes marciales no son necesariamente para cagar a palos a los demás, te enseñan otra cosa: la no violencia, la concentración, defenderse utilizando la cabeza. Empecé con aikido, que me dura hasta ahora, pero pasé por karate, kung fu, boxeo, kickboxing, etc. Cuando dejé la carrera de Sistemas que estaba haciendo me concentré más en esto.

4 Osito
Este oso es el único que duró a lo largo de los años, herencia de mi mamá. Los colores son los de Huracán, que es su equipo. Yo soy de River. Lo ponía en la cama y dormía con el oso, en vez de dormir abrazado a la almohada abrazaba al oso. A pesar de las mudanzas y los años, sólo tiene un agujerito en una mano. Mi vieja me ha tirado un montón de juguetes y osos a la mierda y éste es el único que sobrevivió.

5 Campera de la moto
Las motos son la única pasión que heredé de mi viejo. En el 2009 me di el gusto de la primera moto: una motito para aprender. Después le tomé mucho gusto y conocí a un mecánico del que me hice muy amigo y me contaba mil historias de motociclismo. Después me compré una moto más grande, la campera ésta en el exterior, a través de un amigo, y empecé a salir a la ruta. Viajando a Baradero con un amigo me di un palo. Yendo por la vía rápida en Panamericana, una señora pasó al lado mío, volanteó y me la dio y volé a la mierda. A la señora la frenaron entre mi amigo y un policía que pasaba porque se quería borrar. Tuve algunas heridas leves porque llevaba esta campera, que me salvó la vida. La quise vender cuando vendí la moto, pero se ve que el destino quiere que me la quede porque nadie me la quiso comprar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.